User Rating: 3 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar InactiveStar Inactive
 

El cine mexicano tiende a caer en el melodrama excesivo, donde las situaciones dejan de importar por el exceso en el que se encuentran, rayando por momentos en lo ridículo, lo inverosímil, lo burdo. Y cuando esto sucede en películas que buscan transmitir un tipo de mensaje, el espectador puede sentirse insultado por momentos y con ganas de rechazar lo que le quieren hacer reflexionar, jugando en contra de las intenciones de los creadores. Tal es el caso de “Vive Por Mí” que trata de crear consciencia sobre la donación de órganos.

Tres prospectos a recibir un riñón coinciden en la sala de espera del hospital. Sólo uno de ellos es elegido, lo que deja a los otros en la espera indefinida por recibir el suyo, tiempo en el que desarrollan una amistad y cobran consciencia de su vida y posibilidades.

Dirigida y coescrita por el español Chema de la Peña, quien debuta en el cine mexicano tras un paso exitoso en el de su país, donde dirigió cintas como “Isi/Disi – Amor a lo Bestia” (2004) y el drama político “23-F: la película”, creando en esta ocasión una cinta incoherente, melodramática en exceso y donde no se advierte nada de su talento.

La cinta es protagonizada por Martha Higareda, quien a pesar de todo su esfuerzo, sólo muestra sus limitaciones como actriz de drama y hace le extrañemos haciendo una comedia; Tiaré Scanda, quien logra una actuación bastante decente para el material tenía en sus manos: Juan Manuel Bernal y Tenoch Huerta, quienes son demasiado grandes y buenos actores para lo que deben hacer en pantalla, pareciendo fuera de lugar y hasta incómodos. Completando el elenco tenemos a Rafael Inclán, quien da vida a un líder de una congregación religiosa que no puede con el veneno siente hacia uno de sus hijos, y Margarita Rosa de Francisco, desaprovechada y sobreactuada como pocas veces. En un pequeño, minúsculo, casi inexistente papel, tenemos a Fernando Becerril.

Lo peor de la cinta es sin duda el guión, el cual no duda irse al melodrama barato y chantajista para intentar sacudir al espectador, y sí, lo hace, pero en sentido negativo. Es imposible salir de la sala con la intención de inscribirse en el programa de donación de órganos tras ver lo que sucede en pantalla, no hay impacto, vemos como los órganos caen en cuerpos de personas que si desaparecieran no pasaría nada y aquellos que podrían hacer algo, aunque sea un pequeño cambio en su vida y en la de otros, no lo reciben. Además esa parte donde la cinta se transforma en una especie de Primicia Mortal” (Nightcrawler) es de un patetismo y un humor involuntario tremendo.

Vive Por Mí” es una cinta llena de buenas intenciones, desafortunadamente, un pésimo guión, una dirección errática y actuaciones de telenovela mal hecha, hacen que todo parezca más un capítulo extendido de “La Rosa de Guadalupe” (y no sólo por el tufo religioso donde no se cansan de decir que dios proveerá) que una película interesante. Como drama es un melodrama barato y como campaña de donación de órganos, es fallida y sin interés. Si quieren donar órganos mejor lean sobre el tema y cobren consciencia sobre algo necesario y poco ejercido en el país.

Los invitamos a ver el tráiler.

Vive por Mí

Una noche, tras la notificación de un muerto por accidente de tráfico, tres personas reciben la misma llamada de emergencia: la oportunidad de obtener el ansiado trasplante de riñón que esperan. Este primer y fortuito encuentro será el inicio de los lazos que se crean entre los tres. Un mes es el tiempo que transcurre entre dos accidentes que marcan sus vidas y cruzan sus destinos, obligándoles a enfrentarse a la vida y a redimir cuentas con su pasado.

Director: Chema de la Peña

Guión: Chema de la Peña / Juan Manuel Romero / Enrique Urbizu

Con: Margarita Rosa de Francisco, Martha Higareda, Tiaré Scanda, Tenoch Huerta, Juan Manuel Bernal, Rafael Inclán, Odiseo Bichir

Distribuidor: Videocine

Fecha de estreno: 21 julio 2017

País: México 2017

Duración: 103 minutos

e-max.it: your social media marketing partner