Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

the-cure-en-mexico1La noche del 21 de abril del 2013 quedará grabada en la memoria de todos los fanáticos de la música en México. The Cure regresaba al país y lo hacía un día especial, su líder, Robert Smith, festejaba sus 54 años subido en el escenario y se esperaba que algo especial pasará por ello. Y pasó. Cincuenta temas y casi cuatro horas con veinte minutos después de que inició el evento, la gente ya estaba curada de sus demonios personales.

El evento tuvo tres teloneros, cada uno olvidable a su manera, un molesto zumbido que no provocaba más que el descontento que causa un mosquito cuando tienes sueño, era el precio a pagar si querías ver a la banda en su corta gira LatAm2013 que lo traería a Brasil, Paraguay, Argentina, Chile, Perú, Colombia y México.

La espera hizo cimbrar a los asistentes cuando la tierra comenzó a menarse y el Foro Sol se meneaba al ritmo de un sismo que si bien espantó a los espectadores no logró causar el pánico en ellos, el público, casi 60 mil personas, demostró que la cultura cívica sobre temblores ha funcionado y todos lograron conservar la calma, por lo menos hasta que las luces del escenario y el humo seco hicieron su aparición y la música hizo arrancó.

Robert Smith, Simon Gallup en el bajo, Jason Cooper en la batería, Roger O’Donnell en los teclados y Reeves Gabrels en la guitarra salieron para entregarse al público mexicano. Muchos de ellos que no habían podido verles en sus anteriores representaciones en el país y que buscaban exorcizar sus demonios de la secundaria y primaria.

La noche inició con la cinta grabada de “Tape” la cual dio paso a una noche llena de sorpresas:

“Open” sonó terrible, el audio del lugar estaba muy mal, afortunadamente se mejoró y el tema logró menear a la gente.

“High”

“The End of the World” la gente se entregó por completo.

“Lovesong” logró el primer gran coro de la noche, se querían clásicos y que la nostalgia se llevará de viaje a todos

“Push”

“In Between Days”

“Just Like Heaven” un público emocionado y entregado no paraba de sonreir y brincar con esta trágica historia

“From the Edge of the Deep Green Sea” una versión más alegre que la del disco pero que sin duda dejó a todos complacidos

“Prayers for Rain”

“Pictures of You” versión completa y llena de emociones

“Lullaby” las imágenes en pantalla de una araña amenazando comerse al mundo conquistó la imaginación de todos

“Sleep When I'm Dead”

“Play for Today”

“A Forest”

“Bananafishbones”

“The Walk”

“Mint Car”

“Friday I'm in Love” un coro que parecía no iba a ser superado, la gente cantó hasta quedar afónica y brinco con este calendario de amor para emos.

“Doing the Unstuck”

“Trust”

“Want”

“The Hungry Ghost”

“Wrong Number”

“One Hundred Years” una versión en directo que hace palidecer a lo que uno escucha en estudio

“End”

Encore: Tres temas depresivos que lograron recordarnos porque el grupo es uno de los padres de lo gótico, precedidos por un intento de cantarle a Smith “Las Mañanitas” y que si bien no logró ser el coro se esperaba si fue uno de los momentos de la noche.

“The Kiss”

“If Only Tonight We Could Sleep”

“Fight”

Encore 2:

“Plainsong”

“The Same Deep Water as You” otro momento para atesorar en la memoria

“Disintegration”

Encore 3:

“Shake Dog Shake”

“Cold”

“A Strange Day”

“The Hanging Garden”

“Fascination Street”

“Charlotte Sometimes”

“Primary”

Encore 4:

“Dressing Up”

“The Lovecats”

“The Caterpillar”

“Close to Me”

“Hot Hot Hot” y el lugar casi se derrite con el calor de todos

“Let's Go to Bed”

“Why Can't I Be You?” y es que Robert es tan angelical y único...

Y la sorpresa, Robert Smith se acerca a los miembros del grupo y estos abandonan el escenario, quedando él solo en el lugar para dar paso a

“Three Imaginary Boys (Robert Smith solo sin banda)

“Fire in Cairo” (Robert Smith solo sin banda)

“Boys Don't Cry” la intensidad de la gente cantando logró hacer quedar atrás los demás coros, el Foro Sol era uno

“10:15 Saturday Night” uno de mis temas favoritos y que sin duda logró mandarme lejos, de regreso a casa de la persona que me lo puso por primera vez mientras veíamos una y otra vez el video de concierto del grupo

“Killing An Arab” el coro de la noche, la energía de este tema puso a bailar a todo el público, a gritar cada palabra del tema, y a buscar entre la multitud a un árabe para inmolarlo durante el tema y es que hay que ser sinceros, tras la entrega de The Cure, si te piden mates un árabe debes hacerlo.

Un concierto épico que será casi imposible de superar no sólo por las demás agrupaciones vengan al país sino por The Cure mismo, una noche única que nunca podrá ser olvidada por los que estuvieron ahí, brincanco, cantando y sonriendo ante la atmósfera depresiva de diversos temas que, por una noche, fueron para alegrar y no para llorar.

e-max.it: your social media marketing partner