User Rating: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

CateBlanchettRooneyMaraCarolQuienes me conocen saben que evito ciertos actores, actrices, directores, que no provocan emoción en mí y que sólo me sirven para recordar cuanto detesto sus trabajos, tal es el caso de Cate Blanchett quien puede aburrirme al hastío con su rostro de palo que no me provoca nada, pero el saber esta vez compartiría créditos con Rooney Mara y sería dirigida por Todd Haynes en la cinta Carol, basada en una novela de Patricia Highsmith, me hizo verle, craso error… y el error no es Cate, quien da lo que esperaba de ella, sino el fatal trabajo del director que no logra hacer interesante la historia tiene entre manos, dedicándose a regodearse con su técnica, sus tomas impolutas, olvidando el contar la historia, alargándole hasta el hastío y languideciendo todo a su rededor.

Therese lleva una vida vacía, comprometida a casarse con alguien sólo por hacerlo, un día conoce en la tienda donde trabaja a una mujer que le impacta desde que la ve a lo lejos, Carol, mayor que ella y que está en proceso de divorcio. Ambas inician una amistad que les llevará a una escapada romántica que chocará con los prejuicios de la época, los Estados Unidos de la década de los 50s.

Todd Haynes siempre había sido un director interesante, su trayectoria nos ha brindado cintas como Velvet Goldmine (1998), Far from Heaven (2002) y I'm Not There (2007) y ahora regresa tras 8 años de ausencia de las pantallas de cine para brindarnos una película que sin duda es la más pretenciosa de su carrera, convirtiéndose en un sin sentido, en una tortura para el espectador, en un somnífero brutal. Y no es porque la historia cuente sea mala, vamos, una relación entre mujeres en los 50s tiene todos los elementos para ser un gran drama y la forma en que Highsmith la presenta era toda una declaración de principios a favor de los derechos individuales, pero Hayes apuesta por la nada, por el vacío.

Otro gran problema de la película es que Rooney Mara está en piloto automático, es un robot, esperando el momento le permitan darle vida a su personaje, lo que lamentablemente jamás ocurre, sirviendo su figura para que el director intente hacerle parecer un clon de Audrey Hepburn aunque sin la gracia de aquella. Blanchett está como en todas sus cintas, con la misma cara de aburrida, fastidiada de la vida y sin proyectar nada. Ni siquiera la aparición del eterno perdedor Kyle Chandler logra darle algo de emoción a lo que vemos.

La cinta ha generado polémica por la escena sexual entre sus protagonistas y lo cierto es que cuando esta ocurre ya no importa, lo único se desea es que acabe lo que vemos en pantalla, gran culpa la tiene que no hay nada de química, ni amistosa ni sexual, entre las dos actrices. El primer contacto físico entre ellas, el roce accidental de sus manos tiene le misma carga sexual que leer Corazón, Diario de un Niño de Edmundo de Amicis.

Como ya destaqué, su parte técnica es lo mejor de la cinta, aunque ver complicadas composiciones en pantalla no sirve de nada si no hay historia que le sustente, o mejor dicho, si no hay un director capaz de transmitirnos algo.

Estrenada como gala durante el Festival Internacional de Cine de Los Cabos 2015, Carol es una de las grandes decepciones del año. Evítele en lo posible.

Les dejamos por acá el tráiler.

Carol

Director: Todd Haynes

Guión: Phyllis Nagy

Basado en la novela The Price of Salt de Patricia Highsmith

Con: Cate Blanchett, Rooney Mara, Sarah Paulson, Kyle Chandler

Distribuidor: Corazón Films

Fecha de estreno: 20 noviembre 2015 (Estados Unidos)

País: Estados Unidos / Inglaterra 2015

Duración: 118 minutos

e-max.it: your social media marketing partner