Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

dorian grayUna nueva adaptación a la novela de Oscar Wilde, El Retrato de Dorian Grey (Dorian Grey) llega a pantallas mexicanas a un año de su estreno en Inglaterra. En esta ocasión el personaje principal está interpretado por Ben Barnes, quien parece venir de la escuela de actuación de Robert Pattinson, con una interpretación mediocre, perdida y pensando que su linda cara suplirá todas las carencias en su trabajo.

La historia de un joven que vende su alma al diablo a cambio de no envejecer y que el cuadro que lo retrata sea el que sufra cualquier cambio o daño físico, en esta ocasión no logra estar a la altura de la obra escrita por Wilde. La dirección no logra atrapar al espectador y lo que promete ser un paseo por la degradación social de la virtud, se termina transformando poco a poco en tedio hasta terminar al final hastiado y defraudado de la cinta.

Colin Firth interpreta a quien se convertirá en mentor del personaje de Dorian Grey, el noble Henry Wotton quien impulsa al personaje a vivir la vida sin ataduras y sin embargo se encuentra tan atado a ellas que no puede más que envidiar al personaje. Él es quizá el que más sobresale de entre todo el elenco por su actuación y porte que mantiene en pantalla, pero aún él, al final se ve aburrido, sin rumbo.

Uno de los puntos con los que buscan llevar gente al cine es con la presentación de la vida sexual de Dorian, la cual sin llegar a ser explícita en pantalla (o mínimamente erótica) muestra los excesos del personaje que tampoco duda en visitar lugares de mala muerte donde consigue sexo y consume opio.

No es una adaptación fiel de la novela pero conserva algunas de las frases emblemáticas de la misma y si bien cambian cosas fundamentales logran darle un giro aceptable en pantalla. Lamentablemente ni la buena ambientación o los vestuarios logran traspasar la capa de vacío que el director, Oliver Parker, realiza y que impide que los espectadores puedan involucrarse con la historia.

Tal y como su personaje principal, la cinta carece de un alma, se deja ir con un interior podrido que no escandaliza, no divierte, aburre de manera total, cansando y obligando a pensar en otras cosas para no sucumbir al sueño. La idea de que seriamos capaces de hacer si no quedara huella de lo que hicimos se pierde y quedamos con la sensación de haber perdido momento valioso de nuestra vida con esto.

Esperemos que a Ben Barnes (quien también presenta la misma cara de bobo en Las Crónicas de Narnia: el principe Caspian/The Chronicles of Narnia: Prince Caspian, Adamson/2008) le alcance pronto el cuchillo en el retrato y así al terminar su juventud y rostro resplandeciente no tengamos que verle actuar de la manera lo hace…

El retrato de Dorian Grey (Dorian Grey)

Dirección Oliver Parker

Con: Ben Barnes, Colin Firth, Rebecca Hall, Ben Chaplin, Emilia Fox, Rachel Hurd-Wood

Inglaterra 2009

Publicado originalmente el 5 de agosto de 2010 en carteleradecine.mx

e-max.it: your social media marketing partner