Del 22 al 25 de noviembre se llevará a cabo la segunda edición del Festival Internacional de Cine con Medios Alternativos (FICMA) en el Centro de la Juventud Arte y Cultura Futurama, con actividades y talleres gratuitos, el FICMA busca acercar el cine manufacturado con diversas herramientas alternativas al espectador.

Y la función culminó con una sala que a aplausos rendía homenaje al estreno en México de la cinta animada “Ana y Bruno” de Carlos Carrera, atrás habían quedado las dudas de que alguna vez llegara a pantallas este trabajo y sólo conociéramos los avances que el equipo había venido mostrando por mucho tiempo en diversos festivales de cine del país.

La última cinta presentada en competencia dentro de los XV años del Festival Internacional de Cine de Morelia fue el segundo largometraje de Gabriel Mariño, “Ayer Maravilla Fui”, la cual nos muestra una historia de realismo mágico que lleva al espectador a reflexionar sobre el amor y las consecuencias de obtenerle.

Una de las cintas mexicanas que compitieron en los XV años del Festival Internacional de Cine de Morelia fue la segunda cinta de Natalia Beristáin, “Los Adioses”, protagonizada por Karina Gidi, Daniel Giménez Cacho, Tessa Ia y Pedro de Tavira. Al termino de la competencia terminaría llevándose a casa El Premio Del Público y una Mención otorgada por el jurado a Gidi por su personificación de Rosario Castellanos.

Michel Hazanavicius llegó a los XV años del Festival Internacional de Cine de Morelia con su nuevo trabajo cinematográfico bajo el brazo, la corrosiva “Le Redoutable”, la cual narra a través de la sátira la relación entre Godard y su esposa Wiazemsky, lo que ha provocado diversas reacciones negativas en la crítica exquisita de todos los lugares en los que se ha presentado.

Julian Rosefeldt fue uno de los invitados a los XV años del Festival Internacional de Cine de Morelia, llegó a presentar la versión cinematográfica de los videos que acompañaban su exposición “Manifiesto” la cual ha recorrido el mundo los últimos años. Rosefeldt vive y trabaja en Berlín y sus trabajos son siempre ensayos audiovisuales que buscan la reflexión filosófica, política y la crítica a la imagen.

Uno de los puntos más importantes del Festival Internacional de Cine de Morelia es la presentación de cintas mexicanas restauradas, las cuales tienen pocas ventanas de exhibición y que el evento les da el marco perfecto para que el público las descubra y sepa de su existencia. Este año se presentaron “Los Motivos de Luz” de Felipe Cazals, “La Fórmula Secreta” de Rubén Gámez y “Dos Monjes” de Juan Bustillo Oro.

El cortometraje ganador del Premio del Público en los XV años del Festival Internacional de Cine de Morelia fue “La Proporción Aura” de Mariano Murguía Sotomayor, quien logró conectar con la audiencia con una historia de amor en tiempos modernos, trastocando valores y creando un producto realista y divertido.

Uno de los invitados especiales a los XV años del Festival Internacional de Cine de Morelia fue el director nacido en Irán de ascendencia suiza, Barbet  Schroeder, quien llegó para presentar su nuevo documental, “El Venerable W.” (Le vénérable W.), cierre de la trilogía del mal conformada por la cinta de 1974 “General Idi Amin Dada” y ”Terror’s Advocate” del 2007.

Uno de los documentalistas mexicanos consentidos del Festival Internacional de Cine de Morelia es José Álvarez, quien ha presentado sus trabajos “Flores en el Desierto” (2009) y “Canícula” (2011) dentro del marco de pasadas ediciones, siendo la XV la indicada para presentar su más reciente trabajo, “Los Ojos del Mar”.

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

itsonlytheendoftheworld 03Un hombre gay regresa a su pueblo francés para reencontrarse con su familia –con la que ha mantenido contacto a través de públicas y escuetas postales- y con la alienación que le hizo alejarse de ese grupo hambriento de amor y lleno de sutiles reclamos.

En Sólo es el fin del mundo (Juste la fin du monde), Dolan deja de retar al encuadre y privilegia los extreme close ups (muchas veces oblicuos o subliminales) para retratar a esta familia disfuncional de seductores alienados que bien podría haber salido de un filme de Bergman; deja de desarrollar la neurosis de sus personajes y de la situación para concretarla en escenas que eluden siempre nombrar el conflicto, estando justo en el conflicto (¡); y se enfrenta al fin a divas y monstruos cinematográficos franceses actuales que escalan este filme de manera ascendente en su propia carrera.

Nathalie Baye viene de los filmes de Godard; Lea Seydoux trabaja igual con Tavernier y Kechiche que en 007-Spectre; Gaspard Ulliel fue descubierto por Techiné y protagonizò la precuela de El silencio de los inocentes personificando al mismo Hannibal Lecter; Vincent Cassel fue descubierto por Kassovitz, pero es muy reconocido como el malo francés de todo el cine de Hollywood); y Marion Cotillard sólo ha trabajado productos franceses altamente comerciales y uno de ellos, La vida en rosa, la ha llevado a ser nominada al Oscar y a los brazos de Brad Pitt en la próxima a estrenarse, Aliados). Los cinco vibran el filme y hacen que sus diálogos se desprendan de su forma teatral, aún manteniendo un tono autoparódico.

Son varias las maneras de vivir fuera del clóset homosexual y una de las estrategias es el buscar ser asimilado por el mundo hetero. En el caso de Dolan, esto se ha aplicado a la comercialización de su cine, que si bien maneja en su temática protagonistas y situaciones que vive día con día la comunidad gay, busca ser exhibidos en otros eventos fura de los comunitarios, buscando identificarse con más espectadores – y por ende, ganar más dinero y entrada a festivales que no privilegian dichos discursos, más que cuando acomodan al discurso político del momento.

Ahora que, toda esta estrategia no sería posible sin un talento soberbio como el que ya maneja Dolan con las imágenes y con su labor como director de actores: su trabajo pasó de ser un precoz capricho vistoso y algo superfluo de autor posnuevaola (Yo maté a mi madre, Los amores imaginarios) a pisar las profundidades del guión ajeno y clásico derivado del teatro (Tom en la granja) y luego lograr el equilibrio prodigioso de lo mejor de sus experiencias anteriores con nuevos retos en sus dos últimos filmes (Mommy y el presente filme).

Esta es otra gran joya de la Muestra Internacional de la Cineteca de este año; este filme hizo que Dolan compartiera el premio de realización en el Festival de Cannes junto con –ni más ni menos- Jean Luc Godard; y se encuentra actualmente en las salas de cine del circuito de la Muestra.

e-max.it: your social media marketing partner