Críticas Recientes

Tráilers Recientes

Estrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivas
 

Batman-V-SupermanEsto va a contener spoilers. Muchos spoilers. Si no han visto la película Batman Vs Superman: El Amanecer de la Justicia (Batman V Superman: Dawn of Justice) y no quieren enterarse de detalles de la trama dejen de leer de inmediato, si les interesa saber si esta será una crítica favorable, no lo es, si bien apunta las cosas rescatables, en general presentará un panorama muy poco alentador.

Han pasado 18 meses desde que Superman venciera al General Zod en las calles de Metrópolis, dejándolas llenas de destrucción y muerte. Mientras una parte de la humanidad se rinde a los pies del extraterrestre, otra parte lo ve como un peligro para la humanidad. Mientras tanto en Ciudad Gótica, Bruce Wayne continúa su cruzada contra el crímen bajo el disfraz de Batman, a quien Superman ve con desconfianza y busca la forma de detenerle. Sin que ambos lo sepan serán manipulados por Lex Luthor quien ve en Superman un peligro para todos, lo que les llevará a un enfrentamiento en el que la humanidad saldrá perdiendo.

La secuela de la decepcionante El Hombre de Acero (Man of Steel 2013) es dirigida de nueva cuenta por Zack “El Cangrejo” Snyder, con mayor fortuna que la anterior pero lejos de ser una cinta redonda y satisfactoria. El director por lo menos nos recuerda al inicio de la cinta, donde nos cuenta la historia de Batman, que hubo una vez que fue un director que proponía cosas en lo visual, que tenía algo interesante que mostrar. Desafortunadamente cuando debe tomar las riendas con fuerza y llevar la cinta a buen puerto, de nuevo se pierde en sus ideas, haciendo que la batalla entre Batman, Superman, la Mujer Maravilla y Doomsday sea tan aburrida como lo fue en su momento la de la anterior cinta o las peleas en Sucker Punch. Lejos ha quedado el director de Watchmen quien cada vez nos demuestra que su capacidad de llevar una película de forma correcta se ha perdido, desvanecido en el tiempo.

La cinta es protagonizada por Henry Cavill, quien ahora nos hace pedir a gritos el regreso de Brandon Routh, con un Superman tan lleno de cliches y tan plano que parece demostrar que el papel de Superman le ha quedado demasiado grande. Interpretando a Batman tenemos a Ben Affleck quien es la sorpresa de la cinta al presentarnos un “héroe” tan amoral como los villanos que combate, un Wayne atormentado por sus decisiones y su incapacidad de salvar a la gente por la que siente algo. Como Lex Luthor tenemos a Jesse Eisenberg, quien parece estar haciendo su mejor imitación de The Jocker, sobreactuado, pésimamente dirigido, lleno de clichés (y baratos), así como sin sentido en sus acciones. Gal Gadot como la Mujer Maravilla es linda, pero escasa en pantalla, dejando al personaje sin lucimiento y si con muchas expectativas de lo que pude haber sido de tener mayor relevancia

Completando el cuadro actoral tenemos a Amy Adams quien ahora sale de adorno (innecesario por cierto), Laurence Fishburne se apropia, ahora sí, del personaje de Perry White. Como el mayordomo Alfred, tenemos a Jeremy Irons dando uno de sus mejores papeles de los últimos años, luciéndose y no quedando perdido en el decorado como ya le sucede últimamente. Michael Cassidy interpreta a Jimmy Olsen, personaje que les estorbó tanto a los guionistas que lo matan en los primeros minutos de la cinta, sin ni siquiera pronunciar su nombre en la película y sólo siendo ubicado como ese personaje en los créditos finales.

