User Rating: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

En el 2016 “Capitán America: Civil War” sorprendió a todos los fans del Universo Marvel al incluir en sus filas a El Hombre Araña durante una de las secuencias claves de la cinta, a partir de ese momento comenzó la especulación sobre lo que se podría hacer con el superhéroe dentro de este mundo cinematográfico, llegando la respuesta con “Spider-Man: De Regreso a Casa” (Spider-Man: Homecoming) con resultados irregulares tirando a decepcionantes.

Han pasado algunos meses desde que Peter Parker participará en una batalla al lado y contra Los Vengadores, gracias al traje que le ha regalado Tony Stark trata de mantener al vecindario libre de crímenes, pero cuando descubre que un grupo de maleantes está vendiendo armas modificadas con tecnología extraterrestre pronto se da cuenta de que hay cosas lo sobrepasan. Ahora, sin traje deberá hacer frente a los villanos que buscan crear caos y destrucción.

Spider-Man: De Regreso a Casa nunca llega a ser lo que se supone debería ser la película de uno de los personajes más populares de Marvel y las fallas vienen desde el director asignado al proyecto, Jon Watts quien demostrara primero con Clown (2014) y luego con Cop Car (2015) que no importaba lo llamativo de la trama o lo complejo del guión, él era capaz de echarle a perder al ser incapaz de dotar de personalidad lo que se mostraba en pantalla. Y ahora con su interpretación del arácnido lo confirma, es incapaz de hacer una cinta redonda o completamente divertida. Aunque eso sí, no es como se temía por los avances y lo filtrado la nueva cinta de Iron Man, aunque quizá si lo hubiera sido sería mejor que lo que vemos en pantalla.

El siguiente punto débil es el casting, iniciando con Tom Holland como Peter Parker quien jamás logra estar a la altura del personaje, se ve fuera de lugar, sin personalidad, sin brillo, pero como Spidey no se pone adelante, su interpretación también deja mucho que desear a pesar de ser capaz de hacer las marometas que el personaje realiza, eso a pesar del talento más que probado del joven actor. Si le sumamos el hermoso miscast que es Marisa Tomei como una sexy sensual tía May, las cosas no mejoran, aunque sean agradables a la vista.

Y ahora para seguir la moda de que se debe ser incluyente, el fanfarrón deportista de Flash, abandona todo lo que era en el comic para ser otro nerd sin tanta suerte y DJ que además tiene origen guatemalco, así podemos imaginar ya a donde ira el resto de actores. El interés amoroso de Peter es una chica de raza negra, su mejor amigo es un gordo en exceso (además de innecesario como personaje y, además, condenado a ser el chistoso todo momento), además todos son lindos y agradables, hasta la niña mala de la escuela cuyo nombre parece será una sorpresa, pero sólo queda en un medio guiño mal intencionado. Del lado de los villanos ninguno es capaz de ser lo mínimamente creíble, iniciando con un sobreactuado y muy mal dirigido Michael Keaton.

El nuevo Hombre Araña es todo lo que en su origen no era. Si el héroe del comic era un joven lleno de culpa por haber provocado de forma indirecta la muerte de su tío que fungía como su padre, en esta ocasión carece completamente de esa carga, con lo que ni siquiera tiene que usar su famoso mantra de “A grandes poderes, grandes responsabilidades”, ahora ni siquiera tiene que preocuparse por conseguir algún trabajo como fotógrafo para apoyar a su tía sino se da hasta el lujo de perder todo el tiempo su mochila y útiles escolares, sabiendo siempre que serán repuestos por ella y que además podrán cenar en algún restaurante de medio pelo sin problemas económicos. Y si bien le vemos creando su teleraña, carece por completo de sentido arácnido y, además, el traje que usa es en realidad una réplica con otra forma del usado por Iron Man, lleno de tecnología que incluso tiene a su Jarvis personal. Un niño con juguete millonario nuevo sin preocupaciones. Y claro, cuando pierde su juguete debe descubrir su alma interna, la cual en realidad es tan equivocada como bien intencionada. Y si bien muchos dirán que es el nuevo Hombre Araña para millennials, en realidad lo único realiza es destrozar lo que el personaje había creado a través de su historia en comics, televisión y cines. Quizá podría decir que es el peor Peter/Spider de la historia, si no fuera por aquel que sale en la cinta “Spider-Man: The Dragon's Challenge” (Satlof 1981).

Las secuencias de acción son todo menos atractivas y emocionantes, ya sea por el abuso de CGI o porque jamás tenemos una pelea puño a puño, hay más acción en su presentación en la cinta de El Capitán América que en toda su película de solista. Y para aquellos que detestaron el traje de El Duende Verde en las cintas de Raimi, créanme que dirán es una cosa excepcional comparado al que usa en esta ocasión El Buitre, ya no digamos a la forma luce Shocker. Dos grandes villanos desperdiciados.

Y regresando un poco al pretexto de que es así porque es para un público millennial, lo cierto es que suena a excusa, y barata, para tratar de apuntalar una película cuyo mérito recae en la expectativa que había creado, aunque su burbuja reviente como pompa de jabón. Como cinta de superhéroes está a la altura de lo peor de lo hecho por los rivales de DC Comics; como cinta de camino a la maduración se queda a medio camino; como cinta de El Hombre Araña se llega a quedar debajo de la fallidísima tercera parte de las hechas por Sam Raimi; como cinta de acción nos la queda a deber completamente; como cinta de comedia se siente forzada… Esperemos que compongan el camino y que la ya anunciada continuación cuente con un mejor director que sepa guiar de forma correcta a su elenco y a su equipo técnico para darnos la película de Spidey que nos merecemos todos los fans.

Spider-Man: De Regreso a Casa (Spider-Man: Homecoming)

Director: Jon Watts

Guión: Jonathan Goldstein / John Francis Daley / Jon Watts / Christopher Ford / Chris McKenna / Erik Sommers

Basado en el personaje creado por Stan Lee / Steve Ditko

Con: Tom Holland, Michael Keaton, Jon Favreau, Zendaya, Donald Glover, Tyne Daly, Marisa Tomei, Robert Downey Jr., Tony Revolori

Distribuidor: Sony Pictures

Fecha de estreno: 06 julio 2017 (México) 07 julio 2017 (Estados Unidos)

País: Estados Unidos 2017

Duración: 133 minutos

e-max.it: your social media marketing partner