Estrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivas
 

man-of-steelEl hijo predilecto de Krypton, el heredero de Jor-El, el alienígena más famoso entre los terrícolas, el único Kal-El, mejor conocido por los mortales como Superman o su alter ego Clark Kent, regresa a la pantalla grande con una cinta que despertó la curiosidad de todos aquellos que han seguido las aventuras de éste superhéroe desde que se anunció que su productor sería Christopher Nolan y el director el visionario Zack Snyder.

Visualmente apabullante la cinta carece de emotividad, de emoción, de acción, es sólo la ilustración de nueva cuenta de la historia del personaje sin aportar nada nuevo a su mitología a pesar de que busca romper con los esquemas del mismo, lejos queda de las expectativas creadas permitiendo sólo afirmar que en El Hombre de Acero (Man of Steel) el director Snyder le ha ganado la partida al productor Nolan al predominar lo visual sobre la historia.

La cinta vive sus mejores momentos al inicio al presentarse la caída de Krypton y presentar un mundo al borde de la destrucción, perdido en discusiones bizantinas y donde un golpe de estado sólo permite acrecentar lo desolador del panorama. El uso de flashbacks para mostrar los sucesos claves en la infancia y adolescencia de Clark hace que la cinta sea fluida y apuntala la búsqueda de identidad del personaje.

La última parte de la cinta, la que muestra la lucha de Superman contra Zod es, por fin, la gran lucha se espera del personaje, la destrucción y energía que desarrolla podría ponerte al borde del asiento, y digo podría porque esta filmado de una forma tan artesanal que jamás logra uno emocionarse o siquiera pensar que hay riesgo para los personajes.

En esta ocasión la historia mostrada en pantalla decide hacer una alusión religiosa en la figura de Superman al equiparar sus dudas y momentos a la figura de Jesús, llegando al absurdo de presentar iconografía religiosa de fondo en el momento en que Kal-El duda sobre su futuro y, para rematar, cuando acepta ser el salvador de la humanidad comienza una caída libre con los brazos en cruz.

El Hombre de Acero da tumbos durante buena parte de la cinta antes de decidirse a comportarse como Superman, muy al inicio lo vemos dando su mejor imitación de Wolverine y hasta se da el lujo de recordarnos el principio de la saga de Jason Bourne. Se agradece que veamos en pantalla la nueva imagen se quiere hacer del héroe al presentarle sin su traje habitual y ponerle con un look más rudo y sucio. También se agradecen los guiños a la serie de televisión de Smallville.

Un punto débil, además del guión, es la música de la cinta, si bien es entendible no se haya querido utilizar el tema creado por John Williams para las películas anteriores de Superman, lo incomprensible es el no haber creado un tema majestuoso que se quede en los oídos de todos los espectadores y que emocione con su simple sonido.

Henry Cavill como Superman es superior a Brandon Routh quien lo interpretara en la cinta de Bryan Singer, Superman Returns pero no era algo complicado de superar, hasta los hijos del vecino son mejores que Routh al jugar con la capa. Aun así, destaca su participación en la cinta donde logra transmitir el candor y la inocencia del personaje.

Amy Adams como Lois Lane es como el agua, es decir, fresca pero sin que deje sabor con su personaje, insípida. En esta ocasión Perry White es interpretado por Laurence Fishburne en lo que es un desesperado intento de probar que la cinta no es discriminatoria e incluye actores negros. Son más memorables el villano interpretado por Michael Shannon como un militar de código y espada, así como Kevin Costner quien da vida a Jonathan Kent, quien con su sola presencia dota de cierta calidad moral completamente norteamericana a su personaje.

El Hombre de Acero sin duda llevará a cientos a ver la película pero no será de las cintas que dejen gran huella como lo fue el año pasado El Caballero de la Noche Asciende (The Dark Knight Ries), si bien visualmente puede resultar muy impactante en el fondo le pasa lo mismo que le pasa a Sucker Punch Mundo Surreal (Sucker Punch), Snyder incapaz de lograr manejar actores atiborra todo de una saturación visual excesiva que no hace más que intentar cubrir con lentejuelas la falta de dirección y de una historia interesante.

Superman seguirá esperando la película que lo debe poner donde debe estar, en el primer lugar de todos los superhéroes de DC Comics.

Los invitamos a ver la conferencia de prensa de la presentación en México y el tráiler de la cinta.

El Hombre de Acero (Man of Steel)

Director: Zack Snyder

Guión: David S. Goyer

Historia de Christopher Nolan / David S. Goyer

Basado en el comic Superman de Jerry Siegel / Joe Shuster editado por DC Comics

Con: Henry Cavill, Amy Adams, Michael Shannon, Diane Lane, Kevin Costner, Laurence Fishburne, Antje Traue, Ayelet Zurer, Christopher Meloni, Russell Crowe

Música: Hans Zimmer

Estudio: Legendary Pictures / Syncopy Films / DC Entertainment

Distribuidor: Warner Bros.

Fecha de estreno: 14 junio 2013

País: Estados Unidos 2013

Duracion: 143 minutos

e-max.it: your social media marketing partner