Una de las películas que estuvo a punto de entrar al terreno de lo mítico en el cine mexicano es “Ana y Bruno”, cinta animada de Carlos Carrera, basada en la novela “Ana” de Daniel Emil, la cual fue anunciada desde el 2010 y que ha atravesado diversas complicaciones para por fin poder llegar a las pantallas mexicanas, descubriéndonos quizá la mejor cinta animada de la historia de México a la fecha.

Todd Haynes es un director polémico, ubicado por muchos como uno de los principales exponentes del New Queer Cinema, su cine en muchas ocasiones sacrifica una narrativa fluida por un preciosismo visual que pareciera muchas veces le interesa más que el crear una película donde la historia este sobre el aspecto visual. Tras la fallida "Carol(2015) regresa con “Wonderstruck”, la cual resulta una agradable sorpresa que logra equilibrar (o casi) lo visual con lo narrativo.

Wonderstruck"

1927 Rose abandona la casa de sus abuelos para ir a Nueva York y buscar a su madre, una prestigiosa actriz de cine y teatro. 1977, Ben, huye de casa en Minnesota tras la muerte de su madre decidido a encontrar a su padre, a quien no conoce, en Nueva York. Las dos historias comparten puntos en común que les hacen coincidir en emociones y sensaciones.

Director: Todd Haynes

Guión: Brian Selznick basado en su novela homónima

La comedia se ha vuelto el género preferido por los realizadores mexicanos para intentar asegurar así una taquilla que les permita recuperar lo invertido y seguir adelante. Desafortunadamente el exceso de lo mismo comienza a cansar no sólo al espectador sino en las tramas que parecen copiarse unas a las otras, siendo pocas las que buscan, sin inventar el hilo negro, apostar por historias que se alejan un poco de la fórmula. Tal es el caso de la Opera Prima de Hugo Lara, “Cuando Los Hijos Regresan”.

Cuando Los Hijos Regresan

Manuel y Adelina son unos padres ya jubilados que viven tranquilamente sus vidas sin muchas preocupaciones. Por diferentes circunstancias, los tres hijos del matrimonio, independizados hace tiempo, tienen que volver a vivir con ellos. La paz que reinaba en la casa desaparece y Manuel y Adelina trazan un plan para echar a los chicos de la casa y recobrar su vida.

Director: Hugo Lara

Guión: Hugo Lara / Claudia González-Rubio

Michel Hazanavicius saltó a la fama internacional con su cinta “El Artista” ( The Artist 2011) la cual rendía tributo al cine silente al recrear una película de esos años, con todos los elementos técnicos y narrativos, ganadora del Oscar a Mejor Película. Ahora, regresa con “Le Redoutable”, cinta que nos narra un pasaje en la vida de Jean-Luc Godard, la cual ha desatado de nuevo la polémica y los aplausos.

Le Redoutable

Jean-Luc Godard conoce a Anne Wiazemsky y queda prendado de ella de inmediato. Su relación comienza a deteriorarse cuando los sucesos del mayo de Paris toman lugar, llevando a la pareja a alejarse cada vez no sólo entre ellos sino de lo que buscan en la vida.

Director: Michel Hazanavicius

Guión: Michel Hazanavicius

Basado en la novela “Un an après” de Anne Wiazemsky

Yorgos Lanthimos es un director que ha conquistado a las audiencias mexicanas quienes encuentran en su cine un escape a la realidad sin dejar por ello de ser conscientes de los horrores del mundo moderno, ahora con el estreno de su nueva cinta, “The Killing of a Sacred Deer” vuelve a descontrolar al espectador y confrontarle con sus filias.

The Killing of a Sacred Deer

Steven es un eminente cirujano, casado con Anna, una respetada oftalmóloga. Viven felices junto a sus dos hijos, Kim y Bob. Cuando Steven entabla amistad con Martin, un joven de dieciséis años, los acontecimientos dan un giro siniestro. Steven tendrá que escoger entre cometer un impactante sacrificio o arriesgarse a perderlo todo.

Director: Yorgos Lanthimos

Guión: Yorgos Lanthimos / Efthymis Filippou

Con el gran éxito que fue “La Mujer Maravilla” (Wonder Woman) las expectativas de “Liga de la Justicia” (Justice League) se incrementaron, las cuales aumentaron más cuando se anunció que Zack Snyder dejaba la versión final en manos del estudio por cuestiones personales y que el director que le sustituiría para filmar nuevas tomas sería Joss Whedon, pero lo que llega a pantallas es tan pueril y absurdo que de nuevo se queda en promesa de lo que pudo ser algo increíble y se le niega la oportunidad de serlo.

