Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

LosIndestructibles TheExpendablesCuando Stallone anunció una cinta que buscaba recuperar al héroe de acción norteamericano todo el mundo tembló ante la amenaza. Cuando comenzaron a surgir los nombres de los que lo acompañarían en esta aventura, más de uno se acordó del Asilo Mundet. Cuando se supo que Jean Claude Van Damme y Steve Segal no aparecerían, algunos pensaron que la cordura había llegado y que el proyecto se pararía… pero no.

Digámoslo con todas sus letras, es una película pro yanqui, altamente paternalista, violenta, con un guión endeble, con destrucción al por mayor y sin sentido, entretenimiento banal para espectadores que no sean exigentes, y por supuesto, ampliamente recomendable a todos aquellos que crecieron viendo a Stallone y compañía dominar la taquilla del cine de acción en los 80s y 90s.

Los Indestructibles (The Expendables) es adrenalina pura. No hay más que acción, acción y acción. La película funciona como un cambio de estafeta de la vieja guardia de ese cine a la nueva generación que se asume será liderada por Jason Statham, teniendo como aliado a Jet Li y de mentores a Stallone, Mickey Rourke y Dolph Lundgren.

La película permite el lucimiento de cada uno de los personajes, los vemos realizar lo que los distingue en sus cintas, jugar con lo que actualmente están haciendo. Así vemos desde los movimientos acrobáticos de Jet Li, pasando por los golpes de Jason Statham, el momento filosófico de Rourke… el liderazgo de Stallone. Aunque también hace menciones a la edad de los ídolos ochenteros, burlándose de su edad, de su lentitud…hasta de su etapa de sex symbol.

Uno de los momentos más memorables de la cinta es cuando por fin se reúnen en pantalla Sylvester Stallone, Bruce Willis y Arnold Schwarzenegger, escena filmada en seis horas de un 24 de octubre de 2009. La secuencia marca la trama de la película y permite tener uno de los momentos más memorables para los fans del cine de acción. Las pullas que se lanzan entre los tres harán reír a más de uno y la puntilla final hacia Arnold hace las delicias de todos.

Entre las batallas secundarias una se roba la atención, la protagonizada entre la WWE y la UFC, “Stone Cold” Steve Austin contra Randy Couture. Es delirante ver pelear a estos dos astros de la lucha frente a frente, años después de su época dorada y, aún así, reconocer en ellos a dos de los grandes.

Ver de nueva cuenta una cinta donde los gringos salvan a un país bananero, donde aceptan abiertamente que intervienen cuando la situación no les es favorable a sus intereses, se agradece. No importa que Los Indestructibles vayan en primera instancia a eliminar a un presidente latino que en su vestimenta, actitudes y discurso, recuerde al presidente de Venezuela, el general Hugo Chávez. Es cine de acción a la antigua y bajo esa premisa no tendría por qué ser diferente.

La película es violenta. Llena de explosiones, cuerpos destazados por los disparos, escena de tortura, ¿ya mencione explosiones?, palacios derribados, helicópteros destruidos. Todo lo que adorábamos de las cintas de acción de los 80s regresa, mejorado, con mejor audio y en cines con mayor calidad a los que íbamos en ese entonces.

Se extraña ver en pantalla a otros ídolos del cine de acción, como Steve Segal quien no participó por problemas personales con el productor, Jean Claude Van Damme quien rechazó el personaje que se le había asignado, Wesley Snipes cuyo problema legal no le permitió estar ahí.

Como toda cinta de acción a la antigua las mujeres tienen un rol fundamental, o sirven para mostrar su físico y admirarse a lo lejos, o para recibir una lección de que si no esperan al héroe un mal futuro les espera, o como pretexto para iniciar la acción. No se necesita más de ella en esas películas. Y sé que a muchas no les agradará lo aquí expuesto pero es una realidad en ese tipo de cintas misóginas, machistas y con exceso de testosterona, no lo tomen tan en serio.

Dirigida al mercado adulto masculino llega como un oasis en medio de tantas cintas para adolescentes que mueren por el romance interracial de humanos-vampiros-hombreslobo, entre tanta comedia romántica y cine infantil. No es una película para aquellos que sólo van a la Cineteca Nacional o prefieren cine que eleve su intelecto o espíritu. Es para aquellos que busquen divertirse recordando porque el cine de acción era tan entretenido en su momento. Es una cinta que se volverá de culto por su casting y por ser fiel sólo a sí misma, sin importarle lo que la gente o crítica opine de ella.

Y si, Los Indestructibles podrán ser muchas cosas pero nos recuerdan que lo único no son es ser Prescindibles.

Los Indestructibles (The Expendables)

Director: Sylvester Stallone

Estados Unidos 2010

(Publicado originalmente el 12 de agosto de 2010 en carteleradecine.mx)

e-max.it: your social media marketing partner