Alexander Payne es un director que procura dejar al espectador con la sensación de que algo no está bien, de que la amargura dominará siempre y que las desilusiones son parte esencial de la vida. Y ahora con el estreno de “Pequeña Gran Vida” (Downsizing) nos encontramos con una de sus películas más alegres pero también una de las más desoladoras ha hecho.

Pequeña Gran Vida” (Downsizing)

Paul Safranek es un hombre común que decide someterse, al lado de su esposa, a un tratamiento para reducir su tamaño y así poder salir de la crisis económica en la que están. Desafortunadamente las cosas no resultan como él esperaba y pronto se ve sólo y reducido a doce centímetros. Cuando conoce a su vecino de arriba y con ello a su mucama vietnamita, su vida da un giro inesperado que lo llevará a enfrentar sus miedos.

Director: Alexander Payne

Guión: Alexander Payne, Jim Taylor

En “Ratas de la Playa” (Beach Rats) de Eliza Hittman, un joven nini guapo y grandote (interpretado por Harris, una revelación sorprendentemente sobreseída por los nominadores a Premios) vive a un lado de la playa con su familia compuesta de madre estoica padre con cancer y hermanita en la edad de la punzada y perdiendo el tiempo con otros escuincles mariguanos de su misma edad. Por simple curiosidad homosexual, el chamaco visita sitios de sexo donde se engancha con hombres mayores; para taparle el ojo al macho se acuesta con una guapa vendedorcita rogona; y por pura indolencia, acaba siendo la cabeza -embotada, tonta, de inmediato culposa- de un delito.

Ratas de la Playa” (Beach Rats)

La ganadora del Premio a la Mejor Dirección en la categoría dramática del Festival de Sundance en 2017 es una reflexión en torno a la identidad de un joven durante un verano en el barrio de Brooklyn en Nueva York. En ella, Frankie, un adolescente sin rumbo, intenta escapar de su áspera vida familiar mientras pasa el tiempo con sus amigos delincuentes, entabla una posible relación con una mujer joven y coquetea con hombres mayores que conoce en la web.

Director: Eliza Hittman

Guión: Eliza Hittman

El tema de moda en el cine de terror es aquel que tiene involucrados zombies en su historia, no importa si es una cinta basada en videojuegos, en novelas gráficas o novelas de éxito. Es por esa gran cantidad de cintas que nos llegan por lo que ya no nos sorprenden y nos aburren en la mayoría de los casos, con escasas excepciones, como lo es la cinta “Melanie. Apocalipsis Zombie” (The Girl With All The Gifts).

Los Minions, los suspiritos amarillos favoritos de toda una nueva generación llegan a su cuarta cinta, la tercera dentro del esquema de “Mi Villano Favorito”, para darle un cierre a su historia con Gru y mostrarse de nuevo como los seres anárquicos llenos de diversión que siempre deberían de ser.

Uno de los directores de culto más importantes en activo es Edgar Wright quien se ha ganado el respeto de propios y extraños con su “Three Flavours Cornetto Trilogy” que le posicionó como un director de grandes ideas y buenas propuestas narrativas. Ahora regresa con una cinta que busca sentar las bases para una nueva saga, “Baby Driver. El Aprendíz del Crimen”.

Lo dije demasiadas veces en el pasado, “si hay un director que indiscutiblemente está sobrevalorado es Jaume Collet-Serra”, el director de bodrios como “La Huérfana” (Orphan 2009), “Desconocido” (Unknown 2011) y “Sin Escalas” (Non-Stop 2014), estas dos últimas protagonizadas por Liam Neeson. El saber del estreno de cada cinta nueva suya nos lleva a cuestionarnos la cordura tenemos para acudir a ello, esperando siempre ver algo que se puede tirar al caño… hasta que nos toca ver “El Pasajero” (The Commuter) y descubrimos que por una vez en los últimos años ha creado un producto que sobrepasa sus anteriores trabajos.

El Pasajero” (The Commuter)

Un expolicia que ha sido despedido de su trabajo como vendedor de seguros se topa en el tren que lo lleva cada día a casa con una misteriosa mujer que le hace una propuesta, $100 mil dólares si le señala al pasajero que desentona del resto y le pone un transmisor. Primero se niega, pero cuando su imprudencia le obliga a hacerle, se ve inmiscuido en un juego de gato y ratón donde todos son sospechosos y todos son posibles víctimas.

Director: Jaume Collet-Serra

Guión: Byron Willinger / Philip de Blasi / Ryan Engle

Por una vez el título de una cinta mexicana describe perfectamente lo que sucede en la película, “Lo Más Sencillo es Complicarlo Todo” muestra como el intentar hacer una comedia romántica sin complicaciones se vuelve todo lo contrario por un guión pésimo, por una dirección aún peor y, una protagonista que resalta como una de las peores artistas del cine mexicano actual.