Estrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivas
 

Fruitvale-StationAño nuevo del 2009, Oscar Grant III regresa a casa en compañía de su pareja y sus amigos viajan en el metro cuando un conato de pelea provoca que la policía pare el transporte en la Estación Fruitvale y lo detenga junto a otras personas. Uno de los policías, nervioso y aterrado al verse en medio de la detención y los alegatos de inocencia, le dispara por la espalda provocándole la muerte. El hecho es grabado por testigos del metro a través de sus teléfonos celulares, uno de ellos encuentra su camino a la televisión.

Fruitvale Station es la Opera Prima de Ryan Coogler, director afroamericano, quien resiste la tentación de convertir a su personaje en un ente maravilloso, sin errores, inmaculado, para presentar lo que podrían haber sido las últimas 24 horas de Oscar Grant y realizar así una cinta sobre las oportunidades de la vida, sobre la fuerza de la familia. Narrada con un tono semidocumental, la cinta no deja a nadie pasivo ante lo narrado.

Protagonizada por un sorprendente Michael B. Jordan, conocido por sus papeles en The Wire y Friday Night Lights, quien logra hacer creíble a Oscar, un joven negro que está en la disyuntiva de su vida: continuar con un camino fácil que ya lo ha llevado a la cárcel o seguir adelante para salvar su relación y ser un ejemplo para su hija. Sosteniendo su actuación tenemos a Melonie Diaz quien como su pareja logra transmitir el dolor de su relación y la desesperanza que el hecho provoca en ella. También participa Octavia Spencer como la madre de Oscar, quien de nueva cuenta logra conmover al auditorio sin llegar a exagerar sus reacciones o motivaciones.

Pero toda la película en realidad se sostiene por la gran dirección de Ryan Coogler, sin su mirada la cinta podría llegar a ser panfletaria y maniquea, falsa, pero jamás se permite caer en ese extremo. Inteligentemente parte del hecho en la Estación Fruitvale y retrocede para ir desgranando al personaje para que la gente pueda entenderlo, amarlo, odiarlo, apreciarlo, sin prisas, sin concesiones del cine blockbuster. El encanto radica en que jamás se hace aburrida o con situaciones de relleno, aún en sus momentos finales.

La cinta muestra una realidad de la justicia norteamericana que aún en pleno siglo XXI es incapaz de darle la misma importancia a un hombre que no sea blanco, que la cinta llegue a México, en el GIFF 2013, bajo la sombra de la liberación de George Zimmerman, demuestra que a pesar de todo, nada ha cambiado, todo permanece igual.

Los hechos narrados en la cinta, la muerte de un afroamericano, buscan poner el dedo en la llaga de una dolorosa realidad norteamericana, la justicia sólo funciona para los blancos, quienes pueden ver en la policía a un ente procurador de justicia en lugar de ser procuradores de injusticia. Un mismo ente para dos diferentes miradas, dependiendo de qué lado de la calle estés parado.

Brutal, divertida, honesta, Fruitvale Station es un referente obligado para aquellos que buscan documentar la realidad de la justicia en los Estados Unidos. Una gran ganadora de Cannes 2013. 

Los invitamos a ver el tráiler.

Fruitvale Station

Director: Ryan Coogler

Guión: Ryan Coogler

Con: Michael B. Jordan, Octavia Spencer, Melonie Diaz, Ahna O'Reilly

Música: Ludwig Göransson

Fotografía: Rachel Morrison

Distribuidor: Corazón Films

Fecha de estreno: 12 julio 2013 (Estados Unidos)

País: Estados Unidos

Duración: 90 minutos

e-max.it: your social media marketing partner