El cine de suspenso muchas veces fracasa en su intento de crearlo por las prisas de plantear las cosas y de mostrar su desenlace, olvidando las reglas básicas del mismo y buscando sustituirles por apresuramientos y retorcidas vueltas de tuerca para crear algo mantenga la atención del espectador. Es por eso se agradece lleguen cintas como “Un Lugar En Silencio” (A Quiet Place) que nos recuerda que para crear complicidad con el espectador muchas veces basta tratarle como un ser inteligente y que no requiere nada fuera de lo ordinario para engancharse a la historia.

La Tierra ha sido invadida por seres alienígenas que han destruido la vida en el planeta como le conocemos, dotados de un agudo sentido del oído se lanzan contra todo aquello produzca sonido, de forma rápido y sin titubear. Una familia vive en el campo, aislada de todos, pero cuando la madre se encuentra a punto de parir a otro hijo, las cosas se complican y la supervivencia parece algo imposible.

Un Lugar En Silencio” (A Quiet Place)

La Tierra ha sido invadida por seres alienígenas que han destruido la vida en el planeta como le conocemos, dotados de un agudo sentido del oído se lanzan contra todo aquello produzca sonido, de forma rápido y sin titubear. Una familia vive en el campo, aislada de todos, pero cuando la madre se encuentra a punto de parir a otro hijo, las cosas se complican y la supervivencia parece algo imposible.

Director: John Krasinski

Guión: Bryan Woods / Scott Beck / John Krasinski

Ernesto Contreras ha logrado con tres películas (y un fragmento) ser un director de gran temple, interesado en las relaciones humanas, con una mirada entrañable y que desgarra a la par que te cautiva. Su tercera cinta, “Sueño en Otro Idioma” es su trabajo más redondo a la fecha, también el que nos muestra que vienen mejores trabajos de su mano en un futuro.

Cuando un lingüista interesado en el zikril, una lengua indígena al borde de la extinción, descubre que los dos únicos hablantes de la misma están peleados entre sí, lo cual le lleva a buscar la forma en que ambos accedan a charlar entre ellos, revelando el pasado y la forma en que las amistades cambian.

Sueño en Otro Idioma

Cuando un lingüista interesado en el zikril, una lengua indígena al borde de la extinción, descubre que los dos únicos hablantes de la misma están peleados entre sí, lo cual le lleva a buscar la forma en que ambos accedan a charlar entre ellos, revelando el pasado y la forma en que las amistades cambian.

Director: Ernesto Contreras

Guión: Carlos Contreras

La llegada de un extranjero a cualquier país siempre da pie a cintas que muestran el folklore del país que se va descubriendo, siempre con la mirada puesta en lo exótico, mostrando un lugar que pocas veces tiene que ver con el lugar real, el México visto desde el extranjero siempre ha sido una muestra de ello, pero ahora llega “American Curious” la cual nos muestra esa visión pero no bajo la visión de un director foráneo, sino uno nacional.

David Green es un standupero con escaso éxito, las deudas lo abruman y cuando recibe la noticia de que su madre biológica ha muerto y es heredero de sus cosas, viaja a México, donde comienza a descubrir no sólo el país sino los secretos de la familia.

American Curious

David Green es un standupero con escaso éxito, las deudas lo abruman y cuando recibe la noticia de que su madre biológica ha muerto y es heredero de sus cosas, viaja a México, donde comienza a descubrir no sólo el país sino los secretos de la familia.

Director: Gabylú Lara 

Guión: Gabylú Lara / Ricardo Aguado Fentanes

Hace mucho mucho tiempo, en una galaxia muy lejana, inicio una de las sagas cinematográficas más importantes dentro de la cultura pop, ideada por George Lucas, “La Guerra de las Galaxias” (Star Wars) ha llenado la imaginación de millones de espectadores, creando una legión de seguidores impresionante, llegando el año pasado a su octavo episodio, sin contar los spin off, de la lucha por la libertad de la galaxia. Así, “Star Wars: Episodio VIII - Los últimos Jedi” (Star Wars: The Last Jedi) comienza un nuevo giro dentro de esta telenovela espacial.

Rey ha encontrado a Luke Skywalker y busca que éste la entrene. Mientras tanto, los rebeldes buscan sobrevivir al ataque de las fuerzas de Snoke quienes están a punto de barrerles de la galaxia. La batalla se intensifica cuando Kylo y Rey inician una conexión que puede definir la balanza de la Fuerza.

Insisto, las cintas que adoptan videojuegos parecen irremediablemente condenadas al olvido, al desprecio de los jugadores, al rechazo de los fans y a ser productos que por lo regular carecen de mínimo interés para todos, dicho la anterior, podemos decir que “Rampage. Devastación” (Rampage) la nueva cinta de acción de Dwayne Johnson tiene en su contra todo ello, aunque a su favor juega tenerle a él protagonizando la cinta.

Una compañía hace experimentos de modificar el ADN en animales, volviéndoles violentos y con características mejoradas, cuando uno de sus especímenes escapa de la estación espacial donde crean estas criaturas y destruye el laboratorio, una de sus empleadas logra escapar con las cápsulas que contienen las toxinas de modificación, las cuales al entrar en la tierra caen en diversos lados, como una reserva animal donde afecta a un gorila y un lobo, los cuales mutan y comienzan una devastación por donde pasan, uniéndose a su paso un cocodrilo. Sólo la Roca podrá parar este desastre.

