User Rating: 4 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Inactive
 

La novela de Rafael Bernal, “El Complot Mongol” es una de las novelas mexicanas policiacas por excelencia, una obra que logra capturar la esencia de las novelas de Mickey Spillane y  Dashiell Hammett, trasladándoles a escenarios mexicanos con una naturalidad que logra hacer que todo fluya, sin perder de vista la lucha contra el comunismo, agregándole una desconfianza ante lo norteamericano. En 1978, el español Antonio Eceiza hizo una adaptación para la cinematografía nacional, con Pedro Armendáriz en el papel principal, la cual dejaba de lado el tono satírico de la misma para concentrarse en su parte seria y sombría. Ahora llega la segunda adaptación de la novela, dirigida por Sebastián del Amo y protagonizada por Damián Alcazar, la cual se alza como una de las sorpresas del año.

Filiberto García es un oscuro miembro de las fuerzas del orden mexicano al que se le encarga la misión de investigar el rumor de un atentado contra la vida del presidente de Estados Unidos en su próxima visita a México. Sus contactos con el barrio chino le sumergen en un mundo de apariencias, donde tendrá que lidiar no sólo con un agente de la CIA y otro de la KGB, sino con la pasión le desata Martita, una china refugiada en México.

El Complot Mongol” en su nueva adaptación a la pantalla grande se decide por el camino de la sátira, logando crear una película que podría no tener antecedentes, por tema y estilo, en el cine nacional más allá de “Llámenme Mike” (Gurrola 1979), donde los temas de la novela negra, los enredos políticos, la corrupción, la intriga, se combinan con la sátira, para crear una cinta de un humor negro, casi retorcido, que llega como bocanada de aire fresco en estos tiempos de películas tan iguales las unas a las otras que se realizan en el país.

Sebastián del Amo, quien debutara con “El Fantástico Mundo de Juan Orol” (2012), realiza una cinta que deambula por la cuerda floja, con el riesgo de caer al precipicio, siempre manteniéndose equilibrado y manteniendo la atención del espectador, quien no puede evitar el divertirse con las situaciones se van presentando. En esta ocasión logra, como en su debut, combinar de forma casi perfecta el interés de un cine de autor con un cine comercial que atraiga a la gente a las salas, a la par de lograr atrapar la atención de la crítica especializada. Y además es de aplaudir la forma en que sortea el uso de la voz interior de la novela, rompiendo la cuarta pared de una forma brutal y que nos adentra al mundo del pinchismo nacional.

La cinta cuenta con uno de los ensamble cast más impresionantes de los últimos años del cine mexicano, encabezado por Damián Alcazar (quien por momentos nos muestra su mejor imitación de Tin Tan), logrando darle vida a un personaje que de tan siniestro logra ser humano, rayando en la caricatura pero sin desbordarse en ella. Acompañándole tenemos a Bárbara Mori, la gran revelación de la cinta, quien logra quitar todas las dudas y temores de que no pudiera dar de forma fehaciente vida a una china, transformándose en una de ellas, no sólo por vestuario y maquillaje, sino por sus acciones y actitudes, callando los prejuicios de sus detractores, dando uno de los mejores personajes de su carrera.

En breves papeles tenemos a actores como Javier López (sin el Chabelo) que da vida a un militar que sirve de nexo entre Filiberto y un político interpretado por Eugenio Derbez, quien nos sacude con su parecido a un terrorífico personaje de la escena nacional. Complementando están Roberto Sosa, Ari Brickman, Moisés Arizmendi, Héctor Kotsifakis, Rodrigo Murray, Gustavo Sánchez Parra, Diana Lein, Mara Escalante, Lisa Owen, Ramón Medina y Hugo Stiglitz (chúpate esa Tarantino).

La cinta se apoya en un interesante diseño de arte que destaca la irrealidad de los lugares, con un uso del color que satura por momentos la pantalla, lo que nos permite concentrarnos en lo que el director desea, sin que tengamos que distraernos por los detalles del diseño de arte, el cual es bastante certero para lo que la cinta necesita.

El Complot Mongol” enfrenta un duro reto, el convencer a todos aquellos que creen el cine comercial con actores populares debe desaparecer ya que no alimenta la parte de cultura snob que muchos consideran es el que se debe promover y el convencer al gran público de que no verán una cinta burda y olvidable, que están viendo un trabajo de autor que no se olvida del espectador, y lo cierto es que todo aquel que se atreva a adentrarse a ver esta película quedará convencido de haber visto un trabajo que está arriba de la media de lo que comercialmente llega a nuestras pantallas.

En pocas palabras, emulando al buen Filiberto, pinches adaptaciones bien hechas como “El Complot Mongol” no deben dejarse de ver a pesar de nuestras pinches reservas.

La cinta se estrenó en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara 2019.

Los invitamos a ver la presentación del rodaje de la cinta a la prensa en el 2017.

El Complot Mongol

Filiberto García es un oscuro miembro de las fuerzas del orden mexicano al que se le encarga la misión de investigar el rumor de un atentado contra la vida del presidente de Estados Unidos en su próxima visita a México. Sus contactos con el barrio chino le sumergen en un mundo de apariencias, donde tendrá que lidiar no sólo con un agente de la CIA y otro de la KGB, sino con la pasión le desata Martita, una china refugiada en México.

Director: Sebastián del Amo

Guión: Sebastián del Amo

Basado en la novela homónima de Rafael Bernal

Con: Damián Alcazar, Javier López “Chabelo”, Eugenio Derbéz, Bárbara Mori, Roberto Sosa, Ari Brickman, Héctor Kotsifakis, Rodrigo Murray, Gustavo Sánchez Parra, Diana Lein, Mara Escalante, Lisa Owen, Ramón Medina y Hugo Stiglitz

Música: Andrés Sánchez / Dan Zlotnik

Fotografía: Alejandro Cantú

Compañía Productora: Cine Qua Non Films

Distribuidor: Cinépolis Distribución

Fecha de estreno: 18 abril 2019

País: México 2019

Duración: 100 minutos

e-max.it: your social media marketing partner