Del 22 al 25 de noviembre se llevará a cabo la segunda edición del Festival Internacional de Cine con Medios Alternativos (FICMA) en el Centro de la Juventud Arte y Cultura Futurama, con actividades y talleres gratuitos, el FICMA busca acercar el cine manufacturado con diversas herramientas alternativas al espectador.

La Muestra Internacional de Cine surgió en 1971 para enfrentar al público mexicano con las obras más innovadoras y recientes del séptimo arte. En su edición número 63, la Muestra Internacional de Cine tiene una selección de 14 películas provenientes de Argentina, Bulgaria, Francia, Estados Unidos, Suecia, Reino Unido, Italia, Chile, Hungría y Alemania entre otras latitudes. 

Dirigida por Johannes Roberts, Terror a 47 metros (47 Meters Down) es una cinta sencilla y con un simple objetivo: entretener al espectador.

Victoria & Abdul cuenta la historia de la reina Victoria quien en 1887 conoce a Abdul Karim, un sirviente que trajeron de India durante el Jubileo de Oro de la Reina. Al conocer a Karim, la reina Victoria decidió que él debería de quedarse y, poco a poco, la relación entre la reina y Karim se volvió mucho más estrecha, hasta el punto de que los miembros de la corte buscaron la manera de destruir la relación inusual de la reina y un sirviente.

Una de las películas que estuvo a punto de entrar al terreno de lo mítico en el cine mexicano es “Ana y Bruno”, cinta animada de Carlos Carrera, basada en la novela “Ana” de Daniel Emil, la cual fue anunciada desde el 2010 y que ha atravesado diversas complicaciones para por fin poder llegar a las pantallas mexicanas, descubriéndonos quizá la mejor cinta animada de la historia de México a la fecha.

Todd Haynes es un director polémico, ubicado por muchos como uno de los principales exponentes del New Queer Cinema, su cine en muchas ocasiones sacrifica una narrativa fluida por un preciosismo visual que pareciera muchas veces le interesa más que el crear una película donde la historia este sobre el aspecto visual. Tras la fallida "Carol(2015) regresa con “Wonderstruck”, la cual resulta una agradable sorpresa que logra equilibrar (o casi) lo visual con lo narrativo.

Wonderstruck"

1927 Rose abandona la casa de sus abuelos para ir a Nueva York y buscar a su madre, una prestigiosa actriz de cine y teatro. 1977, Ben, huye de casa en Minnesota tras la muerte de su madre decidido a encontrar a su padre, a quien no conoce, en Nueva York. Las dos historias comparten puntos en común que les hacen coincidir en emociones y sensaciones.

Director: Todd Haynes

Guión: Brian Selznick basado en su novela homónima

La comedia se ha vuelto el género preferido por los realizadores mexicanos para intentar asegurar así una taquilla que les permita recuperar lo invertido y seguir adelante. Desafortunadamente el exceso de lo mismo comienza a cansar no sólo al espectador sino en las tramas que parecen copiarse unas a las otras, siendo pocas las que buscan, sin inventar el hilo negro, apostar por historias que se alejan un poco de la fórmula. Tal es el caso de la Opera Prima de Hugo Lara, “Cuando Los Hijos Regresan”.

Cuando Los Hijos Regresan

Manuel y Adelina son unos padres ya jubilados que viven tranquilamente sus vidas sin muchas preocupaciones. Por diferentes circunstancias, los tres hijos del matrimonio, independizados hace tiempo, tienen que volver a vivir con ellos. La paz que reinaba en la casa desaparece y Manuel y Adelina trazan un plan para echar a los chicos de la casa y recobrar su vida.

Director: Hugo Lara

Guión: Hugo Lara / Claudia González-Rubio

Michel Hazanavicius saltó a la fama internacional con su cinta “El Artista” ( The Artist 2011) la cual rendía tributo al cine silente al recrear una película de esos años, con todos los elementos técnicos y narrativos, ganadora del Oscar a Mejor Película. Ahora, regresa con “Le Redoutable”, cinta que nos narra un pasaje en la vida de Jean-Luc Godard, la cual ha desatado de nuevo la polémica y los aplausos.

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

tenemos-la-carneTenemos la Carne, Opera Prima de Emiliano Rocha Minter, viene precedida por el escándalo de que durante su pase por SITGES – Festival Internacional de Cine Fantástico de Catalunya la gente comenzó a abandonar la función, asumiéndose que fue por lo fuerte de sus imágenes y lo crudo de su contenido. Lo cierto es que tras verla en su estreno en México durante el Festival Internacional de Cine de Morelia 2016, uno puede preguntarse si simplemente la gente se salió al ver escenas provocadoras que ya han sido vistas en otras numerosas cintas y que al ser sumamente pretenciosa simplemente les fastidiaron ya que esperaban algo más.

Dos hermanos irrumpen en  un edificio que ha sido tomado por un indigente que poco a poco les lleva a su mundo de locura, arrastrándoles a una región llena de sexo, violencia y sumisión.

Tenemos la Carne es una cinta de anécdota mínima, ubicada en el México de hoy a pesar de que todos los que le reseñen se aferren a decir que es un mundo postapocaliptico, la cual se sostiene sobre todo por la extraordinaria actuación de Noé Hernández quien logra desprenderse de la contención ha tenido en su carrera para crear un ser enloquecido, lleno de filosofía y vida. Rodeándole tenemos una fotografía llena de vida de Yollótl Alvarado, quien se permite utilizar técnicas experimentales y  jugar con las texturas y colores.

Emiliano Rocha Minter no es contenido, es explosivo, es pretencioso, pero no del tipo que hace cine para iluminados y cercanos, lo hace para otro tipo de iluminados, su cine bebe directamente del cine pánico, del cine de Alejandro Jodorowsky, del cine de horror de José Mojica Marins, de Juan López Moctezuma. Su cine busca provocar, a veces de forma demasiado burda y obvia, otras de una forma demencial que nos hacen desear ver su siguiente trabajo. Su manejo de cámara es brutal por momentos, logra impresionar y emocionar al espectador, se quedan grabadas muchas secuencias, como aquella donde Noé toca un tambor de forma enloquecida que logra ser aún más por la dirección de cámaras; o que decir de la secuencia protagonizada por Gabino Rodríguez, quien en unos minutos nos recuerda lo gran actor es.

La película es cruda para muchos al mostrar de forma directa desnudos, relaciones sexuales y otros excesos, los cuales pueden parecer fuertes a los neófitos pero que aquellos que conocen del cine de excesos encontraran repetidos de otras fuentes, demasiado gratuito por momentos como es el cine de este tipo. Eso sí, con un cuidado estético que lo lleva a niveles más artísticos.

Tenemos la Carne es una experiencia vivencial, sensorial, no tiene congruencia por momentos y tampoco la busca, sólo desea provocar reacciones, ser catártica y ejercer como liberador de complejos y traumas en el espectador. Si bien no alcanza ser todo lo que pretende ser, no es tiempo perdido el verla, algo deja y sobre todo, nos recuerda que el cine puede ser sólo un vehículo para liberar y escandalizar.

Los invitamos a ver el tráiler.

Tenemos la Carne

Director: Emiliano Rocha Minter

Guión: Emiliano Rocha Minter

Con: María Évoli, Diego Gamaliel, Noé Noé, Gabino Rodríguez

Distribuidor: Piano

Fecha de estreno: TBA

País: México 2016

Duración: 89 minutos

e-max.it: your social media marketing partner