Lo dije demasiadas veces en el pasado, “si hay un director que indiscutiblemente está sobrevalorado es Jaume Collet-Serra”, el director de bodrios como “La Huérfana” (Orphan 2009), “Desconocido” (Unknown 2011) y “Sin Escalas” (Non-Stop 2014), estas dos últimas protagonizadas por Liam Neeson. El saber del estreno de cada cinta nueva suya nos lleva a cuestionarnos la cordura tenemos para acudir a ello, esperando siempre ver algo que se puede tirar al caño… hasta que nos toca ver “El Pasajero” (The Commuter) y descubrimos que por una vez en los últimos años ha creado un producto que sobrepasa sus anteriores trabajos.

El Pasajero” (The Commuter)

Un expolicia que ha sido despedido de su trabajo como vendedor de seguros se topa en el tren que lo lleva cada día a casa con una misteriosa mujer que le hace una propuesta, $100 mil dólares si le señala al pasajero que desentona del resto y le pone un transmisor. Primero se niega, pero cuando su imprudencia le obliga a hacerle, se ve inmiscuido en un juego de gato y ratón donde todos son sospechosos y todos son posibles víctimas.

Director: Jaume Collet-Serra

Guión: Byron Willinger / Philip de Blasi / Ryan Engle

Por una vez el título de una cinta mexicana describe perfectamente lo que sucede en la película, “Lo Más Sencillo es Complicarlo Todo” muestra como el intentar hacer una comedia romántica sin complicaciones se vuelve todo lo contrario por un guión pésimo, por una dirección aún peor y, una protagonista que resalta como una de las peores artistas del cine mexicano actual.

Lo Más Sencillo es Complicarlo Todo

Desde que tiene uso de razón, Renata ha estado enamorada del mejor amigo de su medio hermano, Juan Pablo (que es 13 años mayor que ella). Ahora que tiene "la edad perfecta" para tener una relación con él (que no tiene idea de esto). Juan Pablo conoce a Susana y decide que es la mujer de su vida. Para la mala suerte de Mónica, Susana es la mujer muy bella, por lo que tendrá que elaborar un plan para separarlos que llevará a un final sorprendente para ella.

Director: René Bueno

Guión: René Bueno

Inicios de mayor 1940, Winston Churchill es electo Primer Ministro de Inglaterra, mostrando desde el inicio que no se dejará manipular y que está convencido de que la única opción contra la Alemania de Hitler es luchar hasta las últimas consecuencias contra ellos. A pesar de que su propio partido político está en su contra, debe probar que sus decisiones son las correctas para la nación.

Las Horas Más Oscuras” (Darkest Hour)

Inicios de mayor 1940, Winston Churchill es electo Primer Ministro de Inglaterra, mostrando desde el inicio que no se dejará manipular y que está convencido de que la única opción contra la Alemania de Hitler es luchar hasta las últimas consecuencias contra ellos. A pesar de que su propio partido político está en su contra, debe probar que sus decisiones son las correctas para la nación.

Director: Joe Wright

Guión: Anthony McCarten

Con: Gary Oldman, Kristin Scott Thomas, Lily James, Stephen Dillane, Ronald Pickup, Ben Mendelsohn

Música: Dario Marianelli

Fotografía: Bruno Delbonnel

Compañía Productora: Perfect World Pictures / Working Title Films

Distribuidor: Universal Pictures

Fecha de estreno: 12 enero 2018 (Reino Unido) 18 enero 2018 (México)

País: Reino Unido 2018

Duración: 125 minutos

https://www.youtube.com/watch?v=U7Ns9OeL5IQ

https://www.youtube.com/watch?v=6QLQyXzdd1I 

 

El cine mexicano en su parte más comercial sigue apostando a las comedias como el único método para llevar público a las salas de cine, creando productos poco memorables en la mayoría de los casos, como lo es el remake de la cinta chilena “Sin Filtro” que para hacerle diferente le pusieron “Una Mujer Sin Filtro” en su versión nacional.

FICUNAM, en su sección Retrospectiva, reconoce a tres grandes directores, todos nacidos en la década de los sesenta, cuya obra es indispensable por su temática, su franqueza y sus propuestas arriesgadas. Provenientes de distintas latitudes, uno de Estados Unidos y dos de ellos de puntos opuestos del continente asiático: Israel y Japón, estos tres directores han creado una filmografía singular, que ha alcanzado el carácter de imprescindible en el marco de una cinematografía mundial.

