“La Diosa del Asfalto”, las muñequitas sintéticas rodando se encuentran

2020

Retratar la vida en la periferia de la ciudad de México siempre es un reto, siempre se corre el riesgo de romantizar las situaciones o de irse al lado del tremendismo, por lo que cintas como “La Diosa del Asfalto” se agradecen al intentar balancear ambos aspectos, dando además un peso extraordinario a la voz de las mujeres de la zona, la forma en que sobreviven a las situaciones del lugar y, en este caso, al contexto específico de la década de los 80.

Max regresa a su barrio convertida en la vocalista de un grupo de rock. Ahí la esperan los recuerdos, las noticias nuevas y las verdades que durante años guardaron silencio: de sus amigas Sonia es una voz que habla desde la muerte; Ramira y la Carcacha regentean la miseria del barrio; y la Guama se hunde en la locura. En un día, todo puede cambiar.

No lo negaré, “La Diosa del Asfalto” es un título que me parece inconcluso, no logro quitarme la idea de los títulos kilométricos de otras cintas de Julián Hernández, (“Hubo un tiempo en que los sueños dieron paso a largas noches de insomnio...”, “Mil nubes de paz cercan el cielo, amor, jamás acabarás de ser amor” o “Muchacho en la barra se masturba con rabia y osadía” por citar algunas) y que en sus últimas cintas se ha concretado a ser algo menos metafórico y llano, pareciera que mientras sus títulos se van achicando, su madurez como realizador se va afianzando, entregando trabajos que logran ir más allá de lo que a primera vista vemos. Producida por Roberto Fiesco, es quizá el mejor largometraje de Julián a la fecha.

Protagonizada por Ximena Romo que quiere demostrar no sólo es un rostro bonito del cine nacional, sino que tiene la fuerza para interpretar papeles nada complacientes, la cinta encuentra en sus personajes secundarios el acompañamiento perfecto para lo que vemos en pantalla, destacando la extraordinaria labor de Mabel Cadena quien lucha contra todo, desde el desapego familiar hasta por su orientación sexual, un personaje que exuda rabia y osadía;  Alejandra Herrera, Nelly González, Samantha Orozco complementan el cuadro de las Castradoras de Tacubaya, siendo apoyadas por Giovanna Zacarías y Pascacio López, entre otros.

Inspirada en la historia de una de las bandas integradas por mujeres en la zona de Tacubaya en la década de los 80s, “La Diosa del Asfalto” es una cinta sobre el empoderamiento femenino en situaciones extremas, sobre como la miseria deja pocas opciones para dejar atrás la violencia, como para muchas personas es imposible dejar atrás el odio y la furia. Un elemento importante es la música, temas escritos por una de las mejores exponentes del rock urbano nacional, Jessy Bulbo, lo que ayuda a la atmósfera necesaria para la historia.

 “La Diosa del Asfalto” si bien acusa plasticidad por momentos, es una interesante visión del mundo femenino, un retrato sobre una etapa complicada en las periferias, donde existía aún la banda de los Panchitos, con situaciones familiares que no han cambiado nada en casi 30 años y que señalan la forma la violencia de género en México no cambia y que urgen en realidad políticas que ayuden a mitigar esos actos.

Los invitamos a ver el tráiler.

La Diosa del Asfalto

Director: Julián Hernández

Guión: Inés Morales

Con: Ximena Romo, Mabel Cadena, Alejandra Herrera, Nelly González, Samantha Orozco, Axel Arenas, Giovanna Zacarías, Pascacio López, Paulina Goto

Distribuidor: Corazón Films

Fecha de estreno: tba

País: México 2020

Duración: 120 minutos

Imprimir