La llegada de un extranjero a cualquier país siempre da pie a cintas que muestran el folklore del país que se va descubriendo, siempre con la mirada puesta en lo exótico, mostrando un lugar que pocas veces tiene que ver con el lugar real, el México visto desde el extranjero siempre ha sido una muestra de ello, pero ahora llega “American Curious” la cual nos muestra esa visión pero no bajo la visión de un director foráneo, sino uno nacional.

David Green es un standupero con escaso éxito, las deudas lo abruman y cuando recibe la noticia de que su madre biológica ha muerto y es heredero de sus cosas, viaja a México, donde comienza a descubrir no sólo el país sino los secretos de la familia.

American Curious

David Green es un standupero con escaso éxito, las deudas lo abruman y cuando recibe la noticia de que su madre biológica ha muerto y es heredero de sus cosas, viaja a México, donde comienza a descubrir no sólo el país sino los secretos de la familia.

Director: Gabylú Lara 

Guión: Gabylú Lara / Ricardo Aguado Fentanes

Hace mucho mucho tiempo, en una galaxia muy lejana, inicio una de las sagas cinematográficas más importantes dentro de la cultura pop, ideada por George Lucas, “La Guerra de las Galaxias” (Star Wars) ha llenado la imaginación de millones de espectadores, creando una legión de seguidores impresionante, llegando el año pasado a su octavo episodio, sin contar los spin off, de la lucha por la libertad de la galaxia. Así, “Star Wars: Episodio VIII - Los últimos Jedi” (Star Wars: The Last Jedi) comienza un nuevo giro dentro de esta telenovela espacial.

Rey ha encontrado a Luke Skywalker y busca que éste la entrene. Mientras tanto, los rebeldes buscan sobrevivir al ataque de las fuerzas de Snoke quienes están a punto de barrerles de la galaxia. La batalla se intensifica cuando Kylo y Rey inician una conexión que puede definir la balanza de la Fuerza.

Insisto, las cintas que adoptan videojuegos parecen irremediablemente condenadas al olvido, al desprecio de los jugadores, al rechazo de los fans y a ser productos que por lo regular carecen de mínimo interés para todos, dicho la anterior, podemos decir que “Rampage. Devastación” (Rampage) la nueva cinta de acción de Dwayne Johnson tiene en su contra todo ello, aunque a su favor juega tenerle a él protagonizando la cinta.

Una compañía hace experimentos de modificar el ADN en animales, volviéndoles violentos y con características mejoradas, cuando uno de sus especímenes escapa de la estación espacial donde crean estas criaturas y destruye el laboratorio, una de sus empleadas logra escapar con las cápsulas que contienen las toxinas de modificación, las cuales al entrar en la tierra caen en diversos lados, como una reserva animal donde afecta a un gorila y un lobo, los cuales mutan y comienzan una devastación por donde pasan, uniéndose a su paso un cocodrilo. Sólo la Roca podrá parar este desastre.

Rampage. Devastación” (Rampage)

Una compañía hace experimentos de modificar el ADN en animales, volviéndoles violentos y con características mejoradas, cuando uno de sus especímenes escapa de la estación espacial donde crean estas criaturas y destruye el laboratorio, una de sus empleadas logra escapar con las cápsulas que contienen las toxinas de modificación, las cuales al entrar en la tierra caen en diversos lados, como una reserva animal donde afecta a un gorila y un lobo, los cuales mutan y comienzan una devastación por donde pasan, uniéndose a su paso un cocodrilo. Sólo la Roca podrá parar este desastre.

Director: Brad Peyton

Guión: Ryan Engle / Carlton Cuse / Ryan J. Condal / Adam Sztykiel

Basado en el videojuego “Rampage” de Midway Games

Rampage. Devastación” (Rampage)

Una compañía hace experimentos de modificar el ADN en animales, volviéndoles violentos y con características mejoradas, cuando uno de sus especímenes escapa de la estación espacial donde crean estas criaturas y destruye el laboratorio, una de sus empleadas logra escapar con las cápsulas que contienen las toxinas de modificación, las cuales al entrar en la tierra caen en diversos lados, como una reserva animal donde afecta a un gorila y un lobo, los cuales mutan y comienzan una devastación por donde pasan, uniéndose a su paso un cocodrilo. Sólo la Roca podrá parar este desastre.

Director: Brad Peyton

Guión: Ryan Engle / Carlton Cuse / Ryan J. Condal / Adam Sztykiel

Basado en el videojuego “Rampage” de Midway Games

Justo Diéguez, el creador del Método Keysi de defensa personal, se encuentra en México para mostrar sus conocimientos a aquellos interesados en el tema. KEYSI, es un método de lucha basado en el estudio y cultivo de los instintos naturales, así como en el desarrollo personal, con raíces 100 % españolas. Un aspecto significativo de KEYSI es su giro en 360º, redefiniendo la filosofía Depredador - Presa, convirtiéndose la presa (el atacado) en depredador (atacante) durante una pelea.

El nacimiento de la palabra "Keysi" data de la infancia de Justo Diéguez. Como un niño que estaba aprendiendo a hablar, asoció involuntariamente la pronunciación de la palabra española "Que Si" que significa "¡Sí lo haré!". Así, al pronunciarlo apareció el silogismo "Keysi" Ha llegado hasta nosotros con el nombre de su método de autodefensa.

