Una de las películas que estuvo a punto de entrar al terreno de lo mítico en el cine mexicano es “Ana y Bruno”, cinta animada de Carlos Carrera, basada en la novela “Ana” de Daniel Emil, la cual fue anunciada desde el 2010 y que ha atravesado diversas complicaciones para por fin poder llegar a las pantallas mexicanas, descubriéndonos quizá la mejor cinta animada de la historia de México a la fecha.

Todd Haynes es un director polémico, ubicado por muchos como uno de los principales exponentes del New Queer Cinema, su cine en muchas ocasiones sacrifica una narrativa fluida por un preciosismo visual que pareciera muchas veces le interesa más que el crear una película donde la historia este sobre el aspecto visual. Tras la fallida "Carol(2015) regresa con “Wonderstruck”, la cual resulta una agradable sorpresa que logra equilibrar (o casi) lo visual con lo narrativo.

Wonderstruck"

1927 Rose abandona la casa de sus abuelos para ir a Nueva York y buscar a su madre, una prestigiosa actriz de cine y teatro. 1977, Ben, huye de casa en Minnesota tras la muerte de su madre decidido a encontrar a su padre, a quien no conoce, en Nueva York. Las dos historias comparten puntos en común que les hacen coincidir en emociones y sensaciones.

Director: Todd Haynes

Guión: Brian Selznick basado en su novela homónima

La comedia se ha vuelto el género preferido por los realizadores mexicanos para intentar asegurar así una taquilla que les permita recuperar lo invertido y seguir adelante. Desafortunadamente el exceso de lo mismo comienza a cansar no sólo al espectador sino en las tramas que parecen copiarse unas a las otras, siendo pocas las que buscan, sin inventar el hilo negro, apostar por historias que se alejan un poco de la fórmula. Tal es el caso de la Opera Prima de Hugo Lara, “Cuando Los Hijos Regresan”.

Cuando Los Hijos Regresan

Manuel y Adelina son unos padres ya jubilados que viven tranquilamente sus vidas sin muchas preocupaciones. Por diferentes circunstancias, los tres hijos del matrimonio, independizados hace tiempo, tienen que volver a vivir con ellos. La paz que reinaba en la casa desaparece y Manuel y Adelina trazan un plan para echar a los chicos de la casa y recobrar su vida.

Director: Hugo Lara

Guión: Hugo Lara / Claudia González-Rubio

Michel Hazanavicius saltó a la fama internacional con su cinta “El Artista” ( The Artist 2011) la cual rendía tributo al cine silente al recrear una película de esos años, con todos los elementos técnicos y narrativos, ganadora del Oscar a Mejor Película. Ahora, regresa con “Le Redoutable”, cinta que nos narra un pasaje en la vida de Jean-Luc Godard, la cual ha desatado de nuevo la polémica y los aplausos.

Le Redoutable

Jean-Luc Godard conoce a Anne Wiazemsky y queda prendado de ella de inmediato. Su relación comienza a deteriorarse cuando los sucesos del mayo de Paris toman lugar, llevando a la pareja a alejarse cada vez no sólo entre ellos sino de lo que buscan en la vida.

Director: Michel Hazanavicius

Guión: Michel Hazanavicius

Basado en la novela “Un an après” de Anne Wiazemsky

Yorgos Lanthimos es un director que ha conquistado a las audiencias mexicanas quienes encuentran en su cine un escape a la realidad sin dejar por ello de ser conscientes de los horrores del mundo moderno, ahora con el estreno de su nueva cinta, “The Killing of a Sacred Deer” vuelve a descontrolar al espectador y confrontarle con sus filias.

The Killing of a Sacred Deer

Steven es un eminente cirujano, casado con Anna, una respetada oftalmóloga. Viven felices junto a sus dos hijos, Kim y Bob. Cuando Steven entabla amistad con Martin, un joven de dieciséis años, los acontecimientos dan un giro siniestro. Steven tendrá que escoger entre cometer un impactante sacrificio o arriesgarse a perderlo todo.

Director: Yorgos Lanthimos

Guión: Yorgos Lanthimos / Efthymis Filippou

Con el gran éxito que fue “La Mujer Maravilla” (Wonder Woman) las expectativas de “Liga de la Justicia” (Justice League) se incrementaron, las cuales aumentaron más cuando se anunció que Zack Snyder dejaba la versión final en manos del estudio por cuestiones personales y que el director que le sustituiría para filmar nuevas tomas sería Joss Whedon, pero lo que llega a pantallas es tan pueril y absurdo que de nuevo se queda en promesa de lo que pudo ser algo increíble y se le niega la oportunidad de serlo.

User Rating: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

Ante la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, diversos sectores nacionales se han promulgado buscando posicionar sus posturas para apoyar los mercados nacionales, la industria cinematográfica nacional no se queda atrás y la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas, junto a la Asociación Mexicana de productores Independientes, El Grito Más Fuerte, han lanzado un comunicado al respecto.

