Críticas Recientes

User Rating: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

Dirigida por Paul Feig y adaptada de la novela homónima de Darcy Bell, “Un simple favor” (“A simple favor”), es un thriller con tintes de comedia en donde podemos disfrutar de las actuaciones de Anna Kendrick y Blake Lively. A diferencia de los trabajos previos de Feig, esta cinta logra un balance entre el suspenso y el humor porque los momentos cómicos funcionan como liberadores de estrés ante la tensión originada por el misterio del crimen a resolver. 

La película relata la misteriosa desaparición del personaje de Blake Lively, mientras se exploran aspectos como las relaciones amorosas, las interacciones entre padres de familia y las consecuencias de tener secretos y guardar los de otros. 

Anna Kendrick es una joven madre soltera dedicada por completo a su pequeño hijo. A pesar de vivir sola y no tener ayuda extra, Kendrick realiza una sorprendente cantidad de actividades fuera y dentro del ambiente escolar, lo cual le da una reputación de “super mamá”, además de volverse el centro de burla del resto de los padres por siempre esforzarse de más. Del otro extremo, encontramos a Lively como la mamá profesionista, perfecta en apariencia, rica y con una relación de madre-hijo poco convencional.

La cinta nos muestra la relación entre Kendrick y Lively, especialmente el proceso realizado por Kendrick para descubrir la verdad respecto a la desaparición de su amiga, y es durante este proceso donde el personaje pasa de la mamá, tierna e inhibida, a una mujer segura de sí misma, quien deja la fachada de “niña buena” para aceptar su lado oscuro y defenderse sin pedir disculpas.

La relación entre estas dos mujeres va más allá de la usual competencia por el hombre, y se centra en los deseos y ambiciones personales, esto no significa que el deseo sexual no se presente, sino que es sólo un elemento entre todo el resto. Lejos de juzgar el papel de la mujer como madre, muestra que las relaciones maternales no tienen que ser todas medidas de la misma manera; pero, sobre todo, nos muestra a dos mujeres que existen lejos de su contraparte masculina. Feig toma elementos estereotípicos para darle vida a sus protagonistas, sin embargo, trata de darles más cualidades. Lively es la mamá exitosa,siempre fuera de casa, pero es pieza angular para lograr un cambio de Kendrick. Mientras, el cambio de Kendrick es el aceptar ese lado no tan agradable de sí misma, el cual siempre trata de suprimir.

“Un simple favor” resulta divertida, tiene un ritmo muy ágil y los giros de tuerca son interesantes y congruentes con la trama, logrando una película digna de verse.

e-max.it: your social media marketing partner