User Rating: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

Desde que se mencionó la posibilidad de tener la primera adaptación norteamericana al cine del libro “It” (Eso) de Stephen King, comenzó una gran expectativa, centrándose principalmente en si lograría superar la miniserie de 1990 protagonizada por Tim Curry como el payaso Pennywise. Ahora con el estreno de la cinta, las dudas han quedado disipadas y la polémica continúa.

1988, Derry, Maine, con la desaparición de Georgei, un niño de siete años, se inauguran una serie de desapariciones que cimbra a diversas familias de la zona, aunque aquellos que no las han experimentado parecen ser indiferentes a ello. A seis meses de que todo iniciara un grupo de chicos invisibles, autonominados como El Club de los Perdedores, descubre que una extraña presencia es la responsable de esos hechos y decide hacerle frente.

It” es dirigida por el argentino Andrés Muschietti quien tras la irrisoria y patética “Mamá” (2013) no parecía la mejor opción para llevar al cine el libro, causando desconfianza y resquemor desde su anuncio. Afortunadamente parece que en esta ocasión ha entendido las reglas del cine de terror (y a pesar de repetir algunos clichés en la forma de narrar la historia y sobre todo en la elección musical) y nos entrega una cinta que, si bien roza el horror, en realidad es una cinta sobre madurar y aprender a dejar atrás y enfrentar miedos. Y la forma en que el director logra llevar esto a la pantalla hace que se cree la atmósfera necesaria para captar la atención e interés del espectador.

Si bien en la mente de casi todos los aficionados al cine de horror se encuentra la miniserie de los 90s, se debe reconocer que no ha resistido de buena forma el paso del tiempo, resaltando la mala adaptación que se hizo en su momento para poder hacerle un producto televisivo. En esta ocasión la cinta se encuentra más apegada al libro, si bien dejando fuera toda mención a la etapa adulta de los personajes y a las cuestiones míticas del villano y la tortuga (la cual sí es mencionada aunque no vista). Y sí, es una gran adaptación.

El gran protagonista de “It” es Bill Skarsgård quien logra lo que se pensaba imposible, crear un personaje con vida propia y que no se encuentre a la sombra de la interpretación de Curry. Su Pennywise es aterrador, desde su tono de voz pasando por sus gestos, su ropa (más apegada a la descripción hecha por King en su creación) y sobre todo los detalles. Es imposible no estremecerse al verle salivar ante su presa, como un pordiosero hambriento ante un buffet. Verle bailar o desenvolverse como muñeco de trapo son también claves para estremecerte con él. Y no esperen la inocencia socarrona del personaje en la miniserie, en esta ocasión es perverso en todo momento.

El club de los perdedores está encabezado por Jaeden Lieberher, correcto sin llegar a sobresalir; Jeremy Ray Taylor quien parece más pequeño de lo que se esperaba podía ser; el actor de “Stranger Things” Finn Wolfhard quien resulta muy forzado en el papel del bromista y cuya gracia se pierde casi de inmediato; Jack Dylan Grazer como el judío sobreprotegido es bastante impresionante; Sophia Lillis quien es dotada de una sensualidad que puede molestar a más de uno, una Lolita seductora y que sirve como elemento de unión del grupo. Desafortunadamente, los personajes de Wyatt Oleff como Stan Uris y de Chosen Jacobs como Mike Hanlon se encuentran demasiado desdibujados, sin la fuerza que tienen en la novela y que llegan hasta sentirse de relleno. Y la némesis del grupo, el bravucón de Henry Bowers, es interpretado por Nicholas Hamilton, quien resulta más aterrador por momentos que el propio Pennywise y quien nos hace preguntar quién viajó en el tiempo para traernos a un muy joven Kevin Bacon, ya que el parecido entre ambos es impresionante.

Uno de las partes flacas de la cinta es sin duda la música, Benjamin Wallfisch quien ha hecho trabajos bastantes sobresalientes, en esta ocasión nos presenta un score que parece una burda copia de cualquier cinta de terror, abusando de los golpes de estridencia y sin sobresalir en nada, un detalle a cuidar realmente para la secuela.

Los efectos especiales si bien no son sobresalientes si son lo suficientemente atractivos para lograr erizar la piel y hacernos ver la pantalla con repulsión por momentos. Son particularmente brutales las transformaciones de Pennywise.

Como ya había señalado, si bien tiene momentos aterradores, la cinta en realidad es, como el libro, una historia de madurar, de aprender a sobrevivir en el mundo cotidiano, es el poder enfrentarte a tus miedos para seguir adelante y dejar atrás todo lo negativo. Por momentos la química de los protagonistas nos recuerda a “Cuenta Conmigo” (Stand By Me, Reiner 1986) y también manda a esos años a las personas los vivieron, funcionando como recordatorio de lo que se escuchaba en la radio o veía en el cine esos años.

It” es un clásico instantáneo del cine de horror. Bill Skarsgård es el Pennywise que se necesita en estos tiempos, más cínicos que antaño, más directo y perverso, elevándole un par de rayitas al creado por Tim Curry, siendo diferente y con su personalidad propia. Una excelente opción para todos los amantes del cine de horror, para los fans de Stephen King, para los que disfrutan estas historias. Y ahora esperar el Capítulo Dos donde nos situaremos en el 2015/2016.

Y recuerden, en este fin de verano, todos vamos a flotar.

Los invitamos a ver una colección de videos de la cinta.

“It” (Eso)

Director: Andy Muschietti

Guión: Chase Palmer / Cary Fukunaga / Gary Dauberman

Basado en la novela homónima de Stephen King

Con: Bill Skarsgård, Jaeden Lieberher, Jeremy Ray Taylor, Sophia Lillis, Finn Wolfhard, Wyatt Oleff, Chosen Jacobs, Jack Dylan Grazer, Nicholas Hamilton, Jackson Robert Scott

Distribuidor: Warner Bros. Pictures

Fecha de estreno: 08 septiembre 2017 (Estados Unidos) 14 septiembre 2017 (México)

País: Estados Unidos 2017

Duración: 135 minutos

e-max.it: your social media marketing partner