Cada mes, Netflix presenta sus estrenos tanto en series, películas, niños como en documentales y especiales. En este mes, en enero en series se encuentran la segunda temporada de "Disjointed", la tercera temporada de "Lovesick", así como la primera temporada de "Black Lightning". En películas se estrenan cintas como "Las sufragistas", "Whiplash" y el "El Incidente". En documentales y especiales se estrena "Él me nombró Malala" y especiales de stand up; mientras que en para los pequeños se estrena "Trolls", la sexta temporada de "Las aventuras de gato con botas", entre otras cintas y series.

Una de las tradiciones cinéfilas casi desaparecida es la de acudir a los famosos cine clubes donde no sólo podías ver siempre una cinta interesante sino que al término de la misma participabas en una charla sobre la importancia de la misma, aprendiendo y compartiendo conocimiento todo el tiempo. Quedan pocas opciones al respecto en un muido cada vez más cibernético, por lo que es un placer invitarles a Cinemanía a un ciclo dedicado a Guillermo del Toro dentro del Cine Club El Rincón de los Directores.

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

MarcelinoPanyVinoEn 1955 el director Ladislao Vajda estrenó la cinta por la que pasaría a la historia, Marcelino, pan y vino una cinta de cargada ideología religiosa que conmovió a prácticamente todo el mundo en gran parte debido a la actuación de Pablito Calvo, quien con seis años presentaba un candor y carisma que aún perdura. Ahora, 55 años después se hace un remake ambientado en la Revolución Mexicana y que carece prácticamente de todo lo que hizo a la primer versión triunfar.

La nueva versión de Marcelino, pan y vino es dirigida por José Luis Gutiérrez Arias, quien logra crear una cinta plana, burda, moralina y que ambienta en la revolución mexicana sin motivo alguno, sólo, quizá, para conseguir apoyos económicos en esta época del festejo del centenario.

Hacer una crítica de la película partiendo de su carga ideológica es un error, se sabe la importancia de la religión católica en la cinta, por lo que no hablaré de ella, independientemente de eso, el film carece de elementos que le hagan atractivo o que indique va a crear historia en el cine mexicano.

El primer elemento que juega contra la cinta es el recuerdo de la de Vajda, iniciando con la elección del niño que interpreta al personaje principal, donde Pablito Calvo inunda la pantalla con su don carismático, Mark Hernández se ve poco simpático y con risas forzadas, no logra conmover al espectador. Pero no es culpa de él, no tiene un director o un guión que le ayuden con el difícil papel.

Los monjes franciscanos son como postales mal iluminadas donde se adivina algo pero no se distingue bien qué es, ni Alejandro Tomassi, Jorge Lavat o Gaston Peterson logran imprimir credibilidad a una cinta donde el guión es tan flojo que ni los grandes actores pueden asirse de algo para hacer creíble lo que vemos en pantalla.

El halo de misticismo que envuelve a la historia de Marcelino, aquel que dio pan y vino a una figura de madera de Jesús en ésta nueva versión podría tener otra explicación que la religiosa. Marcelino es mordido por una serpiente y queda al borde de la muerte, es curado con medicina herbolaria por la madre de su mejor amigo, el niño Eleuterio, quien vive escondido en la sierra con sus padres, miembros de la bola revolucionaria. Al salir de su crisis, durante la cual sueña como su amigo se despide de él, ya que es asesinado en una emboscada, comienza a alucinar que le ve.

Lo anterior me lleva a preguntar si no es un simple delirio causado por las hierbas lo que no sólo lo lleva a jugar con su amigo muerto sino a pensar que el Cristo de madera es un ser con vida propia. Hasta los franciscanos lo ven raro y sospechan que su actitud se debe a que está robándose el vino de consagrar.

Como ya señalé arriba, la película carece de guión y dirección, no tiene ritmo y que se instale en la revolución es demasiado forzado. Mejor esperen a que pase la versión original en televisión y no malgasten su dinero en una cinta hueca y que no aporta nada… por cierto, no por ser una película mexicana la voy a recomendar por decreto, eso se lo dejo a otros.

Marcelino, pan y vino

Dir. José Luis Gutiérrez Arias

Con: Mark Hernández, Alejandro Tomassi, Jorge Lavat

México 2010

Publicado originalmente el 16 de diciembre de 2011 en carteleradecine.mx

e-max.it: your social media marketing partner