“Nuevo Orden” imponiendo una nueva transformación social

2020

En México hay directores a los cuales la crítica especializada parece tenerles aversión no por sus trabajos sino por su forma de realizarlos, por sus intereses, por sus historias, ahora le toca el turno a Michel Franco el ser el blanco del deporte nacional de atacar sus trabajos y menospreciarles, sin importar en realidad la calidad de los mismos. Y si le sumamos que su más reciente trabajo no tiene de protagonistas a lo que la moda actual dicta, es ineludible el escándalo por el mismo. “Nuevo Orden” es el tipo de cintas que, si estuviera ambientada en Italia, dirigida por un extranjero, sería aplaudida al cansancio por aquellos empeñados en destruirle por ser de quien es y el tema toca. Verla y quedarse con la idea de que es una cinta clasista es demasiado simplista y fuera de los temas en realidad toca.

Ciudad de México. Una revuelta callejera toma proporciones catastróficas cuando ante la pasividad de las autoridades para frenarla desemboca en saqueos y violencia extrema contra todos aquellos tienen el poder económico en el país. Cuando el ejército toma el control de la situación, pronto comienzan los abusos y excesos del mismo contra toda la población. Todo esto lo vemos a través de la mirada de una familia con grandes negocios en el país, que ve como la violencia diezma a sus integrantes y mantiene desaparecida a su hija, detenida clandestina en una cárcel militar.

Nuevo Orden” es el trabajo más ambicioso de Franco a la fecha, no sólo por su producción o su cuadro de actores, sino por las implicaciones sociales y políticas que maneja. La cinta, acusada de clasismo por un sector que considera que historias que afectan a la clase con poder económico en el país no deben ser contadas sino solo aquellas retraten a los desposeídos, es en realidad una brutal radiografía de cómo se manejan aquellos que buscan el control político, la cual, en el México de hoy, cobra una particular relevancia por lo que insinúa. Y es, sin duda, el mejor trabajo del director a la fecha.

Nuevo Orden” no tiene personajes definidos, son demasiado esquemáticos, desdibujados, lo cual no importa, que sea casi imposible identificarse con ellos, le da mayor fuerza a lo que realmente importa, una lectura sobre cómo se puede implementar un golpe de estado militar en el país, sobre las consecuencias que esto tiene. De forma sutil pero directa, la cinta nos indica que los saqueos ocurren por la permisividad del gobierno, quien la utilizará (y que de alguna forma alentó) para imponer una nueva visión del país, una nueva realidad, una nueva transformación.

El inicio de la cinta es lento, somos testigos de los excesos de la clase alta, de sus intentos de imitar algunas cosas de las clases sociales no tienen su poder adquisitivo, capaces de soltar de la bolsa dinero sin pensarlo mucho a menos sepan es para ayudar a otro, de la forma invisibilizan a aquellos trabajan en sus casas.

Mucho se podrá decir que la película muestra a una clase económica de tez blanca y de pobres de tez morena, como si fuera un invento, como si no fuera así la realidad que tiene hoy en día México. Una realidad que a pesar de que para un sector decidido a lo políticamente correcto quiere negar, es innegable en los hechos. Es llamativo que el color usado por aquellos avanzan destruyendo sea el verde, color que de inmediato nos lleva a asociarle al ejército y a los partidos denominados verdes, los cuales históricamente se han asociado a los movimientos fascistas, basta recordar la Alemania nazi.

Nuevo Orden” sin mencionar políticas del gobierno actual si logra hacer inevitable el pensar en él, es imposible no pensar en la polarización que día a día es impulsada por el presidente Andrés Manuel desde su púlpito mañanero, es imposible no pensar en el desprecio tiene este a la cultura, las artes, los derechos humanos, mientras da cada vez más poderes y facultades al ejército, coqueteándoles con darles más y más poder, alentando que puedan caer en las tentaciones ocurridas ya en diversos países latinoamericanos en la década de los 70s del siglo XX. Y la película muestra la forma en que ambos sectores enfrentan situaciones extremas, como mientras unos son usados para llegar al poder, una vez en él, las alianzas se hacen con los que tienen el poder económico para poder afianzarse.

Nuevo Orden” es muy cercana en espíritu a cintas como “La Noche de los Lápices” (Olivera 1986) donde somos testigos de la manera en que los militares con poder abusan de la población en general, en esta cinta no sólo nos llevan a los horrores de la cárcel clandestina, sino también a la forma se somete a aquellos que están en las calles, las ejecuciones sin sentido, la creación de chivos expiatorios, los regresos a las ejecuciones por traición a la patria.

Nuevo Orden” es una película aterradora por lo que parece profetizar, por la forma en que conecta en la realidad actual, no sólo mexicana sino mundial donde la derecha cada vez toma más fuerza, disfrazándose de izquierda en algunos países, pero en los hechos actuando como una extrema derecha que se apoya en la destrucción de la ciencia, derechos humanos, apoyándose en estampitas religiosas para manipular. Es el tipo de películas que si no fuera por los fascistas de lo políticamente correcto se estaría hablando de ella de la forma se debe afrontar, un duro relato de a dónde está llevando al país la polarización se está viviendo y no quedarse en una estéril y falsa discusión sobre el clasismo, como si fuera el tema principal de ella.

Los invitamos a ver el tráiler.

Nuevo Orden

Director: Michel Franco

Guión: Michel Franco

Con: Naián González Norvind, Diego Boneta, Mónica Del Carmen, Fernando Cuautle, Darío Yazbek Bernal, Eligio Meléndez

Distribuidor: Videocine

Fecha de estreno: 22 octubre 2020 (México)

País: México 2020

Duración: 88 minutos

Imprimir