Festivales

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Nacido en Wallasey, Inglaterra en 1935, Alan Clarke fue un director, productor y escritor de cine y televisión. A pesar de tener una carrera mucho más extensa dentro de la televisión, con el tiempo se ha instalado en un lugar importante de la cinefilia mundial. La duración de sus trabajos siempre estuvo sujeta a formatos televisivos: series, mini series, documentales para televisión. Sin embargo, fue esa financiación la que le permitió ir haciéndose de un nombre y desarrollar su visión, siempre ligada a un realismo social que buscaba retratar a las clases más oprimidas y desfavorecidas de la comunidad inglesa.

Antes de dedicarse de lleno al trabajo detrás de cámara, Clarke dirigió varias obras de teatro entre 1961 y 1966, casi todas en The Questors Theatre en Ealing, Londres. Después de esos años, abandonó el teatro y sería hasta 1987 que volvería a él con la adaptación de “Rita, Sue and Bob Too” escrita por Andrea Dunbar.

La primera inflexión importante de su carrera fue en 1977, 10 años después de debutar en televisión. La BBC le comisionó un guión a manera de juego para la serie “Play for Today” y grabó “Scum”, que retrata la brutalidad vivida dentro de un borstal británico (centro de detención juvenil en el Reino Unido), pero debido a la violencia que contenía fue suspendida su transmisión. Sin embargo, Clarke se empeñó en el proyecto, y al lado del guionista Roy Minton, reeditó una versión extendida de la película en 1979. Años más tarde, en 1983, los borstales se reformaron y la primera versión de la cinta pudo ser transmitida.

En 1982 llegó otro de los momentos clave en la carrera de Clarke: por primera vez puso frente a una cámara al hoy reconocido actor Tim Roth. En el papel de Trevor en “Made in Britain”, Roth debutó en una película para televisión en la que hacía de un skinhead racista de 16 años en constante enfrentamiento con la autoridad y las minorías raciales. Esta película le trajo a Roth una ola de papeles que hasta el día de hoy lo hacen firmar más de un centenar de películas y series.

Más tarde y muy cercano a su muerte, Clarke grabó su trabajo más conocido a la fecha “Elephant”, producido por Danny Boyle, que se centraba en los conflictos de la Irlanda del Norte de aquellos años. El nombre de la película provenía de la frase con la que el escritor Bernard MacLaverty describió el conflicto irlandés: “the elephant in our living room (el elefante en nuestra sala)”.

Muchos años después, en 2003, Gus Van Sant tomaría como referencia la película de Clarke y la frase de MacLaverty para filmar su afamada versión de “Elephant”, en la que el cineasta norteamericano retrata la matanza ocurrida en la Escuela Secundaria de Columbine en 1999.

Alan Clarke falleció el 24 de julio de 1990 en Londres, con apenas 54 años, a causa de cáncer de pulmón.

 

e-max.it: your social media marketing partner