Fundación Cinépolis, a través de su programa social Ruta Cinépolis, trae de vuelta el cine mexicano al público capitalino a través de distintas funciones durante el mes de abril en la Plaza Garibaldi, ubicada en el centro de la Ciudad de México. Estas proyecciones forman parte del programa “Protejamos Garibaldi” y serán exhibiciones al aire libre y con acceso gratuito.

El programa “Protejamos Garibaldi” es una iniciativa de la Asociación de Mariachis de Plaza Garibaldi, la Asociación de Comercios Establecidos de Plaza Garibaldi y la Autoridad del Centro Histórico; Fundación Cinépolis se ha unido a esta iniciativa y desde 2016, a través de Ruta Cinépolis, ha realizado 7 funciones de cine con un impacto total de 4,500 personas.

Hay películas que te deprimen, otras que te aterran, otras que te sirven de escape a la realidad, y hay otras que te motivan a enfrentar al mundo de una forma que siempre terminas con una sonrisa, “Extraordinario” (Wonder) es una de estas últimas, una película donde terminamos con la certeza de que la actitud lo es todo, de que luchar por los sueños siempre será lo correcto y que la familia siempre te apoyará para bien o mal. Y ahora podemos verla en la comodidad de casa en formato casero.

Auggie Pullman es un niño que nació con una deformidad facial. Ahora, tras diez años de encierro en casa, tendrá que asistir por primera vez a la escuela, donde intentará por todos los medios encajar con el resto de compañeros.

El cine mexicano es experto en ponerse el pie solito, muchas veces los creadores del producto creen que conocen más de cómo debe estrenarse sus cintas que los expertos en el tema, perjudicando con esto muchas veces películas que podrían haber corrido con mayor suerte de la que tuvieron en pantallas, las cuales en varias ocasiones se invisibilizan y aún aquellos que esperan su estreno no logren enterarse de éste. Ese es el caso de “La Carga” la cual paso de noche por salas de cine pero que afortunadamente ya es posible adquirir en formato casero.

La Carga” es una historia de acción y romance que se desarrolla en la Nueva España a finales del Siglo XVI. Cuenta la intensa y dinámica travesía de un indígena tameme y una joven española de la nobleza a través de la vasta geografía del Nuevo Mundo en busca de justicia. Durante su inclemente recorrido las tensiones y diferencias entre los protagonistas se suavizan y los lazos afectivos emergen.

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

MarcelinoPanyVinoEn 1955 el director Ladislao Vajda estrenó la cinta por la que pasaría a la historia, Marcelino, pan y vino una cinta de cargada ideología religiosa que conmovió a prácticamente todo el mundo en gran parte debido a la actuación de Pablito Calvo, quien con seis años presentaba un candor y carisma que aún perdura. Ahora, 55 años después se hace un remake ambientado en la Revolución Mexicana y que carece prácticamente de todo lo que hizo a la primer versión triunfar.

La nueva versión de Marcelino, pan y vino es dirigida por José Luis Gutiérrez Arias, quien logra crear una cinta plana, burda, moralina y que ambienta en la revolución mexicana sin motivo alguno, sólo, quizá, para conseguir apoyos económicos en esta época del festejo del centenario.

Hacer una crítica de la película partiendo de su carga ideológica es un error, se sabe la importancia de la religión católica en la cinta, por lo que no hablaré de ella, independientemente de eso, el film carece de elementos que le hagan atractivo o que indique va a crear historia en el cine mexicano.

El primer elemento que juega contra la cinta es el recuerdo de la de Vajda, iniciando con la elección del niño que interpreta al personaje principal, donde Pablito Calvo inunda la pantalla con su don carismático, Mark Hernández se ve poco simpático y con risas forzadas, no logra conmover al espectador. Pero no es culpa de él, no tiene un director o un guión que le ayuden con el difícil papel.

Los monjes franciscanos son como postales mal iluminadas donde se adivina algo pero no se distingue bien qué es, ni Alejandro Tomassi, Jorge Lavat o Gaston Peterson logran imprimir credibilidad a una cinta donde el guión es tan flojo que ni los grandes actores pueden asirse de algo para hacer creíble lo que vemos en pantalla.

El halo de misticismo que envuelve a la historia de Marcelino, aquel que dio pan y vino a una figura de madera de Jesús en ésta nueva versión podría tener otra explicación que la religiosa. Marcelino es mordido por una serpiente y queda al borde de la muerte, es curado con medicina herbolaria por la madre de su mejor amigo, el niño Eleuterio, quien vive escondido en la sierra con sus padres, miembros de la bola revolucionaria. Al salir de su crisis, durante la cual sueña como su amigo se despide de él, ya que es asesinado en una emboscada, comienza a alucinar que le ve.

Lo anterior me lleva a preguntar si no es un simple delirio causado por las hierbas lo que no sólo lo lleva a jugar con su amigo muerto sino a pensar que el Cristo de madera es un ser con vida propia. Hasta los franciscanos lo ven raro y sospechan que su actitud se debe a que está robándose el vino de consagrar.

Como ya señalé arriba, la película carece de guión y dirección, no tiene ritmo y que se instale en la revolución es demasiado forzado. Mejor esperen a que pase la versión original en televisión y no malgasten su dinero en una cinta hueca y que no aporta nada… por cierto, no por ser una película mexicana la voy a recomendar por decreto, eso se lo dejo a otros.

Marcelino, pan y vino

Dir. José Luis Gutiérrez Arias

Con: Mark Hernández, Alejandro Tomassi, Jorge Lavat

México 2010

Publicado originalmente el 16 de diciembre de 2011 en carteleradecine.mx

e-max.it: your social media marketing partner