Calificación del usuario: 4  / 5

Estrellas activasEstrellas activasEstrellas activasEstrellas activasEstrellas inactivas
 

“El pasado que nos une” (“After the Wedding”) es una adaptación de la versión dirigida por la directora danesa Sussanne Bier, película estrenada en el 2006. Mientras en aquella ocasión los personajes principales eran hombres, interpretados por Mads Mikkelsen y Rolf Lassgård; en esta versión, tenemos como protagonistas a dos grandes actrices, Julianne Moore y Michelle Williams.

Sin que haya un cambio significativo en la trama; más allá del género de los personajes, “El pasado que nos une” nos habla de la importancia de la familia, del amor, de los sacrificios y de las decisiones que nos llevan a enfrentarnos a un presente inesperado. No obstante, es bueno resaltar que el tráiler de la cinta no le hace ninguna justicia porque éste nos muestra más una cinta cercana al thriller y suspenso que a un drama; como resulta ser la cinta en su totalidad.

“El pasado que nos une” nos muestra a Isabel (Michelle Williams) una mujer dedicada a un orfanato en India, donde ella busca por todos los medios dinero para poder ofrecerles a los niños una mejor calidad de vida. Esperanzada a una gran donación, Williams cree que podrán comprar aquello que más necesitan, hasta que se ve obligada a viajar a Nueva York para conocer personalmente a la mujer que le donara dicho dinero porque de otra manera el orfanato no recibirá el dinero prometido.

Reacia a quedarse mucho tiempo, Isabel cree que sólo estará en Nueva York unos días. Sin embargo, Theresa Young (Julianne Moore) tiene otros planes para ella. Desde el momento en que Theresa conoce a Isabel, Theresa empieza a mostrar una familiaridad singular hacia alguien que se supone es una completa extraña. Isabel se verá obligada a asistir a la boda de Grace; hija de Theresa y Frank, con el fin de convencer a Theresa de donar el dinero. Los eventos que se desarrollan a lo largo de la película nos muestran las verdaderas intenciones detrás de las acciones de Theresa donde vemos que éstas fueron pensadas y realizadas por el amor de madre y el miedo de dejar desprotegidos a los que más quiere.

De la versión de Bier a ésta, no hay grandes cambios en la trama. No obstante, esta versión cinematográfica logra tener su propio tono y nos presenta una historia ya conocida, pero que no vive a la sombra de su predecesora, sino que es la interpretación más occidental del cine europeo. Dicho esto, la cinta tampoco cae en el sentimentalismo hollywoodense donde todo suele ser bastante exagerado.

Michelle Williams nos presenta a una mujer que de manera inesperada se encuentra en una situación donde tendrá que enfrentar una decisión de su pasado, lo que la llevará a tomar una decisión sumamente difícil porque resulta cambiar todo lo que ella ha conocido por años, con el fin de aceptar que tiene una familia que la necesita y ésta no se encuentra al otro lado del mundo. Williams tiene una excelente conexión con Julianne Moore y Billy Crudup, y es entre los tres que la cinta se sostiene en este drama donde el centro de todo resulta ser la familia y cada decisión se encuentra ligada a proteger a los que más aman.

Bart Freundlich dirige y adapta el guión original de Susanne Bier y Anders Thomas Jensen, sin embargo, la temática de parejas y relaciones familiares no es algo nuevo para él, aunque casi siempre las ha tratado desde un tono más ligero como es el de comedia romántica. Tanto en “Trust the Man” (2006) como en “The Rebound” (2009) trata el tema de los problemas de pareja, aunque la manera de presentar estas historias sea en un tono mucho más ligero que en este último trabajo.

El reparto para esta cinta nos muestra una excelente selección para cada papel. Julianne Moore, con quien trabajo anteriormente en “Trust the Man”; nos muestra, una vez más, su gran nivel actoral, donde una primera impresión la hace presentarse como alguien con intenciones ocultas, pero que al final de la cinta se entienden sus acciones y se pierde la animosidad entre el personaje y el espectador. A su lado tenemos a Billy Crudup, con quien también trabajó en “Trust the Man”. Crudup tiene un papel secundario, pero que logra destacar en sus participaciones, tanto al lado de Moore como de Williams. Por último, tenemos a una Michelle Williams a quien le queda como anillo al dedo el papel.

“El pasado que nos une” nos muestra que los reencuentros no siempre se dan de la manera esperada, y muchas veces son momentos bastante incómodos donde no hay respuestas correctas sino simplemente el deseo de poder seguir adelante, de obtener el perdón (propio y de la otra persona), así como de estar en paz como las decisiones tomadas tanto en el pasado como en el presente.

El pasado que nos une” (“After the Wedding”)

Isabelle es una mujer a cargo de un orfanato en la India. Las cosas no van precisamente bien y esta teme que no pueda mantener el edificio durante mucho tiempo más. Afortunadamente, Isabelle recibe una cuantiosa donación por parte de Theresa, una multimillonaria de Nueva York. Como muestra de su gratitud, Isabelle decide viajar a la gran manzana y conocer a la benefactora. Sin embargo, el encuentro entre ambas, provocará que el terrible pasado de Isabelle regrese a su vida.

Director: Bart Freundlich

Guión: Bart Freundlich, adaptación del guión “Efter brylluppet” de Susanne Bier y Anders Thomas Jensen.

Con: Julianne Moore, Michelle Williams, Billy Crudup, Abby Quinn

Música: Mychael Danna

Fotografía: Julio Macat

Compañía Productora: Ingenious Media, Cornerstone Films, A Joel B. Michaels Production, Rock Island Films

Distribuidor: Diamond Films (México)

Fecha de estreno: 11 octubre 2019

País: Estados Unidos 2019

Duración: 110 minutos

e-max.it: your social media marketing partner