Rampage. Devastación” (Rampage)

Una compañía hace experimentos de modificar el ADN en animales, volviéndoles violentos y con características mejoradas, cuando uno de sus especímenes escapa de la estación espacial donde crean estas criaturas y destruye el laboratorio, una de sus empleadas logra escapar con las cápsulas que contienen las toxinas de modificación, las cuales al entrar en la tierra caen en diversos lados, como una reserva animal donde afecta a un gorila y un lobo, los cuales mutan y comienzan una devastación por donde pasan, uniéndose a su paso un cocodrilo. Sólo la Roca podrá parar este desastre.

Director: Brad Peyton

Guión: Ryan Engle / Carlton Cuse / Ryan J. Condal / Adam Sztykiel

Basado en el videojuego “Rampage” de Midway Games

Rampage. Devastación” (Rampage)

Una compañía hace experimentos de modificar el ADN en animales, volviéndoles violentos y con características mejoradas, cuando uno de sus especímenes escapa de la estación espacial donde crean estas criaturas y destruye el laboratorio, una de sus empleadas logra escapar con las cápsulas que contienen las toxinas de modificación, las cuales al entrar en la tierra caen en diversos lados, como una reserva animal donde afecta a un gorila y un lobo, los cuales mutan y comienzan una devastación por donde pasan, uniéndose a su paso un cocodrilo. Sólo la Roca podrá parar este desastre.

Director: Brad Peyton

Guión: Ryan Engle / Carlton Cuse / Ryan J. Condal / Adam Sztykiel

Basado en el videojuego “Rampage” de Midway Games

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

RammsteinDesde muy temprano miles de fanáticos metaleros se dieron cita en la curva 4 del Autódromo de los Hermanos Rodríguez para presenciar una nueva edición más del Hell and Heaven, quienes en voz de sus organizadores, se ha logrado posicionar como de los mejores festivales de metal en México y Latinoamérica.

Parafernalia y grandes instalaciones a cargo de Garra Producciones se encargaban de recibir a los asistentes y por otra parte cinco escenarios donde se presentaron más de 50 bandas, quienes dejaron el alma en el escenario. Mientras que en este año le dieron paso al arte y un colectivo llamado “Creator of Legends”, que presentó diversas obras de artistas nacionales e internacionales, las cuales son inspiradas en el maestro H.R Giger, creador del arte conceptual de las películas de Alien y además ha colaborado con numerosas bandas de rock para la creación de portadas y como un plus diseñó aquel atril de micrófono con el que Jonathan Davis (vocalista de Korn) se presenta en los escenarios, y como una cereza en el pastel, se montó otra exposición del vocalista de Rammstein, Till Lindemann; todo ello dentro de unas cajas de ferrocarril inmensas.

Sin embargo, la parte logística nuevamente dejaba mucho que desear ya que los encargados de citar a los medios de comunicación para realizar la cobertura de este festival, se vieron rebasados por una gran cantidad de reporteros, fotógrafos y camarógrafos que buscaban ofrecer a sus lectores y escuchas la mejor cobertura. Pero no fue así, ya que a manera de cuenta gotas, los medios de comunicación fueron ingresando al festival, esto se debió a que los brazaletes con los que se contaban no fueron suficientes y muchos medios terminaron por ingresar con pulsera de “producción”, ello se convirtió en un ir y venir por parte de los encargados, quienes en todo momento buscaron que ningún medio se quedara sin cubrir el festival.

Ya adentro, a algunos reporteros no los dejaban ingresar a la zona de prensa (aunque después de un gran alegato se logró que varios reporteros tuvieran acceso a la zona de prensa para que trabajaran mejor), por otra parte algunos fotógrafos se les fue un poco complicado realizar su labor, ya que en algunos escenarios no se les permitió el acceso, a pesar de que ya se les había otorgado dicha acreditación.

Con todo y esas desventajas para muchos reporteros y periodistas, cada uno dio su mejor cobertura. Pero fuera de ello, el ganador fue el público que gritó “Du hast” y que enloqueció con “We´re not gonna take it” y un discurso al grito de ¡Fuck You Donald Trump!, pero también disfrutó los acordes de Dragonforce y la belleza de Simone Simons.

Es parte del rock y de cubrir festivales donde miles de medios quieren estar ahí, cuando muchos sabemos que gran parte de estos, sólo se aparecen de forma mágica en eventos de este calibre (véase en conferencias del Vive Latino y próximamente en el KnotFest, del cual si nos lo permiten les traeremos una gran crónica).

Fuera de todo el show periodístico, logramos ver a bandas mexicanas consagradas como TRANSMETAL y su “alineación original” hasta un CLAN que cada vez sigue cosechando fans, en fin. Y cómo dato agregado unas horas antes del inicio del festival una banda llamada Dying Fetus no logró llegar a México para su actuación en el Hell and Heaven, por problemas de pasaportes, pero tal parece que eso no importó mucho cuando el público mexicano tuvo a bandas como Rammstein, Twisted Sister, P.O.D, Sepultura y un largo etcétera.

Y pues mientras llegamos a la próxima edición, en 2017. Yo los espero en el próximo soundtrack.

HH8

HH6

HH4

Twisted Sisters

e-max.it: your social media marketing partner