User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

dictadura-perfecta-peliculaEn 1999 Luis Estrada estrenó una película parteaguas en el cine moderno mexicano, La Ley de Herodes, donde veíamos en pantalla una sátira política que desnudaba de forma brutal las corruptelas de los políticos mexicanos, mencionando a los partidos políticos con su nombre y logo. Tras un intento de censura de parte del gobierno mexicano, la cinta se estrenó y triunfó ante la crítica y el público. Bajo esa misma temática satírica Estrada filmó Un Mundo  Maravilloso (2006) y El Infierno (2010) con resultados encontrados y este 2014 nos entrega La Dictadura Perfecta.

En el México actual las pifias del  presidente en turno hacen que se cree un distractor político para que la gente olvide la incapacidad del gobernante. Cuando el escándalo elegido es el destapar la corrupción del gobernador Carmelo Vargas, este decide aliarse a una televisora para que le ayude a limpiar su imagen. A partir de ese momento la carrera política de Vargas está en manos de los mismos que ayudaron a hundirle.

Técnicamente La Dictadura Perfecta es quizá el mejor trabajo de Luis Estrada, su fotografía es impresionante, con un manejo de claroscuros que le dan un aire más que real a lo que vemos en pantalla. Desafortunadamente una dirección que no encuentra el tono ni el ritmo de la cinta hacen que el resultado sea fallido.

La cinta arranca de forma estupenda, Sergio Mayer en su papel de presidente imbécil de la república que se asemeja en el físico a Peña Nieto pero que se desenvuelve como un Fox Quezada cometiendo una pifia ante el embajador norteamericano. El retrato desesperado del gobierno para acallar el hecho y desviar la atención con ayuda de la televisora. Todo promete a mantener a la gente al borde del asiento mientras identifica actos que han marcado a México. Pero conforme avanza la cinta nos percatamos que estamos ante una cinta donde la sátira se pierde, el afán de meter muchas cosas resulta contraproducente y provoca el cansancio y hastío del espectador, hasta llegar al punto donde uno pide el final de la cinta, sólo para ver como éste se alarga y no se decide a llegar.

De lo mejor de la película es el casting, los actores elegidos no podrían estar mejor. Como Carmelo Vargas, el hijo del personaje de La Ley de Herodes, tenemos a Damian Alcazar, quien de forma correcta interpreta su papel aunque quizá sea el más flojo de todos los que vemos en la historia. Destaca Alfonso Herrera que por fin parece dejar la imagen del niño telenovela para demostrar su potencial como actor, Osvaldo Benavidez en su personificación de Alberto Peláez-Loret de Mola es sobresaliente; Silvia Navarro como una emula de la mama de Paulette convence; Joaquín Cosío como el mesiánico opositor Bejaranista-poco-menos-Obradorista nos atrapa; Arath de la Torre como el ahijado de Vargas nos demuestra puede actuar; Saul Lisazo en su papel imitación de López Dóriga no podría ser mejor. Y sin embargo, a pesar de que todos tienen su momento el conjunto resulta demasiado falso, demasiado recargado, demasiado.

La cinta hace referencias a escándalos que la televisión mexicana cubrió, tenemos las declaraciones de Fox, el caso Paulette, el caso Florence Cassez, la ambición de Bejarano, los distractoes políticos. Todo metido en una licuadora que hace todo se confunda, que el resultado sea un batidillo que no sabe bien, que no provoca risas ni reflexión.

El afán de Estrada por denunciar todo lo que considera digno de atacar resulta contraproducente para la película, el que por momentos sea satírica, que por momentos sea melodramática, por momentos nada, provoca cansancio y hartazgo. Eso sin contar que la sátira es tan forzada que no provoca risas.

El discurso político es el mismo que en sus anteriores trabajos, demagógico a favor de una figura política, despreciando y mostrando lo peor de todos los demás partidos políticos para afianzar lo que desea mostrar. A los izquierdistas rancios sin duda les parecerá excelente y completamente acertada pero en realidad su discurso no satisface a aquellos que buscan una verdadera visión de lo que debe ser un buen gobierno opositor.

A pesar de sus defectos La Dictadura Perfecta es una cinta que sobresale al atreverse a ser política, al llamar a los partidos por su nombre, no así a los poderes fácticos. Interesante aunque excesivamente larga, repetitiva y aburrida por momentos.

Los invitamos a ver el tráiler.

La Dictadura Perfecta

Director: Luis Estrada

Guión: Luis Estrada / Jaime Sampietro

Con: Damián Alcázar, Alfonso Herrera, Joaquín Cosío, Osvaldo Benavides, Silvia Navarro, Flavio Medina, Saúl Lisazo, Tony Dalton, Salvador Sánchez, Enrique Arreola, Arath De La Torre, Dagoberto Gama, Noé Hernández, María Rojo, Luis Fernando Peña, Gustavo Sánchez Parra, Sergio Mayer, Itatí Cantoral, Jorge Poza, Johanna Murillo, Ernesto Gómez Cruz, Juan Pablo Medina, Jorge Zárate, Tony Flores, Humberto Busto, Pedro Armendáriz

Distribuidor: Alphaville

Fecha de estreno: 16 octubre 2014 (México)

País: México 2014

Duración: 146 minutos

e-max.it: your social media marketing partner