User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 
generaciondelacrisisEl Instituto Mexicano de Cinematografía presentó el libro La generación de la crisis. El cine independiente mexicano de los años ochenta de Alejandro Pelayo, en el marco del 10 Festival Internacional de Cine de Morelia. En la mesa participaron Rafel Aviña, Busi Cortés, Leticia Huijara y el autor.
Este libro muestra una época del cine nacional de aproximadamente diez años, el cual abarca un periodo de 1979 a 1989. Una época de crisis para el cine mexicano, donde las viejas salas de cine se caían a pedazos, había un público sin interés por el cine nacional, y fascinado ante la modernidad tecnológica representada por los formatos caseros betamax y VHS.
En esta época se comienza a ver el cine de ficheras y las películas de narcos, las cuales instantáneamente se convierten en cine de culto. En él resaltan figuras tan importantes como Sasha Montenegro, o Lyn May, Carmen Salinas, Víctor Manuel el Güero Castro, o Eduardo de la Peña Lalo el Mimo, sin dejar atrás aRafael Inclán, Alberto Rojas El Caballo y, los hermanos Mario y Fernando Almada, por mencionar algunos.
Además de aportar “una serie de datos trascendentales para revalorar ese periodo prácticamente ignorado”, Alejandro Pelayo, contrasta dicho escenario con otro momento que él llama cine echeverrista, que pasa por Luis Echeverría y comienza con López Portillo. Ahí surge la generación de cineastas como Jorge Fons, Arturo Ripstein, Felipe Cazals, José Estrada, Jaime Humberto Hermosillo, Alberto Bojórquez, Gabriel Retes, Alfredo Gurrola, Alfonso Arau, Alfredo Joskowicz, y Paul Leduc, por mencionar algunos, y la creación de compañías productoras independientes como Cinematográfica Marco Polo, AlphaCentauri y Producciones Escorpión.
Para Rafael Aviña “el autor se sumerge en ese momento de difícil coyuntura social y política para el país, del cual fue protagonista mientras intentaba levantar su ópera prima, La víspera (1982), al tiempo que descubre una atípica generación de cineastas enfrentada a una de las peores crisis culturales y económicas del México moderno. Esa generación apostó por proyectos muy personales”.
“Alejandro Pelayo logra descubrir para el lector, especializado o no, la gestación de ese otro cine mexicano independiente, ignorado y rechazado. Un cine de ruptura que urge ser revalorado porque se atrevió a romper con los esquemas tradicionales de su momento apostando por el futuro. Del olvido al no me acuerdo...” cierra el prólogo del libro firmado por Aviña.
e-max.it: your social media marketing partner