User Rating: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

Aunque la adaptación se toma libertades y realiza varios cambios; no tanto a la trama, sino en ciertos personajes, “Áyax” es una puesta en escena muy bien lograda, además de presentar un grupo de jóvenes talentosos que dan vida a una tragedia griega respetando los aspectos esenciales de este tipo de obras; pero, al mismo tiempo, imprimiéndole un toque actual.

“Áyax” escrita por Sófocles, nos relata los acontecimientos sucedidos después de la batalla de Troya y tras la muerte de Aquiles, donde Áyax; hijo de Telamón y Peribea, decide desafiar a los dioses después de estar en desacuerdo con los resultados respecto quién debería de tener la armadura de Aquiles: él o Ulises. Al ganar Ulises la armadura, Áyax jura vengarse. Como es de esperarse, la hýbris llevará a Áyax a tener un trágico final. (En la obra original, el desafío se da entre Áyax y Odiseo, no Ulises.)

Es común no esperar mucho de obras universitarias; no obstante, este caso es la prueba de que el talento joven muchas veces presenta muchos mejores trabajos que aquellas obras llamamos: profesionales.

Con una escenografía austera, mas funcional; la obra nos muestra que no se necesita una superproducción para lograr una puesta en escena llamativa e interesante. De todas las buenas cosas a resaltar, la coreografía se encuentra en primer lugar. El trabajo de Mariana Fernández hace que la puesta en escena sea dinámica, atrapando la atención del espectador en todo momento; mientras que Olivia Barrera, Directora Escénica, logra dar vida a una tragedia griega respetando, casi en su totalidad, el texto original y, sobre todo, los cambios a la misma resultan ser un gran acierto.

Dentro de los cambios vemos que los acompañantes de Áyax son mujeres marinos, así como que no se presenta a un medio hermano de nuestro protagonista, sino a una hermana llamada Tálasa; haciendo referencia a la diosa del mar, hija de Éter y Hemera. El agregar mujeres en una obra que por razones obvias no tiene (más allá de la esposa de Áyax), la hace volver un tema clásico en algo actual de una manera orgánica y sin grandes complicaciones.

Otro de los grandes aciertos de esta obra es el coro y el cierre de la obra. Las dos actrices, Andrea Corona y Marcela Sandodi, hacen un trabajo maravilloso dando vida a estas voces que guían tanto a los personajes como al espectador en los funestos eventos que se van presentando. Y en el ritual final donde vemos el funeral de Áyax se tiene un canto con el que cierran muy acertadamente la obra.

Parte de las cosas que se pueden mejorar resulta que la dicción y fuerza de voz de algunos actores no es la mejor y, en ocasiones, cuesta trabajo poder entender sus líneas ya sea por no entenderles o no escucharles. No obstante, la obra se mantiene, principalmente, gracias al gran trabajo de Hibert Lara, Rubén Córdova, Alessandra Forno, Michelle Mateos, Ana Sofía Velarde.

La última función de esta primera temporada se presentará este sábado 22 de junio 2019, al medio día en el Teatro Telón de Asfalto. Si tienen la posibilidad de verla, no pierdan la oportunidad de hacerlo. (El teatro no cuenta con estacionamiento, pero en la zona se encuentran parquímetros).

El elenco está formado por: Hibert Lara, Áyax; Rubén Córdova, Ulises; Pamela Oscos, Atenea; Ana Sofía Velarde, Tecmesa; Salma Ramos, Peribea; Rafael Laja, Telamón/Menelao; Alessandra Forno, Tálasa; Ernesto Ocaña, Agamenón; Yeya Lamadrid, Calcas; Michelle Mateos, Deméter; Abigail Cardoso, Kiarah; Camila Cueto, Deacón; Andrea Corono, Pythia; Marcela Sandodi, Pythia.

e-max.it: your social media marketing partner