User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

kitty galoreCuando en el 2001 se estrenó Como perros y gatos (Cats & Dogs, Guterman) más allá de sus efectos especiales y mensaje familiar, destacaba la postura de los productores de la misma ante los felinos: se les mostraba como seres siniestros, sin rasgos de bondad, con ambiciones de dominar al mundo, astutos pero torpes y tontos, los cuales eran vencidos por perros más torpes y tontos. Para corregirlo en la segunda entrega de la serie, estrenada nueve años después, se les da a los gatos un nuevo papel, diciendo hay buenos y malos, dándoles la misma tecnología que a los perros. El resultado es un desastre anunciado… pero no es catastrófico.

La trama es similar a la anterior, una gata desquiciada busca gobernar al mundo destruyendo la relación de los perros con la raza humana. Sus motivos: vengarse de aquellos que la tiraron a la cera depiladora y la despreciaron por su nuevo aspecto (gran homenaje al Batman de Tim Burton). El joven perro de la primera parte es ahora el líder de la organización de perros espías y el héroe de ésta es un perro despreciado por sus acciones de la policía canina. Como perros y gatos 2: La Venganza de Kitty Galore (Cats & Dogs: The Revenge of Kitty Galore) está dirigida por Brad Peyton.

La cinta es un cúmulo de escenas absurdas, burdas, con una trama endeble, con unas actuaciones caninas y felinas al borde del delirio. Un manjar para los niños y una tortura para los padres. Con grandes bromas para que aquellos rían y se enternezcan con los animales y sus caritas, ojitos de borrego y sueños. Y para que los padres duerman o lamenten el precio del boleto.

Dentro de la historia hay elementos destacables, como la obsesión que tiene Kitty Galore por un pequeño ratón al que siempre tiene en las manos, acariciándole, torturándole sin que ella lo note, guiño a las cintas de Bond donde el villano es Ernst Stavro Blofeld. El ayudante de Kitty inmediatamente nos hace recordar a Terminator (Cameron/1984) pero en realidad se parece más al perro fuera de control de Una rasurada al ras (A Close Shave, Park/1995), la cinta ganadora del Oscar de los personajes de Wallace y Gromit. También es de mencionar los gags que incluyen a la pequeña Kiernan Shipka quien siempre tiene la mala fortuna de escucharles hablar a los animales.

De nueva cuenta el punto negro es el 3D, al no ser filmada así sino procesada para serlo hay secuencias que se vuelven caóticas visualmente, echando a perder las secuencias de acción y fastidiando la película. No hablemos del doblaje que continúa siendo neutro, sin emociones, es una lástima ya que por ejemplo en la versión original tenemos actores cuya voz le recuerdan algo a la audiencia: desde la elegancia del Santo, Roger Moore, a la locura de Bette Midler o la sensualidad de Christina Applegate.

La cinta llega acompañada por el tan anunciado primer corto del Coyote y el Correcaminos en 3D, Coyote Falls, que si bien explora de manera adecuada el juego visual de la tercera dimensión, lo que resalta es comprobar que los años lo único que hacen es acrecentar el sadismo con el que el bípedo se comporta y la eterna mala suerte de Wile E. Violento, sinsentido, anárquico y sumamente divertido.

La cinta termina con un final abierto que recuerda a El silencio de los inocentes (The Silence of the Lambs, Demme/1991) y que deja todo abierto para la tercera parte que tentativamente es conocida como Cats & Dogs 3: A Cheap Meal Alternative.

Como perros y gatos 2: La Venganza de Kitty Galore (Cats & Dogs: The Revenge of Kitty Galore)

Dir: Brad Peyton

Con: James Marsden, Nick Nolte, Christina Applegate, Katt Williams, Bette Midler, Neil Patrick Harris, Chris O'Donnell, Michael Clarke Duncan

Estados Unidos 2010

Publicado originalmente el 9 de agosto de 2010 en carteleradecine.mx

e-max.it: your social media marketing partner