User Rating: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

Descubrí “Canoa” a los 12 o 13 años en casa de mi tío, en esa época me iba a quedar a su casa y aprovechaba no sólo para oír música (siempre he dicho y diré que él fue quien me formó musicalmente, desde los discos de Queen y ese poster de chicas desnudas en bicicleta, pasando por Pink Floyd y Marillion) sino para ver películas en su videocasetera, siendo una de ellas esta cinta mexicana que tuve que ver en dos noches, la primera me ganó el sueño y la segunda terminé de verle, quedando impactado por lo que había presenciado.

1968, Septiembre. Un grupo de trabajadores de la Universidad de Puebla se encamina a la Malinche para escalarle, la noche les sorprende en San Miguel Canoa, donde el cura del lugar azuza a la gente para que les linche al confundirles con estudiantes. La noche será larga para los sobrevivientes y para los lugareños.

Hablar del año de 1968 es referirnos a una serie de eventos que sacudieron al mundo, que le cambiaron la faz, que hicieron las juventudes se dieran cuenta de lo que podían hacer por ellos y su país y México no fue la excepción. Aquí todo se dice inició a las 10 de la mañana y quince minutos del 22 de julio de 1968, en las calles de Lucerna y Versalles, centro de Ciudad de México, un grupo de estudiantes de las vocacionales 2 y 5 del Instituto Politécnico Nacional se enfrentó a sus iguales de la preparatoria Isaac Ochoterena (incorporada a la UNAM). El enfrentamiento fue reprimido por la policía capitalina, la cual no sólo la emprendió contra los que peleaban en la calle sino que se metió a la escuela, golpeando a maestros y estudiantes ajenos al conflicto.

El 26 de julio una manifestación convocada por los estudiantes para protestar por los hechos fue brutalmente reprimida y participantes de ella lograron refugiarse en la preparatoria 1, al día siguiente grupos tomaron diferentes planteles universitarios para protestar, al no poder controlarles la policía, intervino el ejército, el cual destruyó el 30 la puerta del colegio de San Idelfonso de un bazukazo, entrando al recinto y deteniendo a los que estaban al interior. Al día siguiente el rector Barros Sierra de la UNAM izó la bandera a media asta como protesta por la violación a la autonomía universitaria. A partir de ese momento la polarización social se extendió, alimentada por el gobierno y por los medios de comunicación que alimentaban la teoría de que todo era parte de una conjura comunista.

Canoa” se sitúa en medio de ese momento, cuando el ser estudiante era más peligroso que ser un ladrón, la cinta de Felipe Cazals logra retratar de una forma escalofriante esa época, llevándonos a un viaje emocional del que es imposible salir inmune, una vez que has visto la película es imposible ser el mismo que antes. Narrada en un tono semidocumental la película nos lleva al infierno, sí, al infierno católico, alimentado por la palabra de los curas, de los sacerdotes, de aquellos que en su doctrina de amor encuentran la forma de encaminar al odio, a despreciar a aquel no se conoce, al que es diferente.

La película nos muestra uno de los mejores trabajos del director, nos lleva a su fascinación de la violencia al presentar de forma gráfica lo que vemos, sin miedo de mostrar como los soldados de dios masacran inocentes, creando una metáfora con esto de lo que sucedería el 02 de octubre en la Plaza de las 3 Culturas, donde el cura es el representante del gobierno, los feligreses que linchan sin pensar sus soldados y los trabajadores los estudiantes.

Antes de ver esa cinta mi conocimiento de lo sucedido en ese año en el país era nulo, o casi nulo, sólo sabía de ello lo que mi padre me había contado de la forma había vivido ese movimiento, a raíz de la película fue cuando comencé a leer y documentarme sobre el hecho, obviamente llegando años después a “El Grito”, la cual pude comprar en el Tianguis de El Chopo cuando iba en la preparatoria para dar una exposición sobre el tema.

Una de las raras cintas políticas mexicanas, la cual no ha perdido vigencia y fuerza, como lo demuestra su más reciente edición de Criterion, la cual nos muestra la película con el colorido y oscuridad que le ha caracterizado desde su creación.

Canoa

Director: Felipe Cazals

Guión: Tomás Pérez Turrent

Con: Enrique Lucero, Salvador Sánchez, Ernesto Gómez Cruz, Rodrigo Puebla, Roberto Sosa, Arturo Alegro, Carlos Chávez, Jaime Garza, Gerardo Vigil, Malena Doria, Juan Ángel Martínez, Gastón Melo, Alicia del Lago

Fotografía: Alex Phillips, Jr.

Compañía Productora: Conacine / Sindicato de Trabajadores de la Producción Cinematográfica (STPC)

Distribuidor: Bluray disponible de Criterion

Fecha de estreno: 04 mayo 1976

País: México 1975

Duración: 115 minutos

 

 

e-max.it: your social media marketing partner