En cineNT los invitamos a leer la postura de la AMACC para considerar en estas negociaciones:

Posición de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas, Asociación Mexicana de productores Independientes, El Grito Más Fuerte frente a la renegociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN)

Resumimos aquí las demandas que la comunidad cinematográfica y del audiovisual ha dado en encuentros públicos y privados con funcionarios gubernamentales.

Las demandas principales son:

  1. Exigimos que, en las negociaciones del TLCAN, el gobierno mexicano solicite que todos los aspectos relacionados con las industrias culturales, cinematográficas y audiovisuales de México sean excluidos del Tratado para garantizar la existencia de la producción (bienes cinematográficos y culturales) y la circulación de la expresión cinematográfica y audiovisual mexicana (servicios), para que gocen de la protección más amplia por ser un derecho humano y no se les considere como simples servicios transfronterizos, ya que implican la triple dimensión de desarrollo humano (creativa, simbólica y económica).

En ese sentido, exigimos que México se adhiera a la opinión de Canadá para no incluir a las industrias culturales en el Tratado, como creadores nos unimos a la propuesta de la Alianza de Artistas de Cine, Televisión y Radio Canadiense  que  ha planteado que: “La exención cultural debe ser mantenida y fortalecida. Debe reforzarse considerablemente cambiando la definición actual de las industrias culturales y eliminando la cláusula sin perjuicio que autoriza represalias contra medidas que han sido incompatibles con el acuerdo si no fuera por la exención”.

El cambio de la definición de las industrias culturales obedece a que sus bienes y servicios ahora pasan por nuevas plataformas tecnológicas digitales que permiten un amplio y dinámico intercambio transfronterizo en el marco del Comercio Electrónico, por lo que se debe eliminar toda limitación de la capacidad de México para regular o gravar los servicios de Internet que proporcionan obras audiovisuales u otras obras artísticas a los consumidores.

  1. Que en la discusión que lleven a cabo los negociadores se consideren, incluyan y respeten las obligaciones contraídas por México en los diferentes tratados internacionales  que ha signado y ratificado, tales como la Convención Sobre la Protección y Promoción de las Expresiones Culturales de la UNESCO, la Convención de Berna para la Protección de las Obras Literarias y Artísticas, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Convención Americana de Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU, relativos a derechos fundamentales como el acceso a la cultura,  a la diversidad cultural, a la libertad de expresión y al derecho a la información plural y diversa.
  2. Distinguir entre los dos sistemas que atañen al Derecho de Autor como un derecho humanista, en contraposición a la concepción anglosajona que ve en la obra una simple mercancía. Bajo este orden de ideas, la actividad cinematográfica y audiovisual concretada en la creación y en la producción de bienes culturales no puede enfocarse bajo un mero aspecto económico ya que tienen una funcionalidad y finalidades que van más allá de los intereses simplemente comerciales, para entrar en los campos de la cultura como elemento de preservación y apoyo a nuestra identidad cultural.
  3. Procurar que se modifique la política tributaria en lo que hace a los ingresos culturales que genera esta actividad económica que no queda gravada en el país pese a que la fuente de ingresos se genera en México, tomando que la regalía es un derecho que atañe a los creadores.
  4. Demandamos que una Comisión de Autores e Intérpretes designada por miembros de nuestras industrias culturales, esté en el cuarto de asesores permanentes del grupo negociador mexicano para salvaguardar los intereses culturales que les conciernen.
  5. En concordancia con la posición de Canadá, no permitir que se elimine el capítulo de solución de controversias en materia de inversiones del TLCAN y que los negociadores no permitan que las diferencias se resuelvan como propone EEUU con las leyes de Estados Unidos. Esto violaría la soberanía nacional. La solución en materia de inversiones puede contar con un mecanismo de arbitraje internacional pero el fondo de la solución debe hacerse en los tribunales nacionales.
  6. No aceptar la posición de los Estados Unidos de ratificación automática de los TRIPS (Trade-Related Aspects of Intellectual Property Rights) en materia de servicios y que México pueda decidir de manera autónoma y soberana lo que a su interés convenga en lo que hace a los aspectos culturales.
  7. Como consecuencia de la renegociación, las instituciones nacionales deben comprometerse con el sector cultural a revisar y actualizar la legislación mexicana, específicamente la Ley Federal de Cinematografía, Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, Ley Federal de Competencia Económica, Ley Federal de Derechos de Autor, Ley General de Cultura y el Código Fiscal de la Federación, con el fin de asegurar el goce efectivo de los derechos culturales preservados por nuestra Constitución.

Además de lo ya expuesto, quienes suscribimos queremos dejar en claro que estas peticiones no obedecen sólo a una actualización y enmienda del Tratado, sino también al replanteamiento de nuestras relaciones con Norteamérica. Finalmente, nos unimos a las demandas de otros sectores productivos de la nación que igualmente abogan por la defensa, preservación y desarrollo de sus intereses.

Atentamente,

Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas, Asociación Mexicana de Productores Independientes, El Grito Más Fuerte.

e-max.it: your social media marketing partner