Críticas Recientes

User Rating: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

Ok, “La Boda de Valentina” es una película coprotagonizada por Omar Chaparro con lo que sabemos de entrada que será mala, ahora solo falta determinar qué tan mala es… mala a su nivel habitual, mala a un nivel aún peor, o quizá solo no es buena. Y en esta ocasión podemos decir que la cinta sólo no es buena, el director logró lo casi imposible de controlar al comediante e impedirle hacer sus tonterías habituales en pantalla, con lo que ya se tiene algo ganado.

Valentina vive feliz en Estados Unidos, está a punto de casarse y todo le sonríe, pero una mala jugada de su familia le obliga a regresar a México donde se verá envuelta en el escándalo político que envuelve la campaña de su padre por la jefatura de gobierno de la CdMx, se reencontrará con su exnovio y, para su mala suerte, su prometido llega de improviso.

La nueva cinta de Marco Polo Constandse trata de nueva cuenta sobre una boda, pero ahora sin la gracia de “Cásese quien pueda” a pesar de querer sonar actual al meter una subtrama de elecciones políticas. “La Boda de Valentina” carece de gracia y de química entre sus protagonistas, lo que no permite que la comedia se desarrolle de forma dinámica, pero sin dudarlo atrapará a los fans de Chaparro que le festejarán cada gracejada como si fuera única.

La cinta es protagonizada por Marimar Vega, a la cual tratan de hacer lucir como un clon de Aislinn Derbez, lo que no permite admirar realmente la belleza tiene. En los papeles masculinos tenemos a Omar Chaparro y al norteamericano Ryan Carnes, quien se roba la cinta sobre todo en sus intentos de adaptarse a la cultura mexicana (y hay que destacar que ambos tienen mayor química entre ellos que con Vega, lo que permite tener secuencias delirantes). De lo acartonados se ven Sabine Moussier, Tony Dalton y los otros mejor ni hablar. Eso sí, todos están mucho mejor que esa cosa llamada Chumel, quien demuestra puede existir algo peor en pantalla que Dana Paola o Chaparro, un asco su humor y presencia en la cinta.

La cinta no sólo sufre de las malas interpretaciones, sino que tiene un guión que hace agua por todos lados, lo cual llama la atención al estar firmado por Issa López (la misma de “Vuelven”) y Santiago Limón (quien pronto estrenará “Hasta que la boda nos separe” infinitamente  mejor a esta cosa).

La Boda de Valentina” no es graciosa, no es la sátira política ni la comedia romántica busca ser, es, eso sí, una cinta oportunista que hasta recurre a youtubers, sin gracia, pero buena publicidad, que hacen hasta ver chistoso a Chaparro. Simplona, con chistes televisivos y de escasa profundidad aún en su superficialidad, es una película sólo para los fans del comediante de Televisa, de ahí en fuera ni se acerquen. Eso sí, superior a “Lo Más Sencillo es Complicarlo Todo”.

Los invitamos a ver el tráiler.

La Boda de Valentina

Valentina vive feliz en Estados Unidos, está a punto de casarse y todo le sonríe, pero una mala jugada de su familia le obliga a regresar a México donde se verá envuelta en el escándalo político que envuelve la campaña de su padre por la jefatura de gobierno de la CdMx, se reencontrará con su exnovio y, para su mala suerte, su prometido llega de improviso.

Director: Marco Polo Constandse

Guión: Santiago Limón / Issa López,

Basado en una idea original de: Beto Gómez

Con: Omar Chaparro, Marimar Vega, Ryan Carnes, Chumel Torres, Sabine Moussier, Tony Dalton

Distribuidor: Videocine

Fecha de estreno: 9 febrero 2018

País: México 2018

Duración: 107 minutos

e-max.it: your social media marketing partner