Print
Category: Noticias
Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Richard Peña Retrospectiva Oscar MicheauxCinema Global y la Cinenteca Nacional presentan este diciembre la retrospectiva de uno de los primeros cineastas afroamercianos estadounidenses. Con una producción en su mayoría perdida, la retrospectiva que se presenta en la Cinenteca Nacional y Cine Tonalá trata de mostrar un panorama general de la cinematografía de Micheaux en la que se cuentan alrededor de 15 filmes rescatados. 

La inauguración inició con una introducción de Richard Peña, director de la Sociedad Cinematográfica del Lincoln Center de Nueva York, en la que habló de lo que significaba un verdadero cine independiente como aquel cine producido para la comunidad afroamericana, un cine producido por iglesias, gente de negocios de la comunidad y a veces de gente blanca, pero muchas veces por los cineastas mismos. Peña recalcó que este cine no era apoyado y muchas veces los cineastas tenían que ir ciudad en ciudad para mostrar sus películas, como lo hizo Micheaux. 

Para la mayoría del público americano "el cine afroamericano empezó con Spike Lee, John Singleton, Julie Dash y otros que aparecieron en los años 80's". Sin embargo, casi no se reconoce el trabajo de aquellos que hicieron películas desde la época muda del cine hasta por lo menos 1952. Peña añadió que "el verdadero origen de este cine se puede ver como una reacción al estreno de El nacimiento de una nación (Birth of a Nation) de D.W. Griffith de 1914."

Dentro de la cinematografía de Oscar Micheaux se hablan de alrededor de 40 películas entre 1919 a 1948, sin embargo actualmente sólo se han rescatado 15 de ellas. Peña mencionó que sólo 87 películas existen completamente o fragmentos de las 500 películas afroamericanas que se hicieron entre 1915 a 1952.

La retrospectiva de Micheaux que se presenta en la Cineteca Nacional y el Cine Tonalá está conformada por seis largometrajes: Swing (1938), Asesinato en Harlem (Murder in Harlem, 1935), El Bajo Mundo (The Underworld, 1937), Luna sobre Harlem (Moon over Harlem, 1939), La sangre de Jesús (The Blood of Jesus, 1941) y Cuerpo y Alma (Body and Soul, 1925). Ésta última fue con la que se inauguró la retrospectiva, un filme que retrata puntos importantes de una temática recurrente, la religión y los religiosos como algo malo, aquellos que abusan de la comunidad; la visión de que los profesionistas, cientificos y estudiosos son los buenos y a lo que se debe aspirar; la diferencia entre la forma de hablar para establecer la diferencia no de raza pero sí de nivel de conocimientos. 

En Cuerpo y Alma se muestra la historia de una joven quien se quiere casar con un cientifico que por no tener dinero es desdeñado por la madre quien quiere casar a su hija con el pastor. Sin embargo, el pastor es todo menos que alguien confiable, es un criminal que se hace pasar por un pastor para engañar a la gente y obtener lo que quiere. La iglesia se muestra como un símbolo de corrupción y alejada de lo que se supone debería de ser. La comunidad está conformada por gente que trabaja como la madre de la protagonista quien lava y plancha ropa, gente grande y también un tabernero quien es extorsionado por el pastor con la promesa de que no va a hablar mal de su bar. 

Con una partitura hecha para su presentación del 2000, Cuerpo y Alma logra momentos que se quedan grabados en la mente del espectador, aunque durante la función y en momentos dramáticos como la violación de la joven a manos del pastor, algunos espectadores irrumpieron en risitas. La escena está lejos de ser visualmente explicita sin embargo no queda lugar a dudas de lo que pasó, parece que actualmente se debe ser crudo y hasta morboso para entender la gravedad de una situación.

La versión que se tiene actualmente de Cuerpo y Alma no es la misma versión que filmó Micheaux, se habla de una versión de tres horas. En su tiempo nadie aceptó a pasarla arguementado la longitud de la película además de que la reacción al filme fue negativa tachandola de invitar a la violencia y de ser un sacrilegio. Cuerpo y Alma es una de las tres películas silentes que quedan de las 21 películas silentes que filmó Micheaux.

El presupuesto de dichos filmes era muy bajo, no había segunda tomas y en la mayoría de las películas los actores no son actores profesionales. La excepción se encuentra en Cuerpo y Alma con la que sí conto con caras reconocidas de actores afroamericanos.

Los invitamos a consultar la programación completa de la Retrospectiva Oscar Micheaux en la Cineteca Nacional y Cine Tonalá.

e-max.it: your social media marketing partner