User Rating: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

Las simulaciones del mundo real no son nuevas, en más de una década hemos visto como los juegos buscan emular la vida, ya sea con juegos como Los Sims, en los que controlamos a nuestros personajes y creamos una vida para ellos, en su mayoría de una manera no tan violenta, pero sí explícita; u otros como Grand Theft Auto, en los que se copian aspectos de la realidad, pero con un sentido mucho más agresivo. De cualquier manera, las simulaciones de nuestra realidad han estado presentes en videojuegos durante mucho tiempo; sin embargo, en nuestra actualidad, lejos de buscar simulaciones, llevamos nuestra realidad a lo digital.

Con la aparición de Facebook, hace ya 13 años, y de la aparición de nuevas redes sociales, a lo largo de los años, nuestras vidas han pasado al plano digital. Ya no sólo es cuestión de publicar el lugar, con quién estamos, ni qué estamos haciendo. Actualmente, la mayoría de los servicios se pueden pagar en línea, ya no es necesario salir de casa para poder realizar el pago de la mayoría de los trámites necesarios en nuestro día a día. Toda nuestra información bancaria se encuentra a un click de distancia, y la vulnerabilidad de ésta se ha comprobado más de una vez después de grandes hackeos como el que sufrió Sony con Play Station, en el que la información bancaria de los usuarios quedó expuesta gracias a la nula protección que empleaba dicha compañía.

“Guerra Cibernética” se sitúa en un Japón no muy alejado de la realidad. Oz es el mundo virtual en el que todo está ligado a la realidad. Dentro de este mundo se puede ir a la oficina de la luz y pagar los servicios que uno utiliza en la vida real, así como cualquier otra cosa. Incluso, diversos países también tienen sus embajadas dentro de Oz. De esta manera, Oz no es una simulación de algo que existe, es una ampliación de la realidad. Si pasa en Oz, afecta directamente a la realidad.

La cinta gira en torno a Kenji Koise, un joven preparatoriano, apasionado de las matemáticas y que se ve involucrado en un trato con la chica más popular de la escuela; Natsuki Shinohara. Natsuki le propone pasar el verano con ella y su familia, aunque Kenji no sabe bien de que se trata, acepta; a pesar de que éste tenía que trabajar en el servicio de suporte del mundo de Oz. En medio de un drama familiar dentro del clan de la familia Shinohara, Kenji resuelve un problema matemático que desencadena un virus que toma control del mundo de Oz.

Acusado públicamente de ser el hacker y culpable del desastre del mundo virtual, Kenji se ve obligado a enfrentar tanto la vergüenza pública como el reclamo familiar de la familia de Natsuki. Sin embargo, el mayor problema no es un pequeño acto de vandalismo. El programa que tomó control del mundo de Oz resulta ser mucho más problemático de lo esperado.

Tomando control de todo, el virus pone de cabeza el mundo real, causando graves consecuencias y forzando a la familia Shinohara y a Kenji a tomar acción para salvar sus vidas y el mundo.

“Guerra Cibernética” es una cinta que todavía está alejada de la realidad, pero que ya es posible vislumbrar algo así en el futuro. La película nos muestra la unión de la familia, el poder de trabajar en equipo y la colaboración mundial para un bien común. Y a su vez, nos muestra que tan vulnerables somos al confiar todo, hasta nuestra salud, a programas; programas que pueden ser hackeados y corrompidos.

Con una duración de 114 minutos, “Guerra Cibernética” es un buen ejemplo de que entre más información pongamos en la red, mayor vulnerables somos, y que no debemos confiarnos en cuestiones de seguridad.

“Guerra Cibernética” se encuentra disponible en Bluray y DVD en tiendas, gracias a Zima Entertainment.

e-max.it: your social media marketing partner