2022

“Benedetta” todos tenemos derecho a un pecado

El cine que involucra temas religiosos siempre será polémico, si le sumamos a la ecuación la vida en los conventos y las tensiones sexuales se daban en ellos, es indudable tendremos material para una cinta que provocará la molestia de un sector que se sentirá ofendido por los temas. Y si esa película viene de la mano de un provocador nato como Paul Verhoeven también podemos garantizar una calidad y una mirada que atrapará al espectador más allá de la controversia.

Benedetta vive en el convento de Pescia en el siglo XVII, donde consagra su vida a adorar a Jesús, experimentando visiones donde él la salva de los riesgos del mundo. Cuando es acogida en el lugar una lugareña, Bartolomea, comienza a experimentar pulsaciones eróticas hacía ella, lo que pronto la llevará a romper sus juramentos y votos, pero nada escapa al ojo inquisidor de la iglesia.

“Agentes 355” un desatino internacional

Es indiscutible que para muchos directores el dirigir cintas protagonizadas por mujeres se ha vuelto una herramienta para buscar atrapar la atención de los fascistas de lo políticamente correctos, sin importarles la calidad de las historias o la congruencia, creyendo que el simple hecho de tenerles de protagonistas es garantía de que la gente irá sin cuestionar nada. Tal es el caso de “Agentes 355” (The 355) de Simon Kinberg, donde en lugar de entregarnos una digna historia de espias femeninos, tenemos una cinta que resulta un desastre en todo sentido.

Cuando un arma ultra secreta cae en manos de unos peligrosos mercenarios, la agente especial de la CIA, Mason "Mace" Brown debe unir fuerzas con la agente alemana Marie, la ex aliada del MI6 y especialista en informática Khadijah, y la experta psicóloga colombiana Graciela, en una misión letal y vertiginosa para recuperarla mientras, una misteriosa mujer, Lin Mi Sheng sigue todos sus pasos. Juntas deberán superar sus conflictos personales y utilizar sus talentos y experiencia para salvar el mundo.