Print
Category: Archivo

User Rating: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

anticristo¿Cómo reaccionar cuando pierdes a un ser querido? ¿Qué hacer cuando el dolor te paraliza, te inhabilita… te estropea? Todos reaccionamos de diferente manera ante el fin de la vida, concentrándonos en el adiós o sumiéndonos en el vacío del abandono. La última cinta del director danés Lars von Trier, Anticristo, busca estudiar el luto humano, la culpa y el dolor.

Lars crea una de sus cintas más polémicas, repulsivas, provocadoras de su filmografía. Es imposible ver la película y estar pasivo a ella, desde su inicio hasta su final la cinta te va llevando a ser testigo de la destrucción en una pareja, del desconocimiento que existe entre ellos. Es narrada como un cuento con prólogo, epílogo y cuatro capítulos titulados: Duelo, Dolor (El Caos Reina), Desesperación (Gineocidio) y Los Tres Mendigos. Gineocidio es otra manera de llamar al Feminicidio.

La cinta narra el proceso de asimilación de la muerte del hijo de una pareja, hecho que ocurre mientras mantienen relaciones sexuales. Él es un psicólogo y ella está a punto de graduarse y se encuentra terminando su tesis. Para ayudarle a ella a salir de su depresión él decide tratarla como un paciente y la lleva a una cabaña perdida en medio del bosque donde ella y su hijo vivieron un tiempo mientras avanzaba en su tesis.

La película descansa en las actuaciones de Willem Dafoe y Charlotte Gainsbourg quien ganó el premio a mejor actriz en el Festival de Cine de Cannes del 2009 por su participación en la cinta. No hay más, quizá aparezcan algunas personas en la secuencia del entierro pero no hay más. Su hijo sólo aparece al inicio cuando muere y en algunas fotografías pero es un ser presente en toda la película.

Von Trier es un provocador nato, basta recordar su cinta Los Idiotas (Idioterne, 1998) donde se burlaba de las convenciones sociales a través de las interacciones entre personas con discapacidad mental y personas “normales” para darnos cuenta de que lo que hace en esta ocasión no ésta muy alejado de ello, sólo sustituyan el motivo de provocación por sexo y escenas explícitas de violencia para que estemos en terrenos conocidos.

El director no tiene prisa para desarrollar su historia, se toma un largo tiempo en mostrarnos la manera en que la pareja enfrenta el duelo que les deja la pérdida de su hijo, mostrándonos lentamente como el personaje femenino va cayendo en una depresión que la conducirá a la locura.

Charlotte Gainsbourg se adueña del film con una soberbia actuación, no sólo nos transmite el dolor de una madre, sino el sentimiento de culpa que la envuelve por no haber evitado que su hijo muriera. Cuando su equilibrio mental estalla y se castiga por esa falta, la cinta podría inscribirse en el género de terror ya que lo mostrado en pantalla puede ser más que perturbador para algunas mentes.

La cinta presenta escenas de sexo explícitas que han provocado las molestias de algunas personas, tanto por lo gráficas como por ser una vía de escape para el dolor del protagonista femenino (¿cómo se atreve a tener sexo así después de la muerte de su hijo? me tocó escuchar en la sala de exhibición). Cuando nos percatamos que ella usa el sexo también para castigarse, la ablación que el director nos obliga a presenciar es dolorosa, inquietante. Mucho más impactante que ver a Dafoe ser masturbado para que eyacule sangre.

El inicio, cuya sombra atrapa toda la cinta, está rodado con cámara phantom, donde el operador de cámara Anthony Dod Mantle utiliza todas las posibilidades de ella para alterar la velocidad de la imagen y crear una realidad tan detallada que se vuelve surrealista, onírica. En él nos muestra la razón de la culpa de Ella pero no es sino hasta más allá de la mitad de la película, cuando de nuevo lo presenciamos, que podemos aterrarnos con lo que sabemos sucedió.

La imagen final de la película es fuerte, impactante, llena de significados y nuevos dolores. Von Trier sabe cómo crear imágenes que se quedarán en la mente del espectador y que le darán vueltas y vueltas buscando su significado sin alcanzarlo nunca, en el mejor de los casos. Y si bien para muchos la dedicatoria a Andrei Tarkovski es excesiva, para mí la cinta me recuerda en algunos puntos a Solaris (1972), Stalker (1979) y sobre todo Andrei Rublev (1966).

“Anticristo es lo que se acerca más a un grito. Llegó en un momento de mi vida en el que me sentía realmente mal. Uno encuentra la inspiración en sus propios miedos, sus propias emociones.” (Lars von Trier)

“Debo decir que la acción externa, las intrigas y la conexión entre los acontecimientos no me interesan para nada (…) Lo que realmente me preocupa es el mundo interior de las personas (…) Lo que me interesa es el hombre, en quien se encierra todo el universo.” (Andrei Tarkovski).

Anticristo (Antichrist)

Dir: Lars von Trier

Con Willem Dafoe y Charlotte Gainsbourg

Alemania, Dinamarca, Francia, 2009

Publicado originalmente el 9 de noviembre de 2010 en carteleradecine.mx

Etiquetas:

andrei tarkovski, antichrist, charlotte gainsbourg, cineteca nacional. anticristo, lars von trier, muestra de cine, willem dafoe

e-max.it: your social media marketing partner