Aves de presa, y la no tan fantabulosa película de Harley Quinn

Bajo la dirección de Cathy Yan, Aves de presa y la fantabulosa emancipación de una Harley Quinn resulta una de las producciones más esperadas para este 2020 debido no sólo a un reparto de mujeres dirigidas por una directora, sino también por el furor causado por el trabajo de Margot Robbie como Harley Quinn; actriz que innegablemente nació para interpretar a este personaje. Aunque con un reparto excepcional, la película resulta ser mediana, con un ritmo irregular y con un desbalance en el tono de la cinta que hace de ésta algo bastante olvidable y una decepción.

Cathy Yan es una joven directora que presenta con Aves de presa su segundo largometraje y el primero en ser una gran producción Hollywoodense, aunque su primer trabajo (Dead pigs, 2018) le llevó a ganar un premio en Sundance y varias reseñas positivas, Aves de presa deja mucho que desear para ser una película que resalte dentro de aquellas buscan llevar personajes de cómics a la pantalla grande.

Aves de presa nos cuenta la historia desde el punto de vista de Harley Quinn, quien recientemente ha roto su relación amorosa con el Guasón y ahora quiere probar que puede valerse por sí sola sin tener la figura masculina protegiéndola de todas sus fechorías. Entonces, Quinn decide tomar una serie de decisiones basadas en su corazón roto, causando una serie de eventos que la llevarán a encontrarse y aliarse con Renee Montoya, The Huntress y Black Canary.

Con un reparto conformado por Margot Robbie, Rosie Perez, Mary Elizabeth Winstead, Jurnee Smollet-Bell, Ella Jay Basco, Ewan McGregor y Chris Messina, Aves de presa nos presenta a sus personajes de una manera en la que no se tiene una verdadera conexión con ninguno de ellos. Abusando de los flashbacks, Yan nos introduce a las aves de presa dentro del relato de Harley Quinn; sin embargo, estas introducciones no son suficientes como para darles, a ninguna de ellas, un verdadero peso en la historia.

Harley Quinn busca ser independiente y valerse por sí sola, pero muchas de sus acciones están fuertemente basadas en la suerte o coincidencias donde recibe ayuda de otros personajes. Si bien las escenas de acción de Quinn nos muestran que ella podría salir de las situaciones de peligro por sí sola, el personaje no parece tener una idea clara hacia donde debe de ir. Por un lado, sería entendible debido a que hablamos de Harley Quinn quien no está del todo bien mentalmente, pero la cinta juega muy poco con ese aspecto, haciendo muchas veces de la cinta algo más tirado al drama (y a las coincidencias) que a la comedia. Junto con Quinn, tenemos a Renee Montoya, una policía que ha resuelto grandes casos, pero que nunca ha logrado recibir el reconocimiento de sus pares (hombres) y siempre es objeto de burlas y humillaciones. En este caso tenemos el aspecto de que todos los hombres en la película resultan ser unos imbéciles y abusadores de mujeres, lo que justifica las acciones de los personajes femeninos y que al final sea un grupo de mujeres que logren ser los antihéroes.

Otro aspecto que había llamado la atención de la cinta era la violencia de la misma, sin embargo, el producto final es igualmente irregular en este ámbito. Tenemos escenas violentes aunque no sangrientas como cuando Quinn le rompe la pierna a uno de los rufianes que quiere llevar a Cassandra Cain; no obstante, en la pelea previa dentro de la comisaría se decide por utilizar balas de goma y diamantina para no lastimar fatalmente a los involucrados, decisión que no se entiende muy bien ya que por un momento está bien romperle las piernas o atropellar a la gente, pero ¿no se les puede disparar?

Por último, tenemos al villano interpretado por Ewan McGregor y a su secuaz, Zas, Chris Messina en una relación homoerótica que no se entiende muy bien si es para darle un tono de burla o porque realmente no supieron qué hacer con esos personajes. McGregor aun con toda su habilidad actoral, no va más allá de un villano de caricatura, burdo y tan exagerado que en lugar de imponer da risa por lo terrible que luce en pantalla. Mientras que Zas resulta ser el amante que lo calma y que, por supuesto, odia a las mujeres como lo deja en claro cuando le cuenta a Margot Robbie sobre todos los “pajaritos” que él ha matado. Si bien se entiende el machismo y la misógina de los villanos principales, en la cinta se retratan a todos los hombres como villanos, sin importar si trabajan en la policía o en el crimen organizado.

Aves de presa y la emancipación de una Harley Quinn resulta ser una película decepcionante porque tenían a un muy buen elenco, pero que termina siendo desperdiciado, bajo una dirección que no logra consolidar un tono de la cinta, además de darles miedo ser realmente violentos en pantalla y de contar una historia que no permite construir un lazo empático con ninguno de los personajes.

Aves de presa y la fantabulosa emancipación de una Harley Quinn” (Birds of prey (and the Fantabulous Emancipation of One Harley Quinn)

¿Alguna vez has oído el del policía, el pájaro cantor, el psicópata y la princesa de la mafia? “Aves de presa (y la fantabulosa emancipación de una Harley Quinn)” es una historia retorcida contada por la propia Harley, pues sólo ella sabría contarla. Cuando el villano más nefasto y narcisista de Gotham, Roman Sionis, y su entusiasta mano derecha Zsasz, se pusieron como objetivo a una joven llamada Cass la ciudad se volcó para buscarla. Cuando los caminos de Harley, Huntress, Black Canary y Renee Montoya convergen este insólito cuarteto no tiene más remedio que unirse para derrotar a Roman.

Director: Cathy Yan

Guión: Christina Hodson

Basado en el trabajo de Birds of Prey por Jordan B. Gorfinkel y Chuck Dixon. Harley Quinn por Paul Dini y Bruce Timm

Con:  Margot Robbie, Mary Elizabeth Winstead, Jurnee Smollett-Bell, Rosie Perez, Chris Messina, Ella Jay Basco, Ali Wong, Ewan McGregor

Música: Daniel Pemberton

Fotografía: Matthew Libatique

Compañía Productora: DC Films, LuckyChap Entertainment, Kroll & Co. Entertainment, Clubhouse Pictures

Distribuidor: Warner Bros. Pictures

Fecha de estreno: 7 de febrero de 2020 (Estados Unidos y México)

País: Estados Unidos 2019

Duración: 106 minutos

 

e-max.it: your social media marketing partner