User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Mrksm

Kevin Patrick Smith, tal vez este nombre no les suene mucho si no son fanáticos de las películas independientes, del humor sexual, las referencias a la cultura pop o los comics; pero para nosotros los Geeks, es una referencia O-BLI-GA-DA.

Kevin Smith es el genio creador detrás de proyectos como Clerks (1994), Chasing Amy (1997) o el relanzamiento de Green Arrow.

SlackerLa forma en la que Kevin Smith forzó su entrada al mundo del cine es de admirarse: Cuenta la leyenda (el documental Snowball Effect para ser más precisos) que Kevin vio la película Slacker (1991) y decidió que si Richard Linklater podía hacer una película, él también podría hacerlo. Después de encontrar una escuela de cine que lo convenciera (y abandonarla antes de finalizar su curso), decidió vender su auto y su colección de comics (tranquilos, después pudo volver a adquirirlos todos) y llamó a un par de amigos para hacer un filme en la tienda en la que trabajaba durante el día. Su película fue exhibida sin pena ni gloria en un cine local y los Weinsten, productores de gran renombre (The Weinstein Company) rechazaron distribuirla. Fue con la ayuda de un promotor de películas independientes y con el éxito impensable que tuvo en el Festival de Cine de Sundance que por fin Kevin Smith tuvo el apoyo de los Weinstein para que el mundo conociera de lo que es capaz.

Después, ya con un presupuesto mayor, filmó entre otras: Chasing Amy, su obra maestra; y la filmografía siguió con menores éxitos como la “altamente-condenada” por la comunidad católica Dogma (1999), la muy melosa Una Chica de Jersey (Jersey Girl, 2004) y la película que cierra su Askew-niverse: Detrás del Mostrador 2 (Clerks II, 2006); y es que Kevin Smith tiene una manera de expresarse a través de sus guiones tan sincera como desenfadada que a pesar de lo teatral que pueda llegar a ser, resulta natural, como ejemplos basta ver la escena en que el mismo Kevin Smith, en su papel de Silent Bob justifica el título de la película Chasing Amy, o la legendaria plática Geek de Jóvenes Modernos (Mallrats, 1995) en donde Brodie y T.S. discuten sobre qué mujer del Universo DC podría dar a luz al hijo de Superman.

GAEs a partir de esta constante inclusión de referencias sobre los cómics, que MARVEL lo invita a escribir una historia para Daredevil a través del entonces editor de Marvel Kinights, Joe Quesada, un viejo amigo de Kevin Smith (no, ni por eso lo voy a perdonar); Quesada y Smith desarrollaron un pequeño arco de 8 números que sirvió para relanzar al Hombre sin Miedo. Joe Quesada comentó en algún momento que la idea de tener escribiendo para MARVEL a alguien que siempre hace referencias a los cómics en sus películas, podría ser un buen gancho para obtener nuevos lectores…

Y no se equivocó ni tantito, ya que el éxito dentro de Daredevil le sirvió a Kevin Smith para brincar a DC Comics y participar en el relanzamiento de otro héroe que tenían tan olvidado que lo habían dado por muerto: Green Arrow; a partir de ahí, Quesada lo tomó prestado para otros proyectos como Spider-Man, Thor y Doctor Strange (de los cuáles solamente el de Spider-Man se materializó).

Después de darse una vuelta por Batman (Cacophony y The Widening Gyre, historia que sigue incompleta), Smith decidió volver a probar suerte con los superhéroes en el cine (hay que recordar que él hizo un guión para Superman antes de que Tim Burton lo tirara a la basura) y escribió un guión para El Avispón Verde (The Green Hornet, 2010) sin embargo tampoco tuvo suerte y su proyecto se desechó al caer Michel Gondry en la silla del director.

GHDYNEMientras tanto, una empresa pequeña y bastante nueva en el mundo de los cómics llamada Dynamite estaba llevando a cabo un relanzamiento de personajes perdidos y olvidados en el tiempo, y no tardaron nada en ofrecerle a Kevin Smith una buena cantidad de dólares y la oportunidad de demostrar que su historia sobre El Avispón Verde era lo suficientemente buena como para ser publicada, y así Smith volvió a dar vida a un héroe de antaño condenado al olvido.

Sin embargo, después de adaptar su guión cinematográfico al arte secuencial, Smith dejó el proyecto en manos de su amigo Phil Hester y regresó al cine, al menos hasta que Dynamite decidió lanzar un nuevo cómic sobre otro personaje del que la gente ya casi no se acuerda y del que curiosamente Kevin Smith había trabajado un guión a mediados de los 90’s para volverlo película: The Bionic Man, basado en la serie de TV El Hombre Biónico (The Six Million Dollar Man).

Sin lugar a dudas, podemos decir que el nombre de Kevin Smith vende; Dynamite lo sabe y sabe sacar ventaja de esto, por lo cual, no dudemos que dentro de un par de números Kevin Smith deje el proyecto en manos de otro amigo y aparezca otro interesante guión que adaptar de algún proyecto noventero truncado.

e-max.it: your social media marketing partner