Estrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivas
 

the-visitM. Night Shyamalan es un director que inició con una de las cintas de terror más interesantes de finales del siglo XX, la enigmática y sorpresiva, para muchos, El Sexto Sentido (The Sixth Sense 1999), la cual marcaría su estilo y haría que los espectadores estuvieran prediciendo en sus siguientes trabajos cual sería el giro Shyamalan en cada ocasión. Si bien su carrera ha estado marcado por altibajos como una genial La Aldea (The Village 2004) o una decepcionante Después de la Tierra (After Earth 2013), por fin realiza de nuevo una película que llena las expectativas de sus seguidores, Los Huéspedes (The Visit), una comedia de terror que mantiene a todos en sus asientos.

Rebecca y Tayler viajan a conocer a sus abuelos maternos, a los que nunca han visto, para darle a su madre la oportunidad de pasar una semana con su nueva pareja, quien poco a poco la está sacando de la depresión causada por el abandono de su padre. Rebecca quiere ser directora de cine y planea hacer un documental del encuentro con sus abuelos, y ayudada por su hermano se dedica a registrar cada momento. Al paso de los días el choque entre las dos generaciones comienza a llevar las cosas fuera de control.

Realizada con poco más de cinco millones de dólares, Los Huéspedes, es el gran regreso de Shyamalan a sus orígenes, una película fresca, que se columpia entre el cine de terror y la sátira, donde los momentos de tensión entran de golpe, sorprendiendo al espectador y golpeándole donde menos lo espera. Pocas películas logran elevar la tensión y cambiar todo lo que tienes pensado con una sola frase, y en esta ocasión lo logra, congelando el momento y llevando la cinta a un clímax que extrañamos en la mayoría de las cintas que se dicen de horror.

Shyamalan decide filmar la cinta como un falso documental, un mockumentary en todo el sentido de la palabra, con las virtudes y defectos del género. Y no confundirle con el Found Film Footage, con el que se roza pero que mantiene diferencias irreconciliables. Afortunadamente la película no se siente forzada y al usar más de una cámara logra darle mucha movilidad y crear una tensión que no baja. Y además, el último acto de la película es de lo mejor ha hecho el realizador. El guión es ágil, con buena dosis de comedia y suspenso, ademas el realizador lo aprovecha para darle algunas finas bofetadas al sistema de hacer cine de Hollywood.

Gran mérito lo llevan los dos jóvenes protagonistas, Olivia DeJonge como la hermana mayor que logra balancear su fijación por sentirse superior con un carisma extraordinario, y Ed Oxenbould, quien se roba la cinta sin dejar fuera la simpatía que derrocha en Alexander y Un Día Terrible, Horrible, Malo... ¡Muy Malo! (Alexander and the Terrible, Horrible, no Good, Very Bad Day) logra dar también una gran actuación en los momentos de tensión, logrando crear gran empatía con el espectador y demostrando es un joven actor a seguir.

Sin duda Los Huéspedes será odiada por todos los detractores del director, quienes verán en ella todas las cosas odian de su cine, lo tramposo de sus giros… y sus fans la amaran al ver que ha regresado lo que más les agrada de él, la forma en que hace sus giros y cambia las situaciones. Y para los espectadores que sólo busquen una película les entretenga, saldrán más que complacidos. Una de las sorpresas del año.

Los invitamos a ver el tráiler.

Los Huéspedes (The Visit)

Director: M. Night Shyamalan

Guión: M. Night Shyamalan

Con: Olivia DeJonge, Ed Oxenbould, Deanna Dunagan, Peter McRobbie, Kathryn Hahn

Distribuidor: Universal Pictures (México)

Fecha de estreno: 11 septiembre 2015 (Estados Unidos) 25 septiembre 2015 (México)

País: Estados Unidos, 2015

Duración: 94 minutos

e-max.it: your social media marketing partner