En un esfuerzo por ofrecer contenido diferente y atractivo, y con la intención de atraer a otros públicos para que disfruten de títulos especiales, Contenido Alternativo de Cinépolis presenta “Nanoha: Reflection”. La cinta es una aventura fantástica, llena de adrenalina, que les complacerá y emocionará a todos los fans del anime, en especial a los del género Mahou Shoujo. “Nanoha: Reflection” es la más reciente entrega de la franquicia Magical Girl Lyrical Nanoha, y se exhibirá en cines de México los días 24 y 25 de febrero.

El mundo de Eltria está muriendo lentamente. Amitie y Kyrie son dos hermanas que tienen la esperanza de encontrar la clave para evitar su destrucción. Tras enfermar su padre, Kyrie decide abandonar a su familia y viajar a la Tierra para buscar la manera de salvar su mundo. En la tierra se encontrará con las chicas mágicas Nanoha, Fate y Hayate. ¿Se convertirán en aliadas o en una amenaza para la Tierra?

 

Pocas son las ocasiones en que podemos disfrutar de animación japonesa de calidad en la gran pantalla, “Luces en el Cielo” (Akiyuki Shinbo, Japón, 2017) logra capturar al espectador con una impresionante animación, sin embargo, en ocasiones se observa la diferencia de detalles entre dos tipos diferentes de estilo, esto repercute en el sentido estético de la obra que por momentos es excelsa y por momentos tan común como cualquier otro anime.

La narración por otro lado se torna compleja, en un principio pareciera que observamos una clásica historia romántica, aderezada con un esquema de múltiples realidades, sin embargo, el diseño de personajes aunque certero, nos ofrece por momentos una idea muy distinta.

Una de las labores que tiene el Festival Internacional de Cine de Morelia es la de difundir el cine mexicano más allá de nuestras fronteras, por lo que ahora anuncia que del 1 al 13 de marzo de 2018 en el MoMA el ciclo de cine “El Indio: The Films of Emilio Fernández”, el cual llega a tan importante recinto por colaboración entre Daniela Michel, fundadora y directora general del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), el Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York, y el apoyo de la Cineteca Nacional, la Filmoteca de la UNAM y Fundación Televisa.

El programa está compuesto por trece películas dirigidas, escritas o estelarizadas por esta extraordinaria figura del cine mexicano, que datan de 1935 —cuando realizó su primer protagónico, en el filme “Janitzio” de Carlos Navarro—, hasta 1974 cuando participo en “Bring Me the Head of Alfredo García” de Sam Peckinpah—. La selección ofrece una mirada de casi cuatro décadas de su indiscutible importancia en la historia del cine nacional e internacional.

El cine indie siempre logra atrapar la atención de la crítica en todo el mundo, en la mayoría de las ocasiones es porque es la única más menos decente que se estrena en un rato, en otras por que indudablemente tiene algo que le hace sentirse honesta y dedicada a un público ávido de este tipo de productos, tal es el caso de “Lady Bird” de Greta Gerwig,

Christine "Lady Bird" McPherson cursa el último año de preparatoria, busca ser aceptada en una Universidad lejos de casa, aunque no tiene los medios para pagarle y está en una constante búsqueda de quien es dentro de su escuela y su familia. En el transcurso de ese año le vemos perder el piso, alejarse de sus amigos, y enfrentar a su madre, todo en el proceso de madurar intentando no perder su esencia.

Lady Bird

Christine McPherson, apodada como Lady Bird, es una joven adolescente que busca encontrar su propio camino y abandonar los suburbios de Sacramento (California), para conseguir una mejor vida en la costa Este, cerca de la cultura cosmopolita y las universidades de Ivy League. Christine tendrá que superar los problemas con su madre, las dificultades económicas que atraviesa la familia, y sus emociones que están a flor de piel, para poder comenzar una nueva etapa en la universidad.

Director: Greta Gerwig

Guión: Greta Gerwig

Una de las figuras femeninas importantes en México es Josefina Vicens, quien escribió novela, cine, teatro y crónica taurina, siendo hoy una de las figuras olvidadas dentro del México contemporáneo, por lo que actualmente se está promoviendo la realización de un documental sobre ella. Josefina Vicens era conocida por el apodo de “La Peque”, se dice a que este lo aquirió cuando tuvo su primer trabajo, a los catorce años, como taquígrafa mecanógrafa en Transportes México-Puebla; de ahí la apodaron “La Peque”, por ser la empleada más joven. Cuando comenzó a escribir en el periodismo firmaba sus primeros trabajos como “Diógenes García”; en la tauromaquia fue “Pepe Faroles”, y en la literatura, Josefina Vicens.

Thor, el legendario dios del Trueno, llega a su tercera cinta dentro del Universo Marvel con “Thor: Ragnarok”la cual marcó un cambio al estilo de las dos primeras cintas dedicadas a su persona, conquistando al público y a la taquilla mundial ($800 millones de dólares) desde su estreno en salas de cine. Y ahora es el momento de sumarle a la colección y tenerla en formato casero a partir del 09 de marzo del 2018.

