Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

kubo buscada samuraiHablar de lo grandes son las cintas que los estudios Laika han hecho sería redundante, desde su debut con Coraline (2009), pasando por ParaNorman (2012) y Los Boxtrolls (The Boxtrolls 2014) no han hecho otra cosa que impresionar por el excelente uso de distintas técnicas de animación, destacando el stop-motion, así como por la profundidad y alcances de las historias presentan. En este 2016 nos presentan Kubo y La Búsqueda Samurái (Kubo and The Two Strings), la cual demuestra que es posible evolucionar sin perder por ello el sentido de los valores que se buscan transmitir.

En Japón, Kubo es un joven que lleva una existencia tranquila junto a su madre en un pequeño pueblo costero en el que nunca pasa nada. Se gana la vida como cuentacuentos, relatando a los aldeanos historias maravillosas empleado figuras de origami. Pero un día su vida se ve trastocada por completo cuando, sin hacer caso a su madre, no regresa a casa antes del anochecer. Tras este incidente, el chico se verá obligado a afrontar la pérdida de su madre mientras resuelve el misterio que envuelve la antigua armadura de su padre, un mítico guerrero samurái.

Laika no cuenta historias dulces, no es su estilo, no es su interés, no busca cuentos de hadas donde todas las cosas son excepcionales, donde los finales son luminosos y felices y los protagonistas han salido inmunes a todo. No. Laika es oscura, es cruel por momentos, es muy humana en ese sentido, es un viaje de madurez siempre donde se debe aprender a vivir con lo experimentado, a ser felices aún en las pérdidas y asumir sin perder el piso los triunfos. También es un llamado a no dejarse caer a pesar de sufrir algún impedimento físico, el persona principal carece de un ojo y eso no le impide vivir y disfrutar la vida.

La película visualmente es más que hermosa, es excepcional, la textura de los personajes, de las cosas con las que interactúan, todo se puede palpar, todo tiene una vida que impresiona, que atrapa, que fascina. Es destacable el trabajo del relato que hace Kubo en medio de la aldea donde sus figuras de origami cobran vida y vemos como pelean, como se enfrentan entre ellas y, sobre todo, esa increible gallina que lanza fuego... y huevos. Así mismo la secuencia del mar es de una belleza subyugante.

La historia es entrañable y ayuda a que los niños puedan empezar a entender el proceso del duelo ante la pérdida de un ser querido, sin ser chantajista o minimizar los hechos. Laika de nuevo hace una película inteligente, donde los padres podrán llevar a sus hijos y tener una conversación sobre lo que vieron y crear consciencia en ellos. Un trabajo excepcional que sin lugar a dudas le coloca como la mejor cinta animada del año hasta el momento.

Aunque en la entrega de los premios Oscar sea ignorada por la Academia como lo hace habitualmente para seguir besando los pies del ratón, esta cinta es del tipo que trasciende y se convierte en leyenda y de culto al paso del tiempo. Imprescindible.

Los invitamos a ver el tráiler.

Kubo y La Búsqueda Samurái (Kubo and The Two Strings)

Director: Travis Knight

Guión: Marc Haimes / Chris Butler

Estudio: Laika

Distribuidor: Universal Pictures

Fecha de estreno: 19 agosto 2016 (Estados Unidos) 07 octubre 2016 (México)

País: Estados Unidos 2016

Duración: 102 minutos

e-max.it: your social media marketing partner