Estrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivas
 

Luc Besson siempre será reconocido por ser un director y guionista que nos ha dado grandes cintas. Como director podemos recordar la “La Femme Nikita” (1990), “El perfecto asesino” (“Léon: The Professional”, 1994), “El Quinto Elemento” (“The Fifth Element”, 1997).  Y, como solo guionista nos dio la primera entrega de “Búsqueda Implacable” (“Taken”, 2008) con el imparable de Liam Neeson, las cuales poco a poco fueron tomando un tono mucho más exagerado que la primera entrega.

Pero, a su vez, también ha tenido sus altibajos con cintas que tienen una buena premisa, aunque no logran un buen balance entre acción, historia y dirección como lo son “Lucy” (2014) y la muy desafortunada “Valerian y la ciudad de los mil planetas” (“Valerian and the City of a Thousand Planets”, 2007); en la que tenemos a dos actores muy poco carismáticos y, sobre todo, que muestran cero química entre ellos. Aunque el diseño es interesante (y hace reminiscencia de sus otras películas), Valerian ha sido uno de sus grandes errores como creador. En general, Besson es un director que ya dejo su marca en la historia con grandes cintas, aunque siga haciendo cintas tan poco afortunadas y donde lamentablemente podemos catalogar a Anna como una de esas.

Anna es una joven rusa que al estar perdida en las drogas sólo se le ocurre unirse a la marina de su país para poder salir del infierno en el que se ha convertido su vida. Sin embargo, el trato que se le ofrece no es el más prometedor, pero le permitirá al menos tener una vida (o al menos eso es lo que ella espera). Después de su periodo de entrenamiento, la ponen en activo y le dan su misión encubierta donde buscará por todos los medios posibles una salida a esa vida de espía.

A partir de este momento una serie de flashbacks harán que cualquier espectador pierda noción del tiempo (en la historia) y, sobre todo, la película ira escalando en lo absurdo hasta llegar a la cúspide en los últimos 15 minutos de la película donde podemos condesar una telenovela, con clichés de películas de espías y un triangulo amoroso de los más ridículo e hilarante donde es imposible no reír. Y es que después de la primera hora, no se puede tomar en serio nada de lo que pasa en la película, así que no queda más que reír y disfrutar de los momentos exagerados y gratuitos; eso sí, las escenas de sexo son bastantes

“Anna, el peligro tiene nombre” ("Anna") cuenta con un inicio bastante aceptable; aunque con un ritmo lento, pero entendible si dado el género es de espías y la primera hora será para exponer las bases de la trama. Sin embargo, después de la primera hora las cosas se descontrolan, las escenas resultan absurdas; no por lo exagerado de la acción, ya que es esperable sean así si recordamos películas como Taken. No, lo absurdo viene de la trama, de las decisiones tomadas por la protagonista y de las escenas dramáticas que resultan salidas de una mala novel erótica de espías.

Como protagonista tenemos a una joven quien apenas va entrando al mundo del cine; Sasha Luss quien dio vida a la Princesa Lihio-Minaa en Valerian y ahora protagoniza la siguiente cinta de Besson. A pesar de tener a grandes actores acompañándola como son Helen Mirren (Olga), Luke Evans (Alex Tchenkov) y Cillian Murphy (Lenny Miller); la cinta se convierte en una comedia involuntaria, con toques un tanto machistas, aunque se intenta redimir con el final.

“Anna, el peligro tiene nombre” cuenta con uno de los finales más absurdos del género de espías y acción. No sólo condensa los clichés, sino que se presenta todo como una comedia de enredos donde es imposible tomar las cosas en serio y sólo queda reír ante un desenlace amoroso al más estilo telenovelesco.

Anna, el peligro tiene miedo” (“Anna”)

Detrás de la belleza de Anna Poliatova se esconde un terrible secreto que desatará una inquebrantable fuerza y grandes habilidades que harán que se vuelva una de las asesinas del gobierno más temidas. Un thriller del afamado Luc Besson lleno de acción, imparable energía y sorprendentes giros en la historia. "Anna: El peligro tiene nombre", presenta a Sasha Luss en el papel principal acompañada de un reconocido elenco incluyendo a la ganadora de La Academia, Helen Mirren; Cillian Murphy y Luke Evans.

Director: Luc Besson

Guión: Luc Besson

Con: Sasha Luss, Luke Evans, Cillian Murphy, Helen Mirren

Música: Eric Serra

Fotografía: Thierry Arbogast

Compañía Productora: EuropaCorp, TF1 Film Production, BRON Creative

Distribuidor: Corazón Films

Fecha de estreno: 21 de junio de 2019 (USA), 27 septiembre 2019 (México)

País: Francia

Duración: 118 minutos

e-max.it: your social media marketing partner