Estrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivas
 

paulmccartneyliveandletdieHay conciertos grandes, únicos e irrepetibles, llenos de momentos emotivos sin igual, en la ciudad de México hemos vivido muchos así. Y hay conciertos históricos que jamás podrán ser olvidados por aquellos que los vivieron y que impregnan la memoria colectiva de tal manera de que quienes no estuvieron ahí platicaran de él como si lo hubieran hecho, en estos se inscribe el concierto que Paul McCartney ofrendó el 10 de mayo en el Zócalo capitalino.

Para miles de fanáticos todo empezó un día antes cuando llegaron a los alrededores del lugar para acampar en espera se abrieran los accesos a la plancha central y pudieran ganar un lugar al frente del escenario, accesos que se abrieron a las 08:00 y que iniciaron el peregrinar de la gente que no paró de llegar al centro en espera del evento.

La espera fue larga, bajo un frío bastante aceptable y una llovizna que refrescó el ambiente y que dotó a todos de paciencia para seguir esperando el inicio del concierto. La gente mataba el tiempo de diversas formas, platicndo, dormitando, jugando y hasta burlándose de aquellos que habían pagado hasta 30 mil pesos para un lugar VIP en el Estadio Azteca un par de noches antes.

Antes del concierto hubo dos momentos que llamaron la atención del público, uno de ellos fue que un cable se quemó provocando una humareda negra que no preocupo a nadie, la otra fue un momento político cuando de uno de los edificios sacaron una manta apoyando al candidato del PRI, hecho que fue repudiado por los asistentes que en coro masivo respondieron con gritos de “Obrador, Obrador” al incauto había sacado la manta que fue retirada por la presión.

A las 1910 salió al escenario un DJ que destrozó algunos temas de The Beatles, su música parecía de elevador, de esa que está en el fondo molestando levemente pero que si te concentras puedes olvidar. A las 20:35 inició el concierto de Paul McCartney con un video de fotografías que narraban el ascenso de The Beatles y la carrera solista del zurdo. La duración del mismo resultó excesiva, poco más de 30 minutos.

A las 21:05 por fin McCartney salió al escenario, con un traje rojo y una camisa rosada, llegó al centro del mismo y tras saludar al público, que para esos momentos se contabilizaba en 90 mil en la plancha del Zócalo y cerca de 200 mil si se contaba a toda la gente que rodaba el primer cuadro de la ciudad, comenzó su espectáculo con “Hello, Goodbye” cambiando por completo la entrada que había estado presentando en la gira. Se presagiaba un concierto diferente. Y vaya lo fue.

Poco a poco se fueron desgranando los temas, dosificando los temas de The Beatles, Wings, The Fireman y claro, su etapa solista. Obviamente sus temas mejor recibidos fueron los del cuarteto de Liverpool pero hubo momentos muy emotivos con otros temas. 

Es importante destacar por ejemplo los siguientes momentos del concierto:

“Drive My Car” donde el pitido de las bocinas del auto fueron reproducidos por un coro monumental.

“The Long and Winding Road” con Paul al piano

“My Valentine” dedicada a su actual pareja Nancy y “Maybe I’m Amazed” dedicada a Linda.

“Hope of Deliverance” dedicada a las madres ese 10 de mayo

“Eleanor Rigby” que logró uno de los mejores momentos de la noche desde el simple rasgueo de la guitarra

“Something” que pareciera la escribió Paul y no George Harrison, tal es la intensidad de su interpretación

“Ob-La-Di, Ob-La-Da” interpretada con mariachis en el escenario, la gente enloqueció, brinco, cantó y se desgañitó con todo.

“Birthday” (rumor desde un día antes y confirmada de una manera extraordinaria)

“A Day in the Life/Give Peace a Chance” (se comío el último parrafo para hacernos cantar eso de "All we are saying is give peace a chance")

“Let It Be” (Al piano, emotivo, lleno de calidez)

“Live and Let Die” (hasta que no ves la canción en directo no tienes en verdad idea de lo que es verla, los juegos pirotécnicos son impresionantes y no sabes ni para donde ver)

“Hey Jude” (El Zócalo entero era una sóla voz y todos sin excepción cantamos eso de "na na nanana, nanana hey Jude")

“Get Back” (El bajo de esta canción jamás podrá ser superado)

“Yesterday” (¿En verdad hay algo más que agregar?)

“Helter Skelter” (Visualmente impresionante, la fuerza del tema es inagotable)

“Golden Slumbers/Carry That Weight/The End” (El medley de Abbey Road es más que digno para un final que jamás será olvidado)

Al terminó del evento los ríos de gente parecían eternos, eso sí, todos contentos e impresionados por la entrega del cantautor quien parece un adolescente de 15 años, con una energia única y un carisma que traspasa cualquier barrera. 

En definitiva un concierto para no olvidar.

En Cinent.com les dejamos el setlist:

Hello, Goodbye (The Beatles)

Junior's Farm (Wings)

All My Loving (The Beatles)

Jet (Wings)

Drive My Car (The Beatles)

Sing the Changes (The Fireman)

The Night Before (The Beatles)

Let Me Roll It (Wings)

Paperback Writer (The Beatles)

The Long and Winding Road (The Beatles)

Nineteen Hundred and Eighty-Five (Wings)

My Valentine

Maybe I'm Amazed

I've Just Seen a Face (The Beatles)

Hope of Deliverance

And I Love Her (The Beatles)

Blackbird (The Beatles)

Here Today

Dance Tonight

Every Night

Mrs. Vandebilt (Wings)

Eleanor Rigby (The Beatles)

Something (The Beatles)

Band on the Run (Wings)

Ob-La-Di, Ob-La-Da (The Beatles)

Birthday (The Beatles)

Back in the USSR (The Beatles)

I've Got A Feeling (The Beatles)

A Day in the Life/Give Peace a Chance (The Beatles)

Let It Be (The Beatles)

Live and Let Die (Wings)

Hey Jude (The Beatles)

Encore:

Lady Madonna (The Beatles)

Day Tripper (The Beatles)

Get Back (The Beatles)

Encore 2:

Yesterday (The Beatles)

Helter Skelter (The Beatles)

Golden Slumbers/Carry That Weight/The End (The Beatles)

e-max.it: your social media marketing partner