Estrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivas
 

dama_de_negro_daniel_radcliffePara todos aquellos que esperan ver la obra de teatro La Dama de Negro (The Woman in Black) tal como la recuerdan pero en la pantalla grande olvídenlo por completo. La versión cinematográfica de la novela de Susan Hill bebe directamente de ésta y le agrega algunos cambios que si bien podrían ser decepcionantes logran atrapar al espectador y horrorizarle.

La película sigue a un joven abogado que viaja a un apartado páramo de Inglaterra para arreglar todos los papeles de una clienta fallecida. Su llegada se liga a misteriosas muertes de menores provocadas por una aparición sobrenatural que busca su venganza.

La película arriesga al hacer cine de terror clásico, el que se basa más en la atmósfera y apela a los instintos primitivos del espectador y a través de ello provocarle un susto de muerte que le haga brincar o acurrucarse en su asiento. El director James Watkins tiene para lograr ese efecto el adecuado apoyo de su guionista Jane Goldman, el director de fotografía Tim Maurice-Jones, el editor Jon Harris y el trabajo impecable del director de arte Paul Ghirardani y el decorador de sets Niamh Coulter, quienes contribuyen a crear la atmósfera necesaria para atrapar nuestros sentidos.

Pero todos los elementos anteriores no servirían de nada si la película no tuviera a un actor carismático y capaz de transmitirle al espectador el miedo al enfrentarse a lo sobrenatural. La elección de Daniel Radcliffe como personaje principal no es gratuita, el film recae completamente sobre sus hombros, atraerá a los adolescentes a las salas de cine y, hay que aceptarlo, tiene el rango actoral necesario para sacar adelante al personaje. Daniel demuestra que Harry Potter ha quedado atrás y que su futuro es amplio y lleno de posibilidades.

No hay abuso de efectos especiales pero si hay un abuso de efectos de sonido, en ocasiones la estridencia arruina algo que podría llegar a ser mejor, pero es algo menor, en particular funciona excelentemente en la secuencia donde la mecedora parece cobrar vida propia y todos los juguetes de cuerda empiezan a funcionar de golpe.

Una excelente opción para ir al cine y aterrarse con terror gótico, con una mansión llena de secretos, fantasmas y sucesos inexplicables que nos llevarán a cuestionarnos sobre si las venganzas de ultratumba tienen alguna vez un final.

e-max.it: your social media marketing partner