La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Hidalgo A.C. es una ONG que nace con la intención de generar, promover y fomentar las actividades cinematográficas en el estado de Hidalgo. Buscan desarrollar plataformas para realizadores hidalguenses y vinculación con realizadores nacionales e internacionales que encuentran en Hidalgo el lugar ideal para sus producciones.

La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Hidalgo asume la cinematografía como arte, ciencia e industria, que genera empleos y bienestar en nuestra sociedad. A la par que cree en un Hidalgo sustentable y empoderado, un Hidalgo de cultura cinematográfica. Invitamos a las Instituciones Gubernamentales, en sus tres niveles, la industria privada, los medios de comunicación y la ciudadanía en general a unirse y ser parte de nuestras actividades.

Con el estreno del cierre de la trilogía de “Cincuenta Sombras de Grey”, llegamos al fin de la historia tanto cursi como perturbadora de la relación pseudo sado-masoquista entre Christian y Anastasia. Y aunque “Cincuenta sombras liberadas” sigue propiciando que una relación tóxica y posesiva sea algo a desear; la cinta es divertida, cursi hasta volverse diabético y un buen cierre para una historia que baso su éxito en venderse como transgresora, aunque en realidad es simplemente una historia de amor, con medios-desnudos y bastante conservadora en la visión de lo qué es una pareja.

La cinta empieza con la boda Christian Grey y Anastasia Steel, donde nos lleva a ver su perfecta vida de una joven pareja que puede pagarse cualquier lujo y además se la pasa teniendo sexo. Una vez establecido que los Grey son el ideal de pareja, vamos al punto central de la historia. Hyde, el exjefe de Anastasia, roba archivos de Christian y empieza el juego del gato y ratón entre los Grey y Hyde.

Amat Escalante, hijo del pintor Oscar Escalante, es uno de los cineastas autodidactas más interesantes del cine mexicano, quien tras iniciar con el cortometraje “Amarrados” en 2002 y participar en diversos festivales de cine, es elegido como asistente de Carlos Reygadas en la cinta “Batalla en el Cielo” (2005) y ese mismo año, realizar su Opera Prima, la desconcertante “Sangre” con la que obtuvo el FIPRECI en el Festival Internacional de Cine de Cannes. Amat en 2008 presentó “Bastardos” que seguía la misma línea de su primer cinta y luego en 2013 “Heli”, la cual marcaba una distancia de sus otras cintas en el terreno técnico. Y ahora llega “La Región Salvaje”.

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Why Dont You Play in Hell vamos a jugar al infiernoUno de los géneros más difíciles es la comedia porque no siempre lo que hace reír a uno puede hacer reír a muchos otros y también influye el propio ánimo del espectador. Así que para que una película de comedia funcione no sólo tiene que convencer al espectador sino tener el momento perfecto para que el espectador no se aleje de lo que ve en pantalla.

Vamos a jugar al infierno no es para todos, ni para todo momento. Sion Sono logra compilar referencias culturales cinematográficas en un sólo lugar. No hay referencias específicas, más allá a Bruce Lee. No es cuestión de ir escena por escena y ligarlas a otras películas. Lo que se ve en pantalla es una referencia general de películas de artes marciales, del cine japonés de samuráis combinado con el cine actual en el que vemos a los Yakuzas, así como las coreografías de peleas como las de Park Chan-Wook, la brutalidad de Takshi Miike y, aunque lo duden algunos, también se ve influenciado por Quentin Tarantino.

Sion Sono logra en Vamos a  jugar al infierno un juego de ficción en la ficción, de exageraciones y momentos completamente absurdos, todo ligado gracias a una historia simple y bastante cursi. Pero que hace que la película sea un placer si el espectador está dispuesto a entrar al juego que Sono propone en pantalla.

Vamos a jugar al infierno no busca una crítica al cine de acción japonés o de artes marciales, no es un tratado sobre el cine actual, es una película lúdica que busca entretener a través de un juego de metaficción y una historia tan simple y absurda que es un viaje para olvidar el mundo exterior por un rato y salir con una sonrisa para enfrentar la realidad del día a día.

El inicio de la película marca el tono de toda la cinta, hay que darle tiempo para entender que no hay seriedad en lo que se ve en pantalla, que todo es parte de un juego dentro del juego y que toma sentido hasta la escena final.

Vamos a jugar al infierno es absurda, completamente exagerada tanto en sus actuaciones como en las situaciones que plantea pero que dentro de este juego muestra un amor al cine y lo que se puede lograr en un mundo donde no hay límites, donde cada persona contiene litros interminables de sangre, pistolas con balas infinitas y personajes principales que a pesar de estar gravemente heridos terminan logrando su sueño.

e-max.it: your social media marketing partner