La música corre a cargo de Hans Zimmer y Junkie XL, manteniendo el estilo de la cinta anterior, logrando impactar por momentos pero fallando miserablemente en otros, como cuando por fin vemos a la Mujer Maravilla en su traje, momento ya de por si quemado en el traíler, y que en la cinta en lugar de ser glorioso resulta completamente apagado por la mala decisión orquestal del momento. La fotografía corre a cargo de Larry Fong quien por lo menos no cae en el error de la cinta anterior y utiliza colores intensos en algunos momentos, aunque durante toda la batalla final parece estamos ante la imposibilidad de tener colores distintos y todo parece una mancha del mismo tono, empeorado por el CGI que torna todo ridículo en ocasiones.

De nueva cuenta la iconografía religiosa está ligada a Superman, llevándole al extremo de sacrificarle por el bien de la humanidad (tal y como sucediera en la saga de La Muerte de Superman) y resucitándole al poco tiempo (como lo insinúa la imagen final de la película). Es de risa las secuencias donde le vemos rescatar gente en diversos desastres, donde todos en lugar de reaccionar con emoción parecen zombies hipnotizados viendo a alguien a quien no deben ver como mortal, sino como el actor de la película que no deben molestar, tal y como sucede en la secuencia de México, donde en Día de Muertos salva a unos trabajadores de una maquiladora de un incendio, y es rodeado de gente disfrazada de Poo, el personaje de Kung Fu Panda (aunque algunos dirán están maquillados de Catrinas, a mí no me engañan).

Si bien Batman Vs Superman toma sus raíces de arcos importantes dentro de los comics de ambos personajes, se aleja lo suficiente de ambos para poder culpar a los guionistas del desastre que transcurre en pantalla. La película es excesivamente larga, por eternos momentos no aparece nada, no sucede nada, todo en el afán de preparar el terreno para las siguientes cintas de la saga de DC, y si bien no deja de ser interesante la forma se prepara el terreno para Escuadrón Suicida (Suicide Squad) y las anunciadas películas sobre la Liga de la Justicia, la Mujer Maravilla, un posible regreso en solitario de Batman, el que no ocurra nada en esta cinta, hace que no importe lo que veamos. Y la tan cacareada pelea entre los dos superhéroes pierde todo lo que había logrado cuando Batman se entera que el nombre de la madre terrestre de Superman es Martha, el mismo nombre que la suya tuvo y que le hace dejar de pelear por el impacto de la revelación. Ridículo y pésimo recurso de los guionistas que parece querían parchar todo lo malo que habían escrito con una ocurrencia ridícula de último minuto.

Batman Vs Superman tiene grandes momentos visuales pero, al igual que El Hombre de Acero, carece de una historia congruente detrás, todo parece un pretexto para decir que vienen películas interesantes y que esta sólo es el prólogo, pero eso no justifica su existencia ni que pierdan dos horas y media de sus vidas en las salas de cine. Si bien Affleck es un gran Batman, todo indica que si hubiéramos sacado de la ecuación a Superman al inicio de todo, hubiéramos tenido una mejor cinta, pero al tenerlo tenemos otra aburrida cinta del republicano de los personajes de DC y sí le sumamos su afán de acercarle a la figura de Jesus de la mitología cristiana, el resultado es desalentador.

Sin duda saldrán muchos defensores que dirán es superior a las películas de Marvel al ser oscura y retorcida, pero en realidad serán patadas de ahogado ante una película que se destaca por su falta de emotividad y que carece de clímax en el momento indicado. Se dice que habrá una versión aún más oscura y cruda en su edición de bluray, quizá valga la pena esperar a ella y no gastar tanto en las salas de cine. 

Los invitamos a ver el tráiler.

Batman Vs Superman: El Amanecer de la Justicia (Batman V Superman: Dawn of Justice)

Director: Zack Snyder

Guión: Chris Terrio / David S. Goyer

Con: Ben Affleck, Henry Cavill, Amy Adams, Jesse Eisenberg, Laurence Fishburne, Jeremy Irons, Gal Gadot

Distribuidor: Warner Bros.

Fecha de estreno: 24 marzo 2016 (México) 25 marzo 2016 (Estados Unidos)

País: Estados Unidos 2016

Duración: 151 minutos

e-max.it: your social media marketing partner