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

scott-weilandSí, no es un rumor, falleció Scott Weiland. Fue hallado en su autobús de gira, un infarto que le atacó mientras dormía y que se lleva a una de las almas más importantes del movimiento grunge. Polémico, adicto, libre, siempre siendo quien quería ser y cautivando a las audiencias que se cruzaban en su camino. Su muerte se sumará a todas aquellas de quienes sobrevivieron más de lo que todos creíamos, aunque no por ello su partida es menos dolorosa o inesperada.

En 1992, Scott Weiland junto con Dean DeLeo, Robert DeLeo y Eric Kretz lanzó el primer disco de Stone Temple Pilots, Core. En esas épocas en que MTV si pasaba videos musicales (créanlo, existió esa época alguna vez) fue la forma en que los conocimos en México. Las imágenes y las letras de "Sex Type Thing", “Wicked Garden", “Creep” y “Plush” pronto encontraron eco también en el país, convirtiéndonos en seguidores y, sobre todo, para muchos, en rebeldes que se identificaban con la poesía de sus canciones. Pero sobre todo la versión acústica de “Plush” para el programa Headbangers Ball de MTV fue la que hizo varios giraran los oídos a lo que hacían.

El segundo disco de STP fue el impresionante Purple (1994), donde se comprobaría el talento de sus integrantes y la capacidad de Weiland para transmitir con su voz un gran cúmulo de emociones y para quién lo dude que corra a escuchar “Big Empty" o la extraordinaria y única "Interstate Love Song" para comprobarle. Ya por esos años se rumoraba que era adicto a una infinidad de drogas, por lo que cuando al año siguiente fue detenido por comprar crack, no sorprendió a nadie.

Los problemas internos de STP que les hicieron parar antes de iniciar la gira de promoción de Tiny Music... Songs from the Vatican Gift Shop, incrementó sus problemas con las drogas y a pesar de que formó parte de diferentes agrupaciones con las que grabó temas, su adicción parecía sin control, lo que no impidió que en 1998 sacara un disco casi desconocido por la mayoría, 12 Bar Blues que ahora sin duda será redescubierto y puesto en el lugar le corresponde. A pesar de que se unieron de nuevo y sacaron dos discos, estos o alcanzaron el éxito esperado y el grupo desaparece.

Weiland no perdió tiempo y formó uno de los supergrupos de los 2000, Velvet Revolver, formado por los ex Guns n’ Roses Slash, Matt Sorum y Duff McKagan, así como por el guitarrista de Wasted Youth, Dave Kushner. El grupo grabo dos discos con el vocalista, Contraband (2004) y Libertad (2007) antes de que lo corrieran de la banda en el 2008, año en que se volvió a encontrar con STP, realizando una gira de festivales que les traería por primera vez a México.

El Motorokr Fest fue la primera ocasión que en México tuvimos de ver a la banda, mucha expectativa por lo que podrían o no hacer en el escenario, temores de que Scott viniera en mala forma. Nada avisaba que veríamos uno de los mejores conciertos de la noche y del año, la noche del 18 de octubre del 2008 el Foro Sol se congelaría para escuchar un setlist que iniciaría con “Big Empty” y que nos machacaría con “Wicked Garden”, “Big Bang Baby”, “Vasoline”, “Sour Girl”, “Crackerman”, “Lounge Fly”, “Creep”, “Plush”, “Interstate Love Song”, “Sex Type Thing” y que culminaría con “Trippin' on a Hole in a Paper Heart”, llevando a los seguidores de la agrupación a la luna y de regreso.

Desafortunadamente las tensiones con STP no pudieron solucionarse y en el 2012 el grupo lo expulsó, contratando a Chester Bennington, vocalista de Linkin Park, para remplazarle. Esto lo llevó a intentar una carrera de solista, la cual culminó al año siguiente cuando salió de gira con The Wildabouts, grupo con el que interpretaba éxitos de STP, y de su carrera independiente. Precisamente es en gira con ellos cuando le sobrevino el infarto que acabó con su vida.

La muerte de Scott Weiland quizá no impacte tanto a sus seguidores, al final de cuentas siempre se había esperado que falleciera por una sobredosis o por alguna locura, lo que no deja de ser inesperado, brutal, y que nos lance a recordar su música y letras. 

e-max.it: your social media marketing partner