Del 22 al 25 de noviembre se llevará a cabo la segunda edición del Festival Internacional de Cine con Medios Alternativos (FICMA) en el Centro de la Juventud Arte y Cultura Futurama, con actividades y talleres gratuitos, el FICMA busca acercar el cine manufacturado con diversas herramientas alternativas al espectador.

Y la función culminó con una sala que a aplausos rendía homenaje al estreno en México de la cinta animada “Ana y Bruno” de Carlos Carrera, atrás habían quedado las dudas de que alguna vez llegara a pantallas este trabajo y sólo conociéramos los avances que el equipo había venido mostrando por mucho tiempo en diversos festivales de cine del país.

La última cinta presentada en competencia dentro de los XV años del Festival Internacional de Cine de Morelia fue el segundo largometraje de Gabriel Mariño, “Ayer Maravilla Fui”, la cual nos muestra una historia de realismo mágico que lleva al espectador a reflexionar sobre el amor y las consecuencias de obtenerle.

Una de las cintas mexicanas que compitieron en los XV años del Festival Internacional de Cine de Morelia fue la segunda cinta de Natalia Beristáin, “Los Adioses”, protagonizada por Karina Gidi, Daniel Giménez Cacho, Tessa Ia y Pedro de Tavira. Al termino de la competencia terminaría llevándose a casa El Premio Del Público y una Mención otorgada por el jurado a Gidi por su personificación de Rosario Castellanos.

Michel Hazanavicius llegó a los XV años del Festival Internacional de Cine de Morelia con su nuevo trabajo cinematográfico bajo el brazo, la corrosiva “Le Redoutable”, la cual narra a través de la sátira la relación entre Godard y su esposa Wiazemsky, lo que ha provocado diversas reacciones negativas en la crítica exquisita de todos los lugares en los que se ha presentado.

Julian Rosefeldt fue uno de los invitados a los XV años del Festival Internacional de Cine de Morelia, llegó a presentar la versión cinematográfica de los videos que acompañaban su exposición “Manifiesto” la cual ha recorrido el mundo los últimos años. Rosefeldt vive y trabaja en Berlín y sus trabajos son siempre ensayos audiovisuales que buscan la reflexión filosófica, política y la crítica a la imagen.

Uno de los puntos más importantes del Festival Internacional de Cine de Morelia es la presentación de cintas mexicanas restauradas, las cuales tienen pocas ventanas de exhibición y que el evento les da el marco perfecto para que el público las descubra y sepa de su existencia. Este año se presentaron “Los Motivos de Luz” de Felipe Cazals, “La Fórmula Secreta” de Rubén Gámez y “Dos Monjes” de Juan Bustillo Oro.

El cortometraje ganador del Premio del Público en los XV años del Festival Internacional de Cine de Morelia fue “La Proporción Aura” de Mariano Murguía Sotomayor, quien logró conectar con la audiencia con una historia de amor en tiempos modernos, trastocando valores y creando un producto realista y divertido.

Uno de los invitados especiales a los XV años del Festival Internacional de Cine de Morelia fue el director nacido en Irán de ascendencia suiza, Barbet  Schroeder, quien llegó para presentar su nuevo documental, “El Venerable W.” (Le vénérable W.), cierre de la trilogía del mal conformada por la cinta de 1974 “General Idi Amin Dada” y ”Terror’s Advocate” del 2007.

Uno de los documentalistas mexicanos consentidos del Festival Internacional de Cine de Morelia es José Álvarez, quien ha presentado sus trabajos “Flores en el Desierto” (2009) y “Canícula” (2011) dentro del marco de pasadas ediciones, siendo la XV la indicada para presentar su más reciente trabajo, “Los Ojos del Mar”.

User Rating: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

Post Tenebras Lux critica carlos reygadasEl más reciente trabajo de Carlos Reygadas, Post Tenebras Lux, que lo llevó a ser Mejor Director en Cannes 2012, se estrena esta semana a nivel nacional. Es más que conocido que los trabajos de Reygadas no sólo levantan polémica sino que rara vez hay punto medio, son odiados o los alaban.

Y por supuesto su más reciente trabajo no se salva de dicha polémica, sólo que esta vez alejado de escandalizar con escenas fuertes se acerca a una especie de sueño entre un juego de Rugby, un futuro posible de una familia rica, un presente desalentador y un diablo en CGI por las noches. Y, sí, es simplificar todo aquello visto, es enunciar los elementos principales de un ejercicio cinematográfico.



Es cierto que en el cine no hay fórmulas, gracias a esto tenemos una diversidad en estilos narrativos y visuales para todos los gustos, sin embargo así como un libro, más allá de entretener (en el buen sentido de la palabra), tiene como propósito contar una historia; las películas buscan lo mismo. Y es cierto que se puede debatir esto con ciertos movimientos como el Dadaísmo, sin embargo la corriente dadaísta tenía sus propias reglas y aquellos conocedores y fieles las seguían, así que aún ellos cumplían con su propio propósito.

Y es que una película sin una historia, es como abrir un libro con frases y enunciados que uno como lector tiene que darles sentido. Rayuela de Julio Cortázar, a pesar de que puede leerse de la manera que más le apetezca a la persona en cuestión, a pesar de su aparente caos, tiene un sentido (o varios, depende de cómo y quién lo lea). Sin embargo, Post Tenebras Lux se muestra al espectador con una intención de llevar el “no hay fórmulas para hacer cine” a un pretencioso absurdo sin un sentido propio, perdiendo todo aquel propósito que cualquier forma de narrativa tiene, el de lograr una historia.

Post Tenebras Lux no tienen una trama, tiene pequeños atisbos de momentos dramáticos, que el espectador puede o no darles sentido, no hay un hilo conductor dentro de la película. Con esto, no intento decir que hay que dar todo digerido y a la boca. Es tan sencillo como ver Luz silenciosa, trabajo anterior del mismo director. La historia está ahí, hay mucho que uno puede interpretar y mucho que puede o no hacer “click” con el espectador. A diferencia de Post Tenebras Lux, Luz Silenciosa con todo y su forma contemplativa en la cual desafía la paciencia de la mayoría, tiene un propósito muy claro y es contar la historia de una familia menonita.

Lejos de algún propósito, Post Tenebras Lux se presenta como un sueño mientras vemos una bola de cristal (de aquellas que sólo funcionan en películas). El sentido de la película se lo dará cada uno basándose en experiencias, formas de ver la vida y demás elementos externos a lo que muestran en pantalla. Y nada de esto es desdeñable, sólo que lejos de ser una película es un ejercicio que puede o no ser tomado en serio.

Algo destacable dentro de esta esfera de ideas de Reygadas, es el trabajo técnico de la fotografía. Sí hay algo bello dentro de Post Tenebras Lux es el uso de lentes, lo distorsionado de la imagen y el cuidado para que lo que veamos en pantalla sea visualmente hermoso.
Post Tenebras Lux, como en cualquier ejercicio de estilo, es algo que ustedes decidirán ver o no, serán ustedes los que le den sentido y podrán decidir para ustedes si valió la pena o no porque es irrelevante lo que pueda decirles sobre los atisbos de trama, en un ejercicio de este tipo es como ver las tarjetas de los psicólogos (esas que siempre pasan en las películas con manchas), cada quien ve lo que quiere ver. 

Post Tenebras Lux

Director: Carlos Reygadas

Guión: Carlos Reygadas

Duración: 120 Minutos

México / Francia / Países Bajos / Alemania (2012)

e-max.it: your social media marketing partner