Estrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivas
 

helpless bluesRealizar un conteo con los mejores discos del 2011 es una labor titánica, desmedida y sumamente pretenciosa, aun así en cineNT les queremos compartir lo que consideramos son los cinco discos imperdibles en su colección así como algunos extras que podrían ayudarles a decidir cuál comprar.

Helplessness Blues (Fleet Foxes)

CNS&Y parecen haber viajado en el tiempo y reencarnado en la figura de los Fleet Foxes quienes han aprendido más que en demasía lo que era el espíritu folk de finales de los 60s y lo han trasladado a nuestro nuevo siglo. El disco derrama frescura en cada track y en medio de tanta locura electrónica nos recuerda que el rock es siempre el camino.

 

 

 

 

 

 

 

Superheavy (Superheavy)

¿Qué pasa cuando juntas a Mick Jagger, Damian Marley, Joss Stone, Dave Stewart y A. R. Rahman? Uno de los más grandes discos del año, con una energía brutal, lleno de voces y sonidos que literalmente te explotan la mente. Para cuando llega el punto en que Stone canta “What the fuck is going on?” ya no nos pertenecemos, hemos vuelto a ser seducidos por la magia que la música genera y que sólo Jagger parece sacar a flote en cada disco hace. Una de las más grandes sorpresas del año y sin duda un debes tener en la colección de todo aquel que diga le agrada la música.

Superheavy

Mylo Xyloto (Coldplay)

Coldplay se relaja y deja de perseguir estados etéreos y nos entrega un disco que hasta nos llega a poner a bailar en algún momento. Las atmósferas melancólicas no desaparecen por completo, solamente se combinan con momentos llenos de euforia. Un Coldplay maduro que por momentos parece cansado de ser Coldplay y que sin embargo nos vuelve a enamorar. Si eres capaz de escuchar “Every Tear is a Waterfall” sin querer bailar, cantar y deprimirte a la vez, puedes considerarte oficialmente un robot.

mylo xyloto

The King of Limbs (Radiohead)

Un disco de escasos 38 minutos en una era de discos de más de hora y media, que sin embargo puede deprimirnos/alegrarnos el día entero. El disco más corto en toda la historia de la agrupación y que no deja de ser un fiel retrato al estilo del grupo, con melodías inconexas en apariencia y que están llenas de una lógica perturbadora. Un disco que, a diferencia del Helplessness Blues de los Fleet Foxes se va más por el camino electrónico para recordarnos que la experimentación también forma parte del rock. Un disco difícil de digerir pero cuya escucha nos llena siempre de placer.

The King of Limbs

Wasting Light (Foo Fighters)

Rock. Puro rock. Testosterona, agresividad, fuerza, ganas de tocar la air guitar y hacer al aire el redoble de batería. Si actualmente hay alguien que represente al rock en su estado más puro es Dave Grohl, a quien primero conocimos como miembro de Nirvana y que con su banda ahora es sólo rock. El disco fue grabado de manera análoga, digitalizado “sin retoques”, en el garage de Grohl y el resultado es una bestia sin cadenas, un ser vivo que devora todo lo que se encuentra a su paso. El mejor disco de rock del año y el que debería marcar el camino para todas las bandas que se dicen únicas.

wasting light

e-max.it: your social media marketing partner