Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

transformers4 criticaLa cuarta entrega de Transformers inicia sin mayor intención de explicar la desaparición del personaje de Shia Labeouf y no hay necesidad de explicaciones. La historia nos muestra la masacre de autobots y decepticons por igual sin que esto sea completamente aprobado por el gobierno. La razón de esta cacería de brujas en contra de los aliados mecano-alienigenas resulta ser un trato de la CIA con un mercenario que busca sólo una cosa: a Optimus Prime.

La historia es de lo más rescatable de la película pero también de lo peor. La ejecución de la trama durante las casi tres horas que dura la cinta es terrible y en lugar de ser un buen motor conductor resulta ser un triste pretexto para destruir ciudades, si bien Michael Bay no se caracteriza por entregar tramas más allá de lo suficiente para entretener, en esta cuarta ocasión no hay un mínimo esfuerzo para lograr que la película mantenga al espectador entretenido por un período tan largo.

Bay ha sido foco de críticas desde sexista hasta racista, su uso de personajes femenimos como sólo hermosos aditamentos o las voces de los autobots con slang afromericano como estereotipo. Y a pesar de todo lo criticable que es Bay en sus películas, lograba que las películas de Transformers fueran divertidas, aunque olvidables.

Lamentablemente, en esta cuarta entrega no se tiene la parte que podría ser lo que mantiene al espectador en su asiento, el lado divertido de la cinta. Transformers: La era de la extinción es visualmente espectacular, Bay ha logrado darle un nuevo toque a la transformación de los personajes mecánicos y la destrucción masiva de las ciudades es, como siempre, un deleite.

Sin embargo, todo lo bueno en cuestión visual no tarda en volverse cansado e irrelevante.

Sin importar lo impresionante que resulta ver la destrucción de ciudades, después de una hora de destrucción y una trama poco articulada, Transformers se vuelve repetitiva, sin sentido y poco importa al espectador si matan o lastiman a cualquiera de los personajes. De hecho, uno desearía así fuera para que al menos se viera algo interesante.

Lo mejor de Bay se convierte en su perdición. Los efectos especiales sobrecargan a la película y la vuelven olvidable mucho antes de que siquiera termine, cosa que ni siquiera el 3D lo salva, de hecho con el paso del tiempo en la cinta la vuelve más cansada. El 3D resalta por momentos pero pierde efecto en el momento en que la película pierde el interés del espectador.

Los nuevos personajes que se presentan no logran formar un hilo de empatía con el espectador, sin importar que en pantalla tengamos a Mark Wahlberg y Stanley Tucci.

Transformers: La era de la extinción se desmorona más rápido que una torre de naipes, a pesar de que dentro de la película se muestra a un gobierno estadounidense traicionero y lleno de bufones buenos para nada que sólo sirven como títeres para un poder más grande y mucho más inteligente a quien no le importa la suerte de los humanos, pero la ceguera del gobierno y el miedo a lo que no es humano hace que se cometan actos estúpidos, ignorantes y que sólo ponen más en riesgo a la humanidad. 

Transformers: La era de la extinción (Transformers: Age of extinction) 

Director: Michael Bay 

Guión: Ehren Kruger 

Con: Mark WahlbergJack Reynor, Nicola Peltz, Peter Cullen, Kelsey Grammer, Stanley Tucci, Sophia Myles, Titus Welliver, TJ Miller, Li Bingbing, Han Geng  

Música: Steve Jablonsky 

Fotografía: Amir Mokri 

Estudio: Paramount Pictures, di Bonaventura Pictures, Hasbro, China Movie Channel, Jiaflix Enterprises 

Distribuidor: Paramount Pictures 

Fecha de estreno: 27 de junio de 2014 (Estados Unidos), 10 de julio de 2014 (México) 

País y año: 2014, Estados Unidos 

Duración: 165 minutos

e-max.it: your social media marketing partner