Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Fury-film-2014Las cintas bélicas ambientadas en la Segunda Guerra Mundial han perdido el interés de muchos espectadores al estar por lo regular centradas en lo malos eran los nazis y los buenos-totalmente-buenos que siempre buscan retratar a los judíos. Es por eso que cuando se anunció Corazones de Hierro (Fury) de David Ayer en un inicio no despertó muchas pasiones. Afortunadamente en esta ocasión estamos en el caso de propaganda sobre guerras que es necesario pelear, con lo que no sólo ayuda a dar oxígeno a este tipo de cintas sino que logra crear uno de los mejores dramas del año.

Es casi el fin de la Segunda Guerra Mundial y los aliados están cada vez más cerca de aplastar a los nazis. Un grupo nortemaricano de la 2ª División Armada es asignado a una misión casi suicida a bordo del tanque Fury. A pesar de lo diferente que son sus personalidades lograrán hacer amistad y pelear hombro a hombro en la locura de la guerra.

Corazones de Hierro es una cinta bélica de la vieja escuela, combinada con efectos espaciales, perdón, especiales que la hacen atractiva a las nuevas audiencias. Y esos mismos efectos van a molestar a los puristas de siempre. Para ponerlo claro, los disparos parecen hechos de arma laser y el de los buenos es rojo y el de los malos verde. A la Star Wars pero con colores invertidos. ¿O no?

La cinta es protagonizada por Bratt Pitt quien de nueva cuenta sorprende por la intensidad de su actuación, como el líder de la pandilla del tanque por grandes momentos parece un papá sobreprotector que no dudará en llevarles a la muerte si es necesario. Como el soldado inocente que llega a última hora tenemos a Logan Lerman quien resulta sorprendente al ir perdiendo su inocencia ante cámaras de una forma creíble y llena de matices. Michael Peña también participa. Quizá el eslabón más débil sea Shia LaBeouf, sobreactuado, falso, poco creíble.

La fuerza de la cinta recae en su discurso, tomado directamente de las viejas cintas de propaganda de la Segunda Guerra Mundial donde se destacaba que había peleas que se deben librar a pesar de todos y contra todos por el bien de la libertad. La forma en que las mujeres son utilizadas es políticamente incorrecta en cada sentido y se agradece, nos recuerda cómo eran las cosas en esos años y no como quisieran hubieran sido.

Toda la película tiene un aura trágica, se adivina que no terminarán las cosas bien para aquellos involucrados en ella. La tensión que logra crear Ayer es simplemente aplastante, hay momentos como cuando desayunan en un pequeño pueblo Pitt y Logan con dos mujeres que al ser interrumpido te mantiene con el estómago revuelto. O el ataque entre Fury y el tanque alemán. O la gran pelea por defender el sitio. Dan ganas de alejarte de lo que ves pero no puedes, sabes que conoces el final y aun así no puedes dejar de ver.

Corazones de Hierro es quizá el mejor trabajo de Ayer, escritor de U-571 (Mostow 2000), Día de Entrenamiento (Training Day Fuqua 2001), Rápido y Furioso (The Fast and the Furious Cohen 2001) y director de Sabotage (2014). Es también un gran trabajo de Pitt y Lerman, así como un punto muy bajo en la inevitable caída al barranco de Shia. Si quieren recordar lo que era cine bélico no duden en verla, si en cambio les molesta todo lo que no sea políticamente correcto ni se asomen.

Los invitamos a ver el tráiler.

Corazones de Hierro (Fury)

Director: David Ayer

Guión: David Ayer

Con: Brad Pitt, Logan Lerman, Shia LaBeouf, Michael Peña, Jon Bernthal

Distribuidor: Sony Pictures

Fecha de estreno: 17 octubre 2014 (Estdos Unidos) 01 enero 2015 (México)

País: Estados Unidos / Alemania 2014

Duración: 134 minutos

e-max.it: your social media marketing partner