“1917” el horror de la guerra y la poesía de la vida

El cine bélico siempre divide. Los horrores de la guerra siempre pueden resultar demasiado fuertes para las audiencias comunes, la forma de retratarles siempre puede irse por el lado de glorificar o de minimizar los hechos, dividiendo a todos. Además pareciera que todo esta dicho, desde la poesía visual en cintas como “La Delgada Línea Roja” (The Thin Red Line, Malick 1998) a la brutalidad de “Hacksaw Ridge” (Gibson 2016), por lo que resulta osado, atrevido, casi casi irreverente, que se filme una que se sitúe en la Primera Guerra Mundial y que, además, tenga el atrevimiento de querer dar la ilusión de que esta filmada en un plano secuencia.

El cabo Blake es comisionado a llevar un mensaje urgente a las tropas que están preparando un ataque total a las tropas alemanas, sin imaginar que caerán en una trampa preparada por estas, como motivación se le informa su hermano estará al frente de uno de los batallones. Acompañándole va su amigo, el cabo Schofield. Deberán recorrer las filas enemigas, sorteando los peligros y sobreviviendo si quieren salvar la vida de todos.

Basado en los recuerdos de su abuelo, Alfred Mendes, el director inglés Sam Mendes nos presenta su mejor trabajo a la fecha, el que nos muestra que ya es un maestro en el arte de contar historias del mejor modo cinematográfico, en esta ocasión, apoyado por uno de los trabajos más impactantes -lo que es mucho decir ya- de Roger Deakins en la fotografía, nos hace participar en la primera gran guerra, en una cinta que más que verse o disfrutarse como tal, nos lleva a una experiencia inmersiva donde somos testigos de lo que pasa a nuestro alrededor, siendo capaces de oler la muerte en todo el camino,f de tensarnos, de emocionarnos, de querer hacer nos sentemos recargados en un árbol y podamos olvidar un poco todo lo que tenemos cerca. Y eso lo logra al realizar este trabajo como si estuviéramos presenciando un largo plano secuencia, con un solo corte, lo que provoca ansiedad y cansancio y tensión y nos obliga a reflexionar sobre la vida y la muerte.

La cinta es protagonizada por Dean-Charles Chapman y George MacKay, quienes a pesar de tener ya una trayectoria en el mundo cinematográfico resultan casi desconocidos a todos, lo que permite una pronta identificación con ellos, son dos seres comunes a los que se les encomienda una misión suicida. Y para hacerles resaltar, en pequeños papeles tenemos a grandes monstruos de la actuación como Colin Firth, Mark Strong o Benedict Cumberbatch.

1917” está llena de momentos que se graban en la memoria, desde la primera salida de las trincheras, pasando por la belleza del gospel de “Wayfaring Stranger”, sin dejar de lado las ruinas de un pueblo en llamas o la inquietante tranquilidad de un río con pétalos de cereza con cadáveres abotargados. Todo lo que vemos en pantalla busca manipular las emociones y lo logra de una forma tal que es imposible salir inmune de la experiencia, porque sí, la cinta es una experiencia debe vivirse en cines y de ser posible en pantalla IMAX.

La película por supuesto nos recuerda otras tantas que tiene  que ver con la guerra, cualquiera de ellas, tiene la belleza casi onírica de “La Delgada Línea Roja”, la misión suicida de “Salvando al Soldado Ryan” (Saving Private Ryan, Spielberg 1998), el inquietante testamento antibélico de “Sin Novedad en el Frente” (All Quiet on the Western Front, Milestone 1930), pero tomando también sensaciones de cintas como “Sueños” (, Kurosawa 1990) sobre todo en su segmento final, “La Villa de los Molinos”.

1917” es una experiencia cinematográfica, no es una cinta para verse en una pantalla de celular, es una experiencia inmersiva que te obliga a verle en cine para poder admirar la grandeza de la película, de la oscuridad de la sala, de la complicidad de los asistentes. “1917” nos recuerda que el cine nació como una experiencia colectiva, en la oscuridad de una sala con una pantalla al frente, es el tipo de cintas que nos muestran el cine no esta muerto a pesar de que sus detractores crean que se obtiene lo mismo por una pantalla de celular. Imperdible.

Los invitamos a ver el tráiler.

1917

Director: Sam Mendes

Guión: Sam Mendes / Krysty Wilson-Cairns

Con:  George MacKay, Dean-Charles Chapman, Mark Strong, Colin Firth, Benedict Cumberbatch

Distribuidor: Universal Pictures

Fecha de estreno: 25 diciembre 2019 (Estados Unidos) 17 enero 2020 (México)

País: Reino Unido / Estados Unidos 2019

Duración: 119 minutos

e-max.it: your social media marketing partner