User Rating: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

En 1982 surge de la mano de Ridley Scott una de las cintas emblemáticas de la Ciencia Ficción moderna, “Blade Runner”, la cual desde su inicio tuvo diferentes versiones para su estreno en distintas partes del mundo, consolidando estos cambios en 1992 con el lanzamiento del llamado Director’s Cut de la misma y que cambiaba varias implicaciones de la historia en su final. Ahora, en 2017, surge la primera secuela oficial de la película, “Blade Runner 2049” dirigida por el canadiense Denis Villeneuve.

2049, el mundo ha experimentado diversos cambios desde que Deckard huyera con Rachel. La corporación Tyrell ha desaparecido, absorbida por el conglomerado liderado por Niander Wallace, quien continúa creando replicantes sin capacidad de desobedecer órdenes. Cuando K, un blade runner, descubre unos restos en el lugar donde retiró a un modelo viejo de replicante, descubre que el mundo ha estado ciego ante un hecho inaudito, el nacimiento de un replicante de forma natural. Ahora deberá buscar a ese ser y destruirle antes de que el mundo entre en caos y destrucción.

Dennis Villeneuve es uno de los directores más importantes de la década. Sus trabajos invariablemente tocan diversos temas humanos, destacando aquellos que investigan sobre la identidad y el amor, de una forma tan brillante que no cae en lugares comunes, evadiéndoles y creando nuevas formas de narrar sus historias. Es por eso que cuando se supo sería el director designado para dirigir la secuela de “Blade Runner” hubo mucha expectativa, dudas. Ahora la cinta por fin nos permite decir que sí, que “La Llegada” (Arrival 2016) no fue un golpe de suerte, el director sabe hacer ciencia ficción sin lugar a dudas, pero lo que vemos no es una secuela digna a “Blade Runner”, quedando años luz de los mensajes de la primera. “Blade Runner 2049” busca crear su propia vida respecto a la cinta de Scott y lo logra, es una película que, a pesar de estar situada en el mismo universo, de conservar algunos detalles del mismo, en realidad es otra realidad, una que responde a cosas que pasaron en los 30 años entre una y otra, y no sólo hablo de lo que pasa dentro de la historia sino la visión cinéfila que ha cambiado en este tiempo.

En esta ocasión la película no transcurre bajo eternas lluvias radioactivas, estamos en un mundo donde la polución domina el panorama, la gris capa de humo no deja lugar a dudas que todo está contaminado, pero a pesar de ello, hay mucha luz, la cinta se distingue por ser luminosa, aún en su oscuridad, la negrura brilla por momentos. Sí, la fotografía de Roger Denkins es brutal, la secuencia de Las Vegas dominará por años conversaciones, pero, en realidad, es un gran mérito técnico, del fotógrafo y del creador de diseño de arte de la cinta y no tiene que ver con la historia.

En este “Blade Runner” para millennials todo debe ser explicado más de una vez, claro, si hay cosas que sólo serán entendibles si viste la primera cinta, pero, en general, todo lo que transcurre debe ser aclarado una y otra vez para que los nuevos espectadores no se espanten y la encuentren ininteligible: la oscuridad visual y narrativa del mundo de principios de los 80s ya no es compatible con el mundo políticamente correcto actual. Y es en esos momentos donde comenzamos a perder la secuela.

En esta ocasión de nuevo nos encontramos en busca de la identidad, en busca de los orígenes de cada uno, seguimos resolviendo la duda de que nos hace humanos (y sí, Deckard es un replicante sin dudas), y es en esos momentos de los primeros dos tercios de la cinta donde funciona mejor todo. Estamos ante una historia de ciencia ficción que destaca sobre las que se hacen hoy en día y, sin embargo, parece metida con calzador en el mundo creado por Scott.

El personaje de la cubana Ana de Armas es uno de los mejor construidos en las cintas de ciencia ficción modernas y el mejor de toda la película, impactando por lo entrañable que es Ryan Gosling como el Blade Runner nos brinda una de sus mejores actuaciones de los últimos años, recordándonos que es EL actor a seguir de su generación. De ahí en fuera los nuevos personajes son caricaturescos, poco naturales, destinados a mencionar sus líneas y hacer mutis (en su mejor acepción teatral) de la pantalla. El regreso de Harrison Ford en realidad es sólo un (mal) pretexto para recordarnos la versión del 1982, al igual que Edward James Olmos y Sean Young, aún sin tenerles en pantalla la cinta hubiera llegado a los puntos desea claramente: recordarles a todos que hay una cinta vieja querida a la cual se le puede intentar explotar para nuevas generaciones.

Blade Runner 2049” es de una duración excesiva para lo que narra, 161 minutos que no se justifican en pantalla, que son un pretexto para que el director y sus colaboradores luzcan su técnica pero que resultan sin sentido para una historia que se agota demasiado pronto. Por momentos parece que iremos a un final épico, pero en realidad al llegar a éste nos damos cuenta de que nos timaron, de que nos prometen una tercera cinta donde veremos otras cosas que deberían haber estado aquí pero no están.

Y no, “Blade Runner 2049” no es una mala cinta de ciencia ficción, los temas que maneja son importantes, su puesta en escena es atractiva visualmente, pero si resulta insuficiente para situarse ya no digamos a la par que la cinta quiere emular, sino para no quedarse tan debajo de ella. Si la película llevara otro nombre y sólo hiciera homenajes a la cinta de Scott funcionaría mejor que al situarle en el mismo universo, uno en el que por momentos parece traicionar de una forma inaudita para conquistar a las nuevas audiencias cinéfilas.

Blade Runner 2049”, una vez que pase el hype de hablar de ella y alabarla, ocupará su lugar en la historia del cine de ciencia ficción, colocándose en su justa medida y mostrando que a pesar de sus buenos momentos y técnica no logra estar a la altura de la cinta de la que deriva. Si eres fan de la versión de Scott no serás seducido del todo por ésta, si eres de los que aman la de Ridley sin haberla visto y sólo por lo que crees saber de ella, sin dudarlo ésta será una que te reventará la cabeza y te conquistará

Ridley Scott creó un universo que aún hoy, a 35 años, sigue debatiendo sus significados, Denis lo retoma para explicarle lo más posible y así acercarles a generaciones que ya no leen ni están acostumbrados a debatir las cosas, creando una cinta más complaciente y que llega a nuevas audiencias. Y no, en esta ocasión no tenemos lágrimas perdidas en la lluvia.

Los invitamos a ver una colección de videos de la cinta.

Blade Runner 2049

El oficial K, un blade runner del Departamento de Policía de Los Ángeles, descubre un secreto que ha estado enterrado durante mucho tiempo y que tiene el potencial de llevar a la sociedad al caos. Su investigación le conducirá a la búsqueda del legendario Rick Deckard, un antiguo blade runner en paradero desconocido por los últimos 30 años.

Director:  Denis Villeneuve

Guión: Hampton Fancher / Michael Green

Con: Ryan Gosling, Harrison Ford, Ana de Armas, Sylvia Hoeks, Robin Wright, Mackenzie Davis, Carla Juri, Lennie James, Dave Bautista, Jared Leto

Distribuidor: Sony Pictures

Fecha de estreno: 06 octubre 2017

País: Estado Unidos 2017

Duración: 161 minutos

e-max.it: your